¿Es posible tratar las varices sin pasar por el quirófano?

¿Es posible tratar las varices sin pasar por el quirófano?

“Entre los factores que influyen en su aparición destacan la edad, los embarazos, la obesidad, la herencia, los traumatismos, los factores hormonales, el sedentarismo, y el permanecer mucho tiempo de pie. El verano también acentúa su presencia, así como las molestias asociadas tales como pesadez de piernas, hinchazón/edema, hormigueo, escozor, calambres y calor local. Así mismo, no debemos olvidar que un 20-30% de las várices de las piernas tienen su origen en la zona pélvica”, añade el especialista.

“Todos estos factores, por sí solos, no siempre conducen a la aparición de varices, pero si concurren dos o más, es más probable que se desarrollen”, señala el doctor Javier de Abajo Fernández, especialista en Flebología Estética de la Unidad de Angiología y Cirugía Vascular.

En cualquier caso, hablamos de una patología que debe ser estudiada y tratada correctamente con el fin de evitar otras complicaciones más graves como trombosisflebitis, sangrado de la variz, úlceras, etc.

Pero también, las varices tienen un componente estético que puede afectar a la autoestima de las personas que las padecen. Por todo ello, la medicina se dedica a indagar e investigar en tratamientos que permiten la resolución de esta patología a la vez que se avanza en esa mejora estética.

Los tratamientos no invasivos son efectivos y no incapacitan al paciente.


Nuevas tecnicas no invasivas

Actualmente las varices se pueden tratar con técnicas no quirúrgicas o quirúrgicas mínimamente invasivas. Se trata de tratamientos personalizados que favorecen la eliminación de estas varices, con la consiguiente mejora de los síntomas, mediante técnicas ambulatorias, mínimamente invasivas, sin anestesia y compatibles con la actividad diaria.

  • “Ante la presencia de varices o los síntomas específicos es necesario una valoración especializada para la elección del tratamiento más adecuado en cada caso, ya que puede ser cirugía o no”, indica el médico Javier de Abajo Fernandez.

“En nuestra unidad disponemos del área de vascular, que es la encargada del tratamiento de telangiectasias, varices reticulares y recidivas varicosas en pacientes estéticos previamente sometidos a cirugía. Este tratamiento se realiza mediante la fleboesclerosis química en sus formas líquidas y espuma”, reconoce el doctor Gallo.

El jefe de la Unidad de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Ruber Internacional explica en qué consiste este tipo de tratamientos no quirúrgicos. “Consiste en la oclusión de las venas varicosas superficiales de los miembros inferiores, mediante la introducción de un fármaco en el interior de la variz. dependiendo del calibre de los vasos, existen distintas técnicas como la esclerosis líquida y la esclerosis con espuma con el método manual tradicional Tessari”.

  • “También contamos con un sistema de preparación de espuma esclerosante de alta calidad, gracias a un proceso de tipo de gas y esclerosante utilizado, el Método Varixio, que ofrece excelentes resultados”, subraya el especialista en Flebología Estética, Javier de Abajo Fernández, con más de 20 años de experiencia.

La ventaja de este tipo de procedimientos es, según el experto, que hablamos de “un tratamiento ambulatorio que no incapacita al paciente para su actividad normal y es el más adecuado y efectivo para el caso de pequeñas arañas vasculares”.

De hecho, tras las inyecciones solo es necesario que el paciente use “una media elástica de compresión de manera permanente durante varios días después de la esclerosis, incluida la noche; así como caminar 30-35 minutos después de cada sesión, haciendo posteriormente vida normal”, explica el doctor de Abajo Fernández.

“Se puede repetir las veces que sea necesario, siendo sus resultados muy favorables y consiguiendo excelentes resultados estéticos”, sostiene el doctor.

El embarazo es una de las causas de la aparición de varices.


También para las varices vulvares

Con los embarazos, al igual que se desarrollan varices en las piernas, pueden aparecer a lo largo de esta etapa, varices en la vulva. En muchas ocasiones, esta situación se corrige tras el parto, pero en otros casos, las várices vulvares persistir

Y las molestias que producen, la sensación de escozor, la angustia, el calor o las molestias al mantener las relaciones sexuales, suponen un empeoramiento de la calidad de vida de las pacientes. “Un diagnóstico y tratamiento oportunos son esenciales para que no afecten a la calidad de vida”, señala el doctor Gallo.

El trabajo conjunto con el servicio de Radiología Vascular Intervencionista, dirigido por el doctor Santiago Zubicoa Ezpeleta, en el área de estética vascular permite valorar cada caso y aplicar tratamientos individualizados garantizando así un manejo dirigido al origen del problema que pueden ser varices pélvicas o compresiones venosas como el caso de Síndrome de Cascanueces o Síndrome de May-Thurner.

“Posteriormente se complementa con la fleboesclerosis de las varices en genitales y en las piernas consiguiendo un resultado estético, favoreciendo a la mejoría de los síntomas y ayudando mucho a la autoestima de los pacientes afectados”, asevera la doctora Zubicoa Ezpeleta.

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas