¿Sabes qué problemas puede provocar en nuestra salud la contaminación acústica?

¿Sabes qué problemas puede provocar en nuestra salud la contaminación acústica?

Se habla mucho de la contaminación ambientalde partículas, de CO2, pero poco o nada del peligro que supone para la salud la contaminación acústica.

Los especialistas en audicion de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello colocan los 65 decibelios (una televisión puesta a un volumen normal) como un volumen saludable.

Pero si el ruido supera los 85 dB, ya comienzan los riesgos para nuestra audición.

Y perder el oído no es la única consecuencia que el exceso de ruido tiene para la salud.

  • partos prematuros

  • Ingresos hospitalarios urgentes

  • enfermedades mentales

  • muertes prematuras

Son otros efectos perjudiciales del ruido, según explican desde la Sociedad Española de Epidemiología (SEE).

Las cifras de la contaminacion acustica

Pero hay más. De acuerdo con la Agencia Europea de Medio Ambiente:

  • La exposición a largo plazo al ruido ambiental provoca 12.000 muertes prematuras

  • Contribuye a 48.000 nuevos casos de cardiopatía isquémica cada año en Europa.

  • Se estima que 22 millones de personas sufren grandes molestias crónicas

  • Contribuye a que 6,5 millones de personas sufran alteraciones graves del sueño.

Asimismo, calcule que una de cada 5 personas está expuesta a niveles de ruido perjudiciales para la salud en Europa.

En España, 1.000 personas fallecidas y 4.000 son hospitalizadas cada año por causas atribuibles al ruido.

¿Por qué el ruido provoca estos efectos?

Los expertos en epidemiología de la SEE explican que el ruido actúa sobre el eje Hipotalámico Pituitario Adrenal, el encargado de controlar el vertido en sangre de hormonas como la adrenalina, la noradrenalina, el cortisol, la glucosa o la serotonina, entre otros.

Y cuando este torrente de sustancias no está debidamente regulado el estrés aumenta. Por eso, recuerden estos especialistas, el exceso de ruido es “un estresor de primer orden”, que produce estrés oxidativo e inflamación celular sistémica.

Además de los problemas auditivos, el ruido es responsable de muchos trastornos del sueño y trastornos metabólicos en adultos, y afecta al desarrollo cognitivo de los menores.

La contaminación acústica ocurre en los ingresos hospitalarios urgentes a corto plazo por enfermedades neurodegenerativas como Parkinson, demencia o esclerosis múltiple. También en depresión, ansiedad y suicidios.

El tráfico es el principal origen del ruido.


El trafico es el principal origen del ruido

El problema del ruido se registra por encima de las grandes ciudades. En estos enclaves, el 80% del ruido proviene del tráfico rodado. De hecho, según la AEMA, en la mayor parte de los países europeos más del 50% de los habitantes de las zonas urbanas están expuestos a niveles de ruido de tráfico rodado de 55 decibelios o más.

Según datos publicados (Artículo en Environmental Research de 2023) el ruido del tráfico estaría detrás de 6.000 ingresos hospitalarios urgentes al año en la Comunidad de Madrid. Así, un 5,5% de los ingresos urgentes a corto plazo por enfermedades relacionadas con la salud mental están vinculados al ruido.

Los epidemiólogos subrayan que esta alta exposición al ruido de los coches está relacionada con un aumento de los partos prematuros y el bajo peso al nacer, así como con mortalidad por infarto de miocardioenfermedad isquémica del corazón y accidentes cerebrovasculares.

Por todo ello, la SEE insiste en que es urgente abordar el ruido del transporte por carretera para minimizar su impacto en la salud de la población que vive en las grandes ciudades.

Un impacto sobre la salud similar a la contaminación atmosférica

Desde la SEE advierten de que el ruido tiene un impacto en la salud muy similar a la contaminación química química. De hecho, ambas formas de contaminación están íntimamente relacionadas. Así, disminuya 1dB de ruido equivalente a bajar 10 micg/m3 de PM2.5, unas de las partículas más contaminantes del aire en la actualidad.

Dada la gravedad de este problema, la SEE hace un llamamiento para tomar medidas que contribuyen a disminuir el impacto de la contaminación acústica como:

  • Limitar el tráfico en las ciudades.

  • Uso de pavimentos no ruidosos.

  • Alejar el tráfico de hospitales, centros de enseñanza y residencias de ancianos.

  • Además, es partidaria de potenciar el uso del transporte público sacando los coches de las ciudades, ya que el número de vehículos se relaciona directamente con los ingresos hospitalarios urgentes.

Fuente

¿Te gustó el artículo? Compartelo

Publicaciones Relacionadas

Uñas sanas y fuertes en verano

¿Quieres unas uñas perfectas en verano? Recuerda que en esta época pueden volverse más frágiles debido a la exposición al solla arena y el agua