2 estrategias de inversión para enfrentar el desafiante mercado de 2023

2 estrategias de inversión para enfrentar el desafiante mercado de 2023

  • La economía estadounidense debería sufrir una nueva desaceleración en 2023

  • Con la inflación todavía al rojo vivo y la Fed subiendo las tasas para combatirla, los inversionistas deben ser prudentes con sus opciones de inversión

  • Estas son las dos opciones de inversión a tener en cuenta

Tras un 2022 muy difícil, los primeros indicios apuntan a que 2023 tampoco será un paseo. Pero aún hay esperanza; en un contexto de inflación elevada, altas tasas de interés y ralentización del crecimiento económico, existen opciones de inversión interesantes que pueden ayudar incluso a proteger su capital ya navegar por el mercado bursátil mejor que el inversionista medio desinformado.

He aquí dos ideas que pueden ayudar a asegurar algunos beneficios mientras se mantiene una baja exposición al riesgo:

1. Oro

El es atractivo en determinadas circunstancias. sSi es más alta de lo habitual, y hay temores sobre la economía en general, o si el se debilita, el oro suele verse favorecido.

Gráfico diario de oro

Esto implica que en tres circunstancias concretas, el oro tiende a obtener buenos resultados, dado que es un refugio seguro:

Si los inversionistas creen que la economía puede entrar en recesión, surge la incertidumbre, que no gusta a los mercados. En tal situación, los inversionistas tienden a salir de la compra de acciones.

Si la inflación es más alta de lo habitual, los inversionistas compran oro para proteger su capital y minimizar la consiguiente pérdida de poder adquisitivo por el aumento del costo de la vida.

Cuando el dolar es debil, el oro se beneficia. Esto se debe principalmente a la relación inversa entre ambos activos. Si el dólar se fortalece, el precio del oro se resiste, y viceversa.

Una combinación de todos los factores anteriores podría darse en 2023. Y tenemos muchas razones para creer que este año podría ser el año del oro.

  • Los inversionistas temen que la economía global entre en recesión este año. Todas las miradas están puestas en Estados Unidos, que entraron oficialmente en recesión en 2022. Pero siguiendo el concepto de recesión del NBER, la economía aún no ha entrado en recesión. La encuesta Bank of America Fund Manager Survey indica que los inversionistas no están muy comprometidos a asumir riesgos en los mercados. Además, este indicador se encuentra en niveles inferiores a los observados en 2008 y en 2020, durante la pandemia.
  • La inflacion sigue muy por encima del objetivo de los bancos principales centrales del mundo. La Reserva Federal celebra su reunión del 31 de enero al 1 de febrero y se espera que siga subiendo las tasas de interés en 50 puntos base o 25 puntos. Se observa que 17 de los 19 funcionarios de la Fed esperan que las tasas suban más de un 5% en 2023, y ninguno de ellos espera que las tasas bajen este año, aunque los mercados creen que a finales de 2023 ya lo largo de 2024 es una posibilidad.
  • El billete verde tuvo un magnífico 2022, subiendo frente a la mayoría de las divisas. Pero este año, el ritmo de subidas de tasas por parte de la Fed será más lento, y el dólar podría perder fuelle, y el par podría subir hasta 1.10-1.12.
  • China es el mayor comprador de oro del mundo. Su reapertura es un soplo de aire fresco para su economía. Y esto favorece al oro ya que China buscará comprar más oro si su economía va bien, aumentando sustancialmente la demanda del metal y, por tanto, su precio.
  • Varios Bancos Centrales están comprando oro. El objetivo es básicamente diversificar sus reservas y no depender tanto del dólar. En concreto, los Bancos Centrales de China, Rusia y Turquía están comprando a un ritmo no visto en 55 años. En el caso de China, empezó a comprar después de tres años sin hacerlo desde diciembre de 2019. Aumentó sus reservas en 30 toneladas en diciembre tras las 32 de noviembre, con lo que las reservas del país se sitúan en un total de 2.010 toneladas.

2. Los perros del Dow

Se trata de una estrategia muy sencilla. Consiste en tomar las 10 empresas que cotizan en el (aunque también funciona con cualquier otro índice bursátil), que tendrán la mayor rentabilidad por dividendo al cierre de la última sesión bursátil del año.

Compre acciones de estas 10 empresas, distribuya equitativamente su dinero entre ellas y manténgalas en su cartera durante todo el año.

¿Funciona esta estrategia? Si. Si hubiera seguido esta estrategia en 2022, el resultado hubiera sido el siguiente:

En 2022, su rendimiento habría sido del 2,2%, lo que no está nada mal teniendo en cuenta que el Dow Jones cayó un 8,78%, el 19,44%, y el 32,91%, por no hablar de Europa, con todos sus índices terminando en numeros rojos desde el 5.56% hasta el 13.31%.

En 2021 su rentabilidad habría sido del 16,30%. De 1957 a 2003, la rentabilidad media anual fue del 14%, superando al Dow Jones, que fue del 11%.

Para 2023, los 10 valores del Dow Jones serían:

divulgación: El autor no posee ninguno de los valores incluidos en este artículo.

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas

El EUR/USD se mantiene sobre los 1,07

El también sigue avanzando, manteniendo los 1.07 como soporte y cotizando al cierre del jueves en los 1,0890. La media móvil de 50 ha cruzado