seis imperdibles de salta para las vacaciones

seis imperdibles de salta para las vacaciones

No por nada le dicen»la linda«a la provincia de salta: sus pueblos y ciudades entre valles o colgados de las montañas, su cultura ancestral, su folclore, su gastronomía típica y paisajes espectaculares de montañas coloridas, valles y quebradas, hacen de todo recorrido por la provincia un viaje inolvidable.

Y entre las muchas posibilidades de disfrutar de Salta, aquí van seis propuestas que resumen buena parte de su cultura, aventuras y paisajes. Imperdibles de «la linda» para este verano.

Salta histórica y colonial + Museo MAAM

La capital salteña es una de las ciudades en las que mejor se conserva la arquitectura colonial, especialmente en edificios como el Cabildo, en la céntrica Plaza 9 de Julio, donde hoy funciona el Museo Histórico del Norte.

La Catedral, icono del centro salteño.


La Catedral, icono del centro salteño.

También se destaca el Museo de la Ciudad, que funciona en la histórica Casa de Hernández y fue declarado Monumento Histórico Nacional; el convento de san bernardola construcción más antigua de Salta y considerada entre los edificios más representativos de la época colonial.

Es imperdible la basílica y convento de San Franciscocuya visita relata una interesante historia y aspectos culturales, y, claro, la Catedralque se empezó a construir en 1858 y, con su estilo italiano clásico, con frisos y cornisas muy trabajadas, es todo un emblema de la ciudad.

Las momias de Llullaillaco son la principal atracción del Museo de Arqueología de Alta Montaña (MAAM).


Las momias de Llullaillaco son la principal atracción del Museo de Arqueología de Alta Montaña (MAAM).

Justo a un costado, también mirando a la Plaza 9 de Julio, el Museo de Arqueología de Alta Montaña (MAAM), que ocupa un edificio histórico y señorial de mediados del siglo XIX remodelado y equipado con tecnología moderna. Entre su colección destacan los niños del Llullaillacotres momias que fueron halladas en 1996 cerca de la cima del volcán Llullaillaco, a más de 6.700 metros de altitud.

Un recorrido por el centro salteño que bien se puede hacer un pastel, o sumándose a un city tour que cuesta desde $ 3.000 por persona.

Teleférico Cerro San Bernardo.  foto mín.  de Cultura, Turismo y Deportes de Salta.


Teleférico Cerro San Bernardo. foto mín. de Cultura, Turismo y Deportes de Salta.

Cerro San Bernardo + Peñas

A 13 cuadras de la plaza principal de la ciudad está la estación inicial del teleférico que asciende a la cima del cerro san bernardouna vista imperdible de toda la ciudad y parte del valle de lerma desde sus 1.472 msnm, casi 300 metros más alto que la ciudad.

Subir es teleférico es la opción más pintoresca porque permite ir admirando la ciudad, pero no la única: para los que gustan de hacer algo de ejercicios, hay una larga escalera que parte del monumento a Güemes, y también un camino para ascender en vehiculo.

La magnífica vista de Salta capital desde el cerro San Bernardo.  Foto AFP/ Juan Mabromata.


La magnífica vista de Salta capital desde el cerro San Bernardo. Foto AFP/ Juan Mabromata.

En la cima, además de grandes vistas, hay una confitería con un menú variado y espacios verdes donde disfrutar de unos compañeros con la ciudad a los pies.

Todo un espectáculo como el que a la noche dan las peñas de la calle balcarce, que se encienden al ritmo del mejor folclore, empanadas, tamales y humitas. O La Casona del Molinoun enorme caserón del siglo XVIII en el que cada noche se arma una auténtica peña sin espectáculos oficiales pero sí con artistas ocasionales.

Y si se busca un espectáculo organizado en un lugar famoso -aunque muy comercializado para los amantes de las peñas tradicionales-, por allí está la célebre Balderrama, aquella peña que hizo famosa nada menos que el gran poeta salteño Manuel Castilla y el inolvidable Cuchi Leguizamón. “A orillitas del canal / cuando llega la mañana / sale cantando la noche / desde lo de Balderrama”.

