Se estrena la ilusión
Deporte

Se estrena la ilusión

01 de Sep de 2016

Fernando Muñoz

 

(Caracas, 01 de septiembre de 2016).- Dos años antes de ser sub campeón de América con el Deportivo Cali, Rafael Dudamel vivió en el estadio Metropolitano de Barranquilla una de esas noches que se consideran como consagratorias guardando el arco de la selección nacional.

El meta, quien venía de ser el capitán del combinado nacional durante todo ese ciclo en camino a Francia 98, era el encargado de resguardar el pórtico nacional en aquella noche del 10 de septiembre de 1997, cuando Colombia, encabezada por Carlos Valderrama dando sus últimas funciones como hombre orquesta del cuadro cafetero y con Hernán Darío Gómez en el banquillo, venció 1-0 a la Vinotinto en el coso de la ciudad arenosa.

El arquero yaracuyano estaba llamado a ser el artífice de que aquella jornada no terminase en una escandalosa goleada a favor de los amarillos. Su conocimiento del fútbol colombiano (ya había jugando en Atlético Huila e Independiente Santa Fe) le hacían vivir aquel duelo con particular intensidad.

Dudamel, de hecho, como arquero de la selección no pudo ganarle a Colombia. No al menos con él bajo los tres palos. Pero ese es un precedente que pretende cambiar esta tarde, precisamente en Barranquilla, donde se erigió como figura hace casi 20 años, ya con el rol de estratega nacional asimilado, y con el buen espíritu que logró inyectarle a la Vinotinto desde la Copa América Centenario en Estados Unidos.

"Vamos a un nuevo comienzo", explicó el estratega hace un par de semanas, justo en medio de la gira por Europa antes de iniciar la doble fecha de eliminatorias donde además de enfrentarse contra la oncena cafetera jugarán contra Argentina en Mérida el próximo martes desde las 7:00 pm.

"Para nosotros el reinicio del ciclo eliminatorio trae consigo la responsabilidad de competir como lo hicimos en la Copa América de Estados Unidos. Además, estamos ante la posibilidad de que se retome la ilusión de tener una selección competitiva, que pueda pelear en el concierto internacional, y que ya demostró en la Copa de lo que puede ser capaz", precisó el yaracuyano antes de la doble fecha eliminatoria.

"Esto es un gran desafío, el reto es enorme, pero con este grupo de jugadores lucharemos hasta lo último por ese boleto a Rusia", añadió Dudamel. "No descansaremos porque sabemos que la recompensa puede ser enorme. Una recompensa mundial", contó.

Repetición. En Colombia se mira a Dudamel con respeto. Así lo aseguró Pablo Romero, periodista de El Tiempo, de Bogotá. "Aún queda el recuerdo de su gran pasantía por Colombia, y de su gran campaña con Deportivo Cali. Fue una figura importante acá", expuso.

Esta admiración además va aderezada con la capacidad que demostró en la Copa Centenario como estratega, donde le dio un vuelco a la imagen de Venezuela. Es por esto que se espera que el once de hoy de la Vinotinto sea el mismo de aquel torneo, salvo la diferencia del sustituto de Alejandro Guerra, lesionado, que finalmente recaerá sobre Juan Pablo Añor.

Además, hay que considerar que el partido será físico y de mucho roce, por lo que hay que tener especial atención en que todo el sistema defensivo venezolano (Rosales, Vizcarrondo, Ángel, Fletscher , Rincón y Figuera) tienen acumuladas tarjetas amarillas, por lo que una sanción esta tarde en suelo barranquillero implicará que cualquiera de ellos juegue contra Argentina.

En Colombia se aferran a Carlos Bacca y su gran momento en Italia, al talento de James Rodríguez y a la dinámica de un equipo joven y vigoroso que reverdeció en Estados Unidos. Eso sí, no se confían. Venezuela es un partido aparte, es un clásico, es especial, y para Dudamel, es la oportunidad de estrenarse en una eliminatoria suramericana ganando, en un lugar que le trae gratos recuerdos.

 

Con Información de El Nacional

¿Qué opinas?

Loading...

Clasificados

Ultimos articulos del autor

Noticias relacionadas

Lo más visto