GUSANO PULMONAR DE LA RATA

GUSANO PULMONAR DE LA RATA

El gusano pulmonar de la rata, Angiostrongylus cantonensishace referencia a la ciudad china de Cantón, al noroeste de Hong Kong y con una población de 15,31 millones de habitantes, es un parásito que causa la meningitis eosinofílica en el sureste de Asia y en la cuenca del Pacífico.

Fue detectado por primera vez en 1935 por el parasitólogo chino Hsin-Tao Chen en pacientes con pacientes meningitis eosinofílicauna inflamación de la membrana que recupera el cerebro y que tiene origen infeccioso.

Y aunque esta enfermedad fue analizada por primera vez hace casi 100 años, está de actualidad tras ser descubierta por primera vez en Europa Occidental. En concreto, en la ciudad de Valencia.

El trabajo, que se ha publicado en la revista Enfermedades infecciosas emergentesha sido realizado por el grupo de Parásitos y Salud de la Universidad de Valencia y dirigido por la catedrática María Teresa Galán.

De los 90 ejemplares de ratas que se han estudiado, se ha detectado en el 9% de ellos.

“Hasta la fecha, el nematodo había sido detectado solo a nivel insular en Europa (en ratas de Tenerife y en erizos de Mallorca). Tanto la globalización como el cambio climático están favoreciendo la expansión de este parásito zoonótico de origen asiático”, explica la autora principal de la investigación.

El gusano pulmonar de la rata se ha identificado en ratas de alcantarilla, cuyo nombre cientifico es Rattus norvegicus, una de las especies más conocidas y comunes y que representa una plaga en algunas zonas. Y también en rata negra (rattus rattus), un roedor miomorfo, originario de Asia tropical, que está presente en todo el mundo.

Gusano pulmonar de la rata: ¿cómo se contrae?

El parásito está en las arterias pulmonares de las ratas. Sin embargo, las larvas pueden llegar hasta caracoles y babosas, que son la principal fuente de contagio.

La transmisión se produce con la ingesta de estos moluscos (crudos o poco cocinados) o por el consumo de verdura cruda (lechuga y col) y contaminada por la baba de caracoles y babosas operadas.

Pero no son la única vía de contagio. Los animales también pueden consumir estos moluscos terminados y, a su vez, ser los portadores de esta infección y transmitirla a los seres humanos.

Son, por ejemplo, crustáceos como los camarones de agua dulce o los cangrejos de tierra. Siempre que se consumen poco cocinados.

Así, la única forma de prevención es evitar comer caracoles crudos o poco cocidos, babosas, camarones de agua dulce o cangrejos de tierra. Especialmente, en aquellas zonas donde la Angiostrongylus cantonensis es endémica: sureste de Asia y regiones del Pacífico.

¿Cuáles son los síntomas?

El gusano pulmonar de la rata puede causar meningitis eosinofílica, que es la inflamación del líquido y las meninges (membranas) que rodean el cerebro y la médula espinal. esta inflacion Presentando síntomas con frecuencia como dolor de cabeza, fiebre y rigidez del cuello.

Otro de los signos pueden ser:

  • Confusión o dificultad para concentrarse.

  • Convulsiones.

  • Falta de apetito.

  • Erupción cutánea.

  • Somnolencia.

Tratamiento de la meningitis eosinofílica

No hay un tratamiento específico para la meningitis eosinofílica, aunque se utilizan corticosteroides, fármacos indicados para reducir la inflamación causada por este parásito. También se realiza extraccion de liquido cefalorraquideo.

Es una enfermedad potencialmente mortal, ya que el riesgo de sufrir convulsiones y daños neurológicos pueden llegar a ser permanentes. En el peor de los casos, puede llegar a la muerte. No obstante, con tratamiento, hasta los pacientes con peores pronósticos pueden tener una buena recuperación.

Si se desconoce el origen de la meningitis, se puede administrar antivirales y antibióticos.

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas