8 cosas que deberías tener en cuenta antes de tomar antidepresivos

8 cosas que deberías tener en cuenta antes de tomar antidepresivos

La toma de antidepresivos es un tratamiento en el que el paciente debe seguir estrictamente las pautas marcadas por el especialista. Cualquier desajuste en la cantidad o en la separación de las dosis propiciará la aparición de sintomatología adversa o de otros problemas de salud. No obstante, aunque sigas el tratamiento a rajatabla, los efectos secundarios pueden aparecer igualmente, porque ni el antidepresivo perfecto existe ni siempre te harán falta los mismos.

Los antidepresivos bloquean la reabsorción de la serotonina y la norepinefrina que influyen en los estados de ánimo y aumentan, por tanto, los niveles de estos neurotransmisores en el cerebro. Esto provoca que el paciente se mantenga emocionalmente más estable y sea menos reactivo ante situaciones de estrés o ansiedad.

Consecuencias de los antidepresivos

Los antidepresivos pueden causar efectos secundarios que, aunque no sean peligrosos, pueden resultar desagradables durante las primeras semanas. Los síntomas como la fatiga, el insomnio o las náuseas tienden a desaparecer una vez superado el período de adaptación al medicamento. Ante la persistencia de cualquiera de estos problemas, debe consultar con su médico o psiquiatra para determinar la eficacia del antidepresivo y, bien reajustar la dosis, o bien cambiarlo por otro que se adapte a sus necesidades.

Debes tener en cuenta antes de someterte a un tratamiento con antidepresivos:

Cómo minimizar los efectos secundarios

1

Las náuseas aparecen inmediatamente al comienzo del tratamiento, pero desaparecen en cuanto el cuerpo se acostumbra al medicamento. Hacer las tomas a la hora de las comidas y beber muchos líquidos te ayudará a evitarlas.

2

Aumentar de peso es bastante común cuando se comienza a tomar antidepresivos. La falta de actividad física o la recuperación del apetito al aliviarse los síntomas de la depresión influyen en este factor. Es importante que el paciente trate de mantener una actividad física regular y lleve una dieta nutritiva y equilibrada, rica en fibra y vitaminas. Ello evitará también el estreñimiento, otro de los síntomas que puede ocasionar la toma de antidepresivos.

3

Los trastornos en el descanso pueden manifestarse de formas opuestas. Por un lado, si tiene somnolencia o fatiga, se recomienda echar la siesta, no conducir y tomarse el antidepresivo antes de dormir. Si, en cambio, padeces insomnio, toma el antidepresivo por la mañana, evita la cafeína y haz ejercicio varias horas antes de acostarse.

4

No debe consumir ni alcohol ni tabaco. Estas sustancias favorecen los mareos y el aumento de la secuencia de la boca, también consecuencias de los antidepresivos. Ante ello es crucial mantener la higiene dental para impedir que aparezcan caries.

5

Los antidepresivos pueden provocar disfunción eréctil y acarrear consecuencias en tu vida sexual. Trata de comunicarlo a tu pareja y programad la actividad sexual antes de las tomas para mantener la libido. Es posible que tengáis que reajustar vuestras rutinas sexuales y que requieran de mayor estimulación.

6

No tomes ningún medicamento nuevo sin consultar antes con tu médico o psiquiatra. Puede que los medicamentos comunes, incluso la aspirina, sean incompatibles con el antidepresivo que estás tomando. Debes trasladarle al profesional si tienes otra afección de salud, como diabetes o cardiopatías, y los tratamientos que siguen de forma regular para minimizar los efectos adversos.

7

Los antidepresivos pueden resultar excesivamente estimulantes. En ese caso, no reduzcas la dosis hasta que lo paute tu psiquiatra o te recete un relajante con el que combinarlo. Practicar cualquier ejercicio como el aerobic, la bicicleta o el yoga te ayudará a hacer respiraciones profundas para relajarte.

8

El liberarse de los síntomas de la ansiedad y la depresión no quiere decir que debas dejar los antidepresivos. Los tratamientos con este tipo de fármacos suelen tener una duración mínima de entre 6 y 9 meses para reducir el riesgo de recaídas. Dejar de tomar la medicación de arrepentirse provocará que reaparezca la depresión y sus síntomas de forma grave y sufrimientos una especie de síndrome de abstinencia. No significa que seas adicto, sino que necesitas una reducción gradual de las dosis o un cambio progresivo hacia otro antidepresivo. Por eso será el médico quien decida cuándo es el momento de dejar las tomas.

Ante cualquier otra incidencia durante el tratamiento, recuerde consultar con el psiquiatra antes de hacer cualquier cambio en las dosis.

Lee también



Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Publicaciones Relacionadas

La intimidad no debería doler

El coito no debe doler. Siempre me sorprende la cantidad de pacientes míos que han sufrido algún tipo de dolor durante años durante las relaciones