Adiós a las mascarillas en el transporte público desde febrero: ¿qué dicen los epidemiólogos?

Adiós a las mascarillas en el transporte público desde febrero: ¿qué dicen los epidemiólogos?

La ministra de Sanidad, Carolina Dariasha anunciado que el próximo 7 de febrero el Consejo de Ministros aprobará el fin de la obligatoriedad de las mascarillas en el transporte público. Eso sí, los cubrebocas seguirán siendo obligatorios en los centros sanitarios y sociosanitarios.

Después de casi tres años con la obligatoriedad en el transporte público, que entró en vigor en mayo de 2020, diremos adiós a una de las últimas medidas para luchar contra la pandemia de la COVID-19.

Situación de la COVID-19 en España

Según los últimos datos, la incidencia en mayores de 60 años se mantiene en niveles previos a la Navidad. Con 124,52 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

En los últimos siete días han fallecido en nuestro país 104 personas con prueba diagnóstica positiva. Respecto a la tasa de ocupacion de camas hospitalariasse sitúa en el 2,79 por ciento y en las UCI en el 2,52 por ciento.

Canarias es el territorio con la tasa de contagios más alta, con 303 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que se encuentra en riesgo bajo. El resto de las comunidades autónomas se encuentran con una incidencia acumulada por debajo de los 250 casos.

En las residencias de mayores se han contabilizado 14 fallecidos y 923 contagios. Respecto a la vacuna, el ritmo se ha ralentizado y avanza muy lentamente. La inmunización de los niños entre 5 y 11 años, que comenzó el año pasado por estas fechas, no llega ni al 50% de cobertura.

quique bassatepidemiólogo e investigador ICREA en el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), explica a este medio que retirar las mascarillas en el transporte público es “prematuro”, pero “entiendo que no se está siguiendo bien la normativa, porque aunque se sigue requiriendo su uso, si te paseas por cualquier servicio público, más de la mitad de las personas no las está llevando”.

Por eso, “entre tener una regla que no la sigue nadie o liberarnos de la última medida de prevención”, el especialista considera que “puede tener sentido que se retiren los cubrebocas ahora, después de las fiestas navideñas y del pico de virus respiratorio sincitial que se ha producido en los hospitales”.

La variante Kraken, en el punto de mira

Aunque el fin de las mascarillas en el transporte público podría ser inminente, el epidemiólogo apunta a que “esperaría” a ver cómo se comporta la variante Kraken en nuestro país, que es “más infectado que las previas, que ya ha llegado a España y que previsiblemente será el dominante en los próximos días”.

El sublinaje de la variante ómicron, que ha despertado la preocupación de los expertos, podría dañar el adiós a los cubrebocas en estos espacios públicos.

El doctor Bassat apostó por “evaluar primero cómo se instala entre nosotros” antes de “tomar esta decisión”. No obstante, “estando la población general bien protegida y vacunada tampoco me preocupa demasiado si se retira ya”.

Kraken fue detectada por primera vez en los estados norteamericanos de Nueva York y Connecticut y, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos están aumentando en Europa y en Estados Unidos y ya se han identificado en 25 países. Sería la variante «más transmisible hasta la fecha», pero no por ello más peligroso.

Aún es pronto para conocer su gravedad. Las nuevas oleadas de infección que podrían ocurrir en todo el mundo no tendrían por qué traducirse en nuevas oleadas de fallecidos.

Ante la retirada de las mascarillas en el transporte público, y metidos de llenos en el invierno con los virus respiratorios circulando, sí podría ser recomendable que las personas vulnerables siguieran utilizándolas, aunque reconoce el especialista que “para que servir tiene que llevarla todo el mundo ”.

Los casos de queja saturan las urgencias

El 2023 ha comenzado como lo despedimos: con una ‘tripledemia’ de enfermedades respiratorias (gripe, virus respiratorio sincitial y COVID-19). Sin embargo, el virus más prevalente es la queja, con una incidencia alta en el grupo de edad de mayores de 79 años.

Una situación que ha provocado que las urgencias de muchos hospitales españoles estén saturadas.

Según el Observatorio de Tendencias de Cofares, entre el 1 de noviembre y el 12 de enero, la demanda de antigripales y anticatarrales en las farmacias ha solicitado un 35% con respecto a los mismos meses del año anterior.

Y se debería principalmente a la “deuda inmunitaria” por el uso continuado de mascarillas y una protección reforzada por el SARS-CoV-2, que produce que “el sistema se ve debilitado y con ello se produce un repunte de infecciones respiratorias”.

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Publicaciones Relacionadas

Cómo cuidarla según la edad

Según la edad que se tenga, los hombres pueden presentar ciertos problemas relacionados con sus sistemas urinarios y reproductores, por lo tanto, los chequeos y