YOGA para principiantes: Respiración de fuego: la técnica de yoga que te ayuda a reducir el estrés

YOGA para principiantes: Respiración de fuego: la técnica de yoga que te ayuda a reducir el estrés

Tamara Vila

Los
ejercicios de respiracion son una forma rápida y sencilla de ayudar a mejorar su sensación de bienestar. Estas tecnicas, que se utilizan a menudo en el
yoga, pueden ser beneficiosas tanto para tu salud física como mental. Y la tecnica conocida como
respiracion de fuego utiliza inhalaciones normales pasivas y exhalaciones poderosas y rapidas.

Este estilo de
exhalación «forzada» puede ayudar a reducir el estrés, estimular la función cerebral y mejorar la salud respiratoria. También se dice que
fortalece los
músculos abdominales y
mejora la digestion. Como ves, el yoga y sus técnicas nunca dejan de sorprender.

Se practica normalmente como parte del
yoga kundalini, que implica técnicas de respiración, canto y repetición de poses. Durante la respiracion, inhala pasivamente y exhalas con fuerza. La exhalación, que requiere que
contrae los
músculos abdominaleses el enfoque principal de esta técnica.

En que consiste la respiracion de fuego

La respiracion de fuego es una
forma de pranayama o
control de la respiracion. La práctica de pranayama implica diferentes tipos de ejercicios de respiración en los que inhala, exhalas y retiene la respiración de una manera específica, según la técnica y el tipo de yoga que está practicando.

Además, la inhalación y la exhalación deben tener la
misma duracion, sin pausas intermedias. Esto es diferente de los ejercicios de respiracion lenta, que a menudo implican exhalaciones mas largas. Con esta técnica, el
patron de tu respiracion se convierte en una parte más importante que la velocidad. Asi que comienza
despacio si eres nueva en la técnica. Ya podrás acelerarlo más tarde. La respiracion de fuego se realiza en una posicion sentada y puede durar
entre 30 segundos y 10 minutossegún tu nivel de experiencia y preferencia.

Mujer haciendo yoga/PEXELS

¿Cuales son los beneficios?

Aunque la respiración de fuego no se ha estudiado de forma exhaustiva, la investigación existente sugiere algunos
beneficios de la practica. Un estudio de 2013 encontró que el pranayama rápido, incluida la respiración de fuego,
disminuyendo los estres en los estudiantes.

Te ayuda a sentirte
más tranquila al reducir la actividad del sistema nervioso simpático, responsable de tu respuesta de «lucha o huida». El estudio también encontró que el pranayama rápido puede
aumentar la
actividad del sistema nervioso parasimpáticoque regula tu respuesta de «descanso y digestión».

Según los estudios, esta técnica de respiración ejercita los
músculos respiratorios. También ayuda a fortalecer el diafragma, un músculo que llena de aire los pulmones. Las exhalaciones breves ayudan a
eliminar las secreciones de las vías respiratorias, lo que permite que los pulmones absorban más aire.

Además, el pranayama rápido, incluida la respiración de fuego, puede mejorar las
funciones cerebrales como la memoria, el tiempo de reaccion y la atencion. Se atribuye este beneficio al efecto de alivio del estrés, que suele dificultar la
concentración. Y al centrarte en un patrón de respiración específico, reduce el enfoque en los factores estresantes externos.

La respiracion de fuego activa los
músculos abdominales, lo que puede ayudar con la digestión. Es una técnica que, por ejemplo, ayuda a controlar la enfermedad por
reflujo gastroesofágico y contribuir a controlar los síntomas del síndrome del intestino irritable. Y ya se sabe:
buena salud digestiva es buena salud general.

Mujer haciendo yoga/PEXELS

Cómo hacerlo

Si quieres probar la tecnica de la respiracion de fuego, comienza en una posicion
sentada con las piernas cruzadas. Coloca las manos sobre las rodillas, con las palmas hacia arriba. Tambien puedes situarte una
mano sobre su vientre para sentir como se eleva mientras respira. Inhala por la nariz, sintiendo que tu vientre se expande mientras lo haces.

Sin hacer una pausa,
exhala con fuerza por la nariz mientras contraes los musculos abdominales. Mantén tus inhalaciones y exhalaciones con igual duración. Repite hasta que te sientes
cómoda con el patrón y sigue el ritmo, inhalando pasivamente y exhalando con fuerza. Repite varias veces para practicar.

Ahora,
acelera las inhalaciones y exhalaciones. Tus exhalaciones deben ser poderosas y ruidosas. repetir durante
30 segundos. Con el tiempo, puedes realizar la técnica por más tiempo. Todo consiste en conocer cómo te sientes más cómoda y hacerlo todo naturalmente,
pecado forzar.



Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas