cómo saber si lo sufris y 5 consejos para poder descansar

cómo saber si lo sufris y 5 consejos para poder descansar

Es el período del año más esperado. Dejar a un lado las obligaciones, que no suene el despertador en ningún horario, viajar si se tiene la posibilidad o simplemente dedicarse al ocio en donde quiera que uno esté. Sin embargo, entregarse de lleno al descanso no parece ser una posibilidad real para todas las personas.

Si bien pareciera sencillo desde lo formal dividir el tiempo del año entre el laboral y las vacaciones, lo cierto es que en términos mentales esto no siempre sucede. Es el caso de las personas que de distintas maneras y por diferentes motivos no lograron desconectarse de su rutina habitual, ya las que de hecho las vacaciones pueden estresar.

En ese sentido, cada vez se populariza más un término en inglés que etiqueta al problema: relajando el estrés, que se podría traducir como la ansiedad que genera la búsqueda del descanso y la relajación. Toda una paradoja.

Y pese a que es cierto que los rasgos individuales operan, no puede desconocerse que el contexto puede ayudar o no. Y si se atienden los datos a nivel local, estaríamos en un escenario poco favorable para los trabajadores.

Como publicó Clarín recientemente, yoos argentinos son los más “quemados” de la regióndado que el 86% dice experimentar burnout según un estudio regional realizado por Bumeran del que participaron casi 5000 personas.

Ahora bien, ¿puede contrarrestarse esta situación? ¿Cómo ponerse en “modo vacaciones” para poder desconectarse? ¿Qué trabas le impiden a muchas personas disfrutar del tiempo libre? What consecuencias puede traer?

Las personas con estrés vacacional tienen dificultad para adaptarse al cambio.  Foto Shutterstock.


Las personas con estrés vacacional tienen dificultad para adaptarse al cambio. Foto Shutterstock.

Qué es el estrés vacacional

«El síndrome de estrés vacacional es un trastorno provocado por la dificultad de adaptación a las vacaciones. Hay una dificultad para adaptarse al cambio. El no poder desconectarse de la actividad laboral, sentir que se tiene la obligación de disfrutar y relajarse, convivir más tiempo con la pareja y los hijos cambiando de rutina”, ejemplifica Alexis Alderete, psicólogo especialista en Trastornos de Ansiedad y Entrenamiento en Habilidades.

A su vez, explica que los síntomas suele ser la aparicion de ansiedadirritabilidad, insomnio y dolores de cabeza, “acompañados de un sentimiento de insatisfacción y tristeza constante”.

El estrés vacacional afecta a personas para las que el trabajo es prioridad absoluta.  Foto Shutterstock.


El estrés vacacional afecta a personas para las que el trabajo es prioridad absoluta. Foto Shutterstock.

Existen tantas maneras de “no descansar” como personas hay en este mundo: tanto quienes se ponen el despertador para “aprovechar el día” en un destino turístico y no dejan de agendar planes compulsivamente, como quienes en el período vacacional pretenden terminar con prácticamente todos los asuntos pendientes del año (sea ordenar toda la casa o liquidar los chequeos médicos anuales).

En definitiva, si bien cambian las modalidades, el denominador común parece ser el mismo: reproducir la logica de la productividad en un tiempo en el que deberíamos estar haciendo todo lo contrario. Y no como un imperativo, sino como una necesidad, porque tanto el cuerpo como la mente demandan en algún momento “bajar un cambio” y trabajar a otro ritmo.

«Cuando mantenemos la lógica de las obligaciones cotidianas aún en las vacaciones y no logramos bajar el ritmo de actividades en el cerebro, los períodos de estrés elevado prolongado en el tiempo pueden generar sentimientos de tristeza, desmotivación, insatisfacción, e irritabilidad, nos enfadamos por cualquier cosa oa la mínima que alguien nos hace un comentario aparecen emociones de ira», dice Alderete.

Esto tiene un correlato a nivel fisiológico: «Mientras se trabaja a un ritmo acelerado, los niveles de cortisol y adrenalina (las dos hormonas relacionadas con el estrés) son elevados. La adrenalina hace que el sistema inmunológico esté más fuerte y el cortisol actúa como antiinflamatorio, para que podamos aguantar largas jornadas».

Una de las consecuencias es que el período vacacional es vivido con preocupación, cansancio e irritabilidad.  Foto Shutterstock.


Una de las consecuencias es que el período vacacional es vivido con preocupación, cansancio e irritabilidad. Foto Shutterstock.

Causas de la hiperconectividad: la exigencia del trabajo

¿Por qué muchas personas no pueden desconectarse de sus obligaciones laborales en vacaciones, y siguen pendientes de lo que ocurre en su trabajo?

Como se dijo más arriba, no es un dato menor el nivel de estrés que se maneja en los empleos, que suele ocasionar que los pendientes terminen resolviéndose fuera de horario.

“Cuando una empresa expone de manera continua a sus colaboradores a una carga excesiva de trabajo, cuando tienen poca autonomía, cuando no son escuchados o cuando hay una ausencia de apoyo del entorno; todas estas situaciones pueden generar que los equipos de trabajo se lleven siempre trabajo a casano logrando terminar sus tareas en el horario laboral”, manifiesta el estudio realizado por Bumeran, la empresa de clasificados laborales online.

Allí también se detalla que casi 9 de cada 10 encuestados en Argentina manifiestan sintomas de agotamientola cifra más alta obtenida en la región.

Para preparar, recomendamos realizar un detox digital.  Foto Shutterstock.


Para preparar, recomendamos realizar un detox digital. Foto Shutterstock.

Caracteristicas de personalidad

En tanto, desde el plano individual también operan algunas cuestiones a nivel subjetivo, como el sentimiento de omnipotencia: «Las personas tienen la firme creencia de que en su trabajo hijo imprescindibles y que nadie va a poder realizar sus tareas mejor que ellos”, sostiene Alderete.

«Por ende -prosigue-, les dificulta poder desconectarse de su trabajo incluso en las vacaciones. Además, puede aparecer el miedo a que si no estoy todo el tiempo disponible para mi empresa aparece la posibilidad de que me reemplacen y pierda mi trabajo. Lo que hace que se once los niveles de ansiedad.»

Ahora bien, ¿quiénes suelen ser los candidatos a sufrir este tipo de estrés? “Este tipo de problemas son más comunes en personas hiperexigentes. El estrés vacacional afecta a personas para las que el trabajo lo es todo y en su día a día tienen poco o nulo tiempo de ocio, así como tampoco tienen tiempo para su familia e hijos”, sostiene el psicólogo.

Lo que ocurre entonces en el período de ocio roza el desconcierto: «De repente, cuando se encuentran de vacaciones, no saben qué hacer frente a todo ese tiempo libre, no saben cómo relajarse y disfrutar de él. Al momento de quedarse sin su rutina de hábitos laborales y profesionales, la persona se desestabiliza»

El burnout laboral brinda un contexto poco propicio para disfrutar del descanso.  Foto Shutterstock.


El burnout laboral brinda un contexto poco propicio para disfrutar del descanso. Foto Shutterstock.

5 consejos prácticos

¿Qué puede hacer una persona que no logra relajarse en vacaciones por no poder dejar de pensar en el trabajo?

  • Desintoxicación digital. “Lo aconsejable es hacer una desintoxicación de la tecnología los primeros días de vacaciones. Avisar en la empresa que no le envíen correos ni mensajes a su celular, ya que van a disfrutar del descanso”, sugiere Alderete.
  • Terminar con los pendientes. El psicólogo dice que previo al período vacacional lo ideal es terminar con tantas tareas pendientes como se pueda. “De lo contrario las posibilidades de recibir llamadas inesperadas aumentan”, advierte.
  • Bajar el ritmo. “Dejar de lado los horarios en los cuales se movía durante el día a día laboral, permitirse despertar más tarde de lo habitual, estar más tiempo en familia. Hay que planificar las vacaciones de una manera flexible y siempre pensando en lo que le gusta hacer a la persona y su entorno.”
  • Hacer actividad. La práctica de ejercicio genera la liberación de endorfinas (hormona de la felicidad).
  • Dormir más, pero no tanto. “No pasarse las vacaciones durmiendo. Hay que dormir lo necesario y aprovechar el día para disfrutar”, recomienda el terapeuta.

Para cerrar, Alderete recuerda que las vacaciones son una parte fundamental del año laboral que ninguna persona debería saltarse.

“Favorecen una desconexión de las obligaciones diarias y propician un mejor rendimiento a la vuelta. El hecho que sintamos bienestar ayuda a prevenir enfermedades psicológicas, del sistema nervioso y también del sistema muscular provocado por las tensiones cotidianas”, concluye.

***

¿Necesitas bajar un cambio?

En estas notas podés encontrar consejos para lograrlo:

➪El estrés no te da estado: 10 consejos anti-burnout para frenar y recuperar el bienestar

➪Para dormir mejor: cómo aplicar la técnica de «dejar pasar» y una meditación guiada paso a paso

Un ejercicio para bajar la autocrítica y tratarte más amablemente

Los tres minutos de atencion plena que te pueden cambiar el dia

***

➪ ¿Tenés alguna duda sobre salud y bienestar que te gustaría que abordemos en notas de la sección? Entra al Centro de Ayuda de Clarín haciendo haga clic en acáingresa a Mensaje a la redaccion y luego a Preguntas a Buena Vida. Escribinos tu consulta y envia. ¡Lista

Mirá también

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas