A juicio por quedarse 100.000 euros de una mujer deprimida tras prometerle una «muerte dulce»

A juicio por quedarse 100.000 euros de una mujer deprimida tras prometerle una «muerte dulce»

En los juzgados se ven y escuchan muchas historias. Hechos reales que a veces superan lo que podría inventarse en una ficción. Y este es el caso que llega mañana a un juicio a la Audiencia de Bercelona.

El hombre que se sienta el banquillo está acusado de estafar a una mujer, sumida en una fuerte depresión, tras prometerle que la ayudaría a suicidarse.

Los hechos se remontