La artificialización de las palabras, por Magí Camps

La artificialización de las palabras, por Magí Camps

Para alguien que demora la evolución de las cosas, el DELE ofrece palabras como retardador y retardatario, que es sinónimo de retrógrado. Pero para los nuevos fenómenos, al poder le gusta y necesita inventarse palabras nuevas. Les parece que si llamaran con las dos palabras referidas a los que ya no niegan la crisis climática pero retrasan la puesta en marcha de medidas que la pueden reducir, no serían suficientes poniendo énfasis en sus tesis y declaraciones. Por ello, hace un tiempo se acuñaron las palabras retardista y retardismo. Son derivados bien formados de retardar y, aunque aún no aparecen en el diccionario normativo, pueden usarse con todas las de la ley, nada que decir. Los retardistas son procrastinadores –otra palabra que ha surgido recientemente–, pero con consecuencias que van más allá de no hacer el trabajo cuando toca.

Del mismo modo, ahora se habla del concepto artificializar. Igual que pasa con retardismo, aunque el hablante no haya oído nunca esa palabra, y por mucho que se sorprenda, entiende al momento de qué le están hablando: hacer algo artificial. Si la tendencia actual ante la crisis climática es la naturalización, volver a la naturaleza en la medida de lo posible, las acciones y actitudes que van en dirección contraria y que se presentan con la tendencia de dejar la huella humana por todas partes serán, pues, la artificialización, otra palabra que no sale en el diccionario general, pero que en este caso no tiene ningún sinónimo y, por lo tanto, había que inventar. Pero no se puede inventar de cualquier manera, sino por derivación, a partir de natural.

Las palabras son convenciones del lenguaje humano, creadas artificialmente y cuando se necesitan, es decir, sin retraso. Sobre las mencionadas, el tiempo y el uso decidirán si eran o no necesarios.



Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas

muchos productos y pocos resultados

En Youtube y Tik Tok se acumulan millones de vídeos sobre maquillajes rápidos y eficaces. A estas rutinas de belleza se las conoce como «5