Viñedos, bodegas y montañas, el "combinación" irresistible de Cafayate.  Foto Shutterstock.


Viñedos, bodegas y montañas, el «combo» irresistible de Cafayate. Foto Shutterstock.

Cafayate + Quebrada de las Conchas

De Salta hacia el sur son 190 km hasta Cafayate, una joya en los Valles Calchaquíes. Pero no es un viaje directo, porque el recorrido por la ruta nacional 68 atraviesa un paisaje espectacular: la Quebrada de las Conchas, que se extiende desde la antigua estación de tren de Alemania (vale mucho la pena el breve desvío) hasta unos 15 km antes de Cafayate, allí donde bodegas como Don Celedonio o Del Viento anticipan la llegada a la cuna del vino salteño.

En el camino, extraordinarias formaciones de tonos rojizos y ocrescon paradas obligadas en la Garganta del Diablo y El Anfiteatro, y la invitación a ir descubriendo llamativas geoformas como Los Castillos, El Sapo, El Fraile o Las Ventanas.

En Cafayate, a la delicia de su plaza central rodeada de restaurantes donde cenar al aire libre con un buen vino se suma el interesante Museo de la Vid y el Vinolas construcciones coloniales y atractivas entre coloridas montañas, como las cascadas del río Colorado y, sobre todo, viñedos y bodegasdesde las tradicionales y centenarias como Etchart hasta las modernas y boutique que dieron nueva vida al fenómeno del vino salteño.

Espectaculares paisajes en la Quebrada de las Conchas, entre Salta y Cafayate.  Foto Shutterstock


Espectaculares paisajes en la Quebrada de las Conchas, entre Salta y Cafayate. Foto Shutterstock

La excursión de día completo a Cafayate desde Salta cuesta desde $ 8.800 por persona (sin comidas/bebidas ni entradas a museos).

Cachi + Cuesta del Obispo

Unos 35 km al sur de la capital salteña nace la ruta nacional 33que encara hacia el oeste, a las montañas, y les va buscando la vuelta para treparlas de una manera fantástica.

Casas blancas y calles enpedradas en Cachi.  Foto Shutterstock.


Casas blancas y calles enpedradas en Cachi. Foto Shutterstock.

Lugo de pasar por la localidad de Chicoana, la ruta circula por el corazón de la Quebrada del Escoipe y enseguida comienza el ascenso, curvas y contra curvas, de la Cuesta del Obispo.

En pocos km la ruta aumenta desde los 1.200 msnm de Chicoana hasta los 3.348 msnm de Piedra del Molino, el punto más alto del recorrido. Allí está también el ingreso al Parque Nacional Los Cardonesimperdible con su paisaje desértico colonizado por millas de cactus.

Luego de atravesar la famosa recta del Tin Tin (a más de 3.000 msnm), la 33 termina en Payogasta, donde se cruza con la ruta nacional 40. Y unos 12 km hacia el sur se llega a cachiun pueblo de tiempos lentos, iglesia con cielorraso de cardones, un gran museo arqueológico -Pío Pablo Díaz-, un mercado de artesanías y calles adoquinadas de paso tranquilo.

La Cuesta del Obispo asciende hasta los 3.348 msnm en Piedra del Molino.


La Cuesta del Obispo asciende hasta los 3.348 msnm en Piedra del Molino.

O caminar por senderos de montaña de los alrededores, con el Nevado de Cachi en el horizonte. En el camino hacia Cachi Adentro, a cinco kilómetros, hay viñedos con cepas de malbec y torrontes, y un calendario festivo que cuenta con el encuentro de copleros y bagualeros en febrerolas fiestas patronales en honor a San José en marzo, la peregrinación al Cerro de la Virgen en mayo o las ofrendas a la Pachamama en agosto.

Excursión de 12 hs a Cachi desde Salta, desde $ 9.000.

San Antonio de los Cobres celebra en agosto la Fiesta Nacional de la Pachamama.  Foto Shutterstock


San Antonio de los Cobres celebra en agosto la Fiesta Nacional de la Pachamama. Foto Shutterstock

San Antonio de los Cobres + Tren a las Nubes

En el corazón de la Puna, 165 km al noroeste de Salta ya casi 3.800 msnm, san antonio de los cobres es el principal centro urbano de las alturas, con casi 6.000 habitantes y sede, cada 1 de agosto, de la Fiesta Nacional de la Pachamama.

San Antonio se ha vuelto más turístico desde que de su estación parte el Tren a las Nubes -antes lo hacía desde la ciudad de Salta, pero ahora el viaje desde la capital provincial se hace en bus-, en su zigzagueante viaje hasta el viaducto La Polvorilla, una postal inconfundible de la provincia.

El Tren a las Nubes sobre el viaducto La Polvorilla, cerca de San Antonio de los Cobres.  Foto: Télam


El Tren a las Nubes sobre el viaducto La Polvorilla, cerca de San Antonio de los Cobres. Foto: Télam

Allí, en esa fantástica obra de ingeniería a 4.220 msnm -uno de los puentes ferroviarios más altos del mundo-, que mide 223 metros de largo y se eleva a 63 metros del suelo, por donde pasa la célebre ruta nacional 40, el tren se detiene para que los pasajeros bajen y disfruten del pisaje y de artesanías y sabores que venden pobladores locales.

La excursión por el día desde Salta cuesta desde $ 25.300. La salida completa del Tren a las Nubes (bus+tren+bus), $ 21.000; menores de 3 a 12 años, $ 15.800; jubilados, $ 17.400. Y solo el tren desde San Antonio de los Cobres, $ 15.200, $ 10.200 y $ 12.200, respectivamente.

Iruya, una postal salteña.  Foto Shutterstock.


Iruya, una postal salteña. Foto Shutterstock.

Iruya + San Isidro y San Juan

Hay que pasar por la provincia de Jujuy y recorrer casi toda la Quebrada de Humahuaca hasta pasar la localidad de Humahuaca y tomar la ruta provincial 13, que circula zigzagueando -por momentos es un camino de altas cornisas- a través de montañas imponentes.

Desde el desvío de la RN 9 son 47 km de ripio -el verano es epoca de lluviaspor lo que hay que consultar el estado del camino antes de partir si se va en vehículo propio- hasta este pequeño pueblo que parece literalmente colgar de las montañas, asomándose al río Iruya.

Entre montañas y nubes serpentea el espectacular camino a Iruya.


Entre montañas y nubes serpentea el espectacular camino a Iruya.

La imagen que recibe a los visitantes es la de la iglesia de cúpula azul y el nombre del pueblo pintado en la piedra. Desde allí, en la entrada, todo es peatonal, por calles de piedra en subida y escaleras que suben y bajan las laderas de los cerros, entre casas de adobe, piedra y paja.

Caminar a paso lento -lo imponen los casi 2.800 msnm- por esas callecitas angostas y empedradas invita a sentarse a almorzar en algún comedor y pedir, por ejemplo un buen locro, tamales o empanadas de carne de vaca o de llama.

Y, si hay tiempo y energías, animarse a los senderos que llevan a los pueblos de san isidro y San Juanentre montañas, llamas, cóndores y paisajes increíbles.

A San Juan de Iruya se llega a pie por el corazón de las montañas.  Foto Shutterstock.


A San Juan de Iruya se llega a pie por el corazón de las montañas. Foto Shutterstock.

Excursión de dos días de Salta a Iruya (con noche en Purmamarca y visitas a Quebrada de Humahuaca y Cuesta de Lipán), desde $ 54.000 por persona.

Mirá también

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas