para toda la vida y con gasto extra en la cesta de la compra

para toda la vida y con gasto extra en la cesta de la compra

La celiaquía es una enfermedad multisistémica con base autoinmune provocada por el gluten y prolaminas relacionadas.

El gluten es una proteína que está presente en cereales como el trigo, la cebada, la espelta y la avena (aunque existen variedades que se pueden consumir si está certificada como gluten free, es decir, que no se ha producido contaminación cruzada).

Es una patología infradiagnosticada. Aarón Santanapresidente de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), señala a este portal que se estima que el 1,5% de la población española es celíaca, lo que se traduce en unas 750.000 personas. Sin embargo, hasta el 85% puede llegar a desconocer que padece esta patología.

Y las razones que explican que haya tantos celíacos sin diagnósticos es que los síntomas a veces despistan, ya que varían con la edad y no siempre están relacionados íntimamente con el aparato digestivo (tales como diarrea, vómitos o distensión abdominal) y pueden no despertar la sospecha en el medico. La sintomatología de esta enfermedad puede ser extradigestiva, con signos tan variados como:

  • Abortos de repetición.

  • Osteoporosis.

  • Dermatitis.

  • Tiroiditis autoinmune.

  • Diabetes tipo I.

El gluten está presente en cereales como el trigo, la cebada o la avena Freepik


“Hay gente que tiene síntomas, pero no tan comunes en esta enfermedad. Los últimos estudios están demostrando que al tratarse de una patología digestiva y autoinmune, pueden manifestarse de diversas formas: psoriasis, problemas de fertilidad… Y no siempre producen síntomas como diarrea o dolor abdominal, que son los casos más fáciles de diagnóstico”.

Estos casos “extraños” tienen otra complicación añadida: el periplo por especialistas hasta dar con el diagnóstico que se puede dilatar hasta dos años. Y cuando llega la confirmación del diagnóstico, a través de pruebas serológicas, genéticas oa través de una biopsia intestinal (duodenoyeyunal), el único tratamiento posible para la enfermedad celíaca es llevar una dieta sin gluten.

  • “En los últimos tiempos, la biopsia (extracción de un pequeño trocito de la zona más superficial del intestino) solo se utiliza en casos de duda, cuando los marcadores en sangre son negativos, pero los síntomas de la celiaquía persisten en el paciente”.

Al no ser una proteína indispensable para la salud, que no aporta ni vitaminas ni minerales, no afecta al desarrollo de los pacientes, especialmente en los niños. Eso sí, en el caso de la fibra, se recomienda suplir este déficit con el consumo de frutas, verduras y hortalizas.

La cesta de la compra sin gluten: esencial para el bienestar, pero más cara

El único tratamiento que existe para la celiaquía es la dieta estricta sin gluten y para toda la vida. Y es que, la mayoría de los pacientes mejoran en pocos días o semanas después de comenzar una alimentación exenta de gluten.

Una vez que se tiene el diagnóstico del médico (y no antes, porque puede dificultar su confirmación), hay que evitar aquellos alimentos o productos que contengan entre sus ingredientes como trigo, cebada, centro y derivados y algunas variedades de la avena.

Un 72% de los españoles eliminan el gluten y la lactosa de su dieta sin prescripción médica FREEPIK


Es recomendable que, aunque estas semillas de cereales no se encuentren en la información nutricional, estos productos tendrán la etiqueta “sin gluten”. Los especialistas aconsejan consumir productos naturales o genéricos, libres de gluten por naturaleza, y no optar por aquellos a granel, ya que tienen mayor riesgo de contaminación cruzada. En la actualidad, se ofrecen productos elaborados con almidón modificado de trigo (con menos de 20 ppm de gluten) que son aptos para celíacos.

No obstante, según el informe de precios de la Federación de Asociaciones de Celíacos de Españael cost de los productos específicos sin gluten encarece la cesta de la compra, unos 845 euros al año (176 euros más en comparación con el año anterior).

Este tipo de alimentos, que no son los más recomendados para el seguimiento de la dieta sin gluten, por su escaso valor nutricional (cargados de grasas y azúcares) son los que más incrementan el gasto en la compra de familias con miembros con celiaquía.

Como explica Aarón Santana a ‘Guías de Salud’, uno de los productos que más encarece la compra semanal son las pastas y los panes sin gluten. “Diez rebanadas de pan de molde puede estar entre 3-3,80 euros, cuando el mismo producto con harina de trigo cuesta en torno al 1-1,20 euros”.

Ante esto, desde FACE hacen un llamamiento a las administraciones para que se pongan en marcha incentivos o ayudas directas al colectivo celíaco. “Hay países que entregan tarjetas regalos con 200 euros al mes, dependiendo de las condiciones de cada familia, para que se pueda sobrellevar el elevado coste de una dieta sin gluten”.

El Gobierno aprueba las medidas de protección anticrisis. Rebaja durante seis meses al 0% el IVA de los alimentos de primera necesidad (pan, huevos, leche, frutas y legumbres) y del 10% al 5% para el aceite y la pasta. LAURA GUERRERO


¿Cuáles son las consecuencias de no llevar una dieta sin gluten?

Más allá de los síntomas que producen la ingesta de gluten (fatiga, diarrea, dolor abdominal…), a largo plazo puede provocar:

  • Linfoma intestinal, adenocarcinoma de intestino delgado o carcinoma epidermoide de esófago. Tipos de cánceres asociados al intestino delgado y el esófago como consecuencia de saltarse la dieta sin gluten.

  • Osteoporosis. El daño intestinal dificulta la absorción de nutrientes esenciales para el mantenimiento óseo, tales como el calcio y la vitamina D, lo que puede derivar en osteoporosis.

  • Anemia.

  • Infertilidad.

  • Daño hepático.

  • Dermatitis herpetiforme, una erupción cutánea que produce picazón con protuberancias y ampollas.

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas