Las combatientes – Serie – 2022 | Actores | premios

Las combatientes – Serie – 2022 | Actores | premios

La guerra no tiene rostro de mujer

La guerra no tiene rostro de mujer

La Francia de la Primera Guerra Mundial. En 1914, el ejército galo trata de impedir el avance de los alemanes. En este marco histórico, seguimos las andanzas de cuatro mujeres. Como el marido de Caroline ha tenido que partir a la guerra, ella se queda con su suegra y su hijita dirigiendo la fábrica familiar de vehículos, aunque con obstáculos como el del cuñado que quiere llevar el negocio y evitar ser llamado a filas. Agnès es monja desde hace años, y ayuda en el hospital que cuida a los heridos de guerra, pero se enamora de uno de ellos, que además resulta ser alemán. La enfermera Suzanne intentó llegar a Suiza ayudada por Jeanne, una contrabandista, huye de la justicia aborto que la acusa de asesinato por la muerte de una mujer mientras practicaba un clandestino; finalmente Marguerite es una prostituta, que antaño ejerció la profesión con Caroline, y que se ha acercado al frente donde está su joven hijo, que no sabe de su existencia.

Ambiciosa serie francobelga de amplio lienzo, creada por Cécile Lornecuya prioridad es poner en valor el papel jugado por las mujeres en la Gran Guerra, como no combatir con armas en un ejército regular es casi siempre ignorado, con la excepción del reconocimiento a las enfermeras, del que dio ejemplo Ernest Hemingway con “Adiós a las armas”, novela varias veces llevada al cine.

Le pierde su innegable aire de culebrón, con un feminismo algo obvio, en que en un cortísimo espacio de tiempo cabe incluir la crítica al sinsentido de la guerra, junto a muchos clichés y simplifaciones acerca de la prostitución, el lesbianismo, la maternidad frustrada, el abuso de sacerdotes a pobres monjas, las hermanas reprimidas y flagelándose, la mirada negativa a la religión, la cobardía del que se autolesiona para evitar ir al frente, el sabotaje de una empresa familiar por ambición personal, la explotación sexual, el espionaje, el aborto clandestino… y sí, bueno, también hay espacio para alguna que otra refriega bélica, y para las urgencias hospitalarias, donde al bueno del cirujano le viene de perlas la ayuda de Suzanne. Hay un gran uso de producción, y un reparto eficaz, pero el resultado tiene decididamente aire de falsete, de abarcar mucho y apretar poco.

Source link

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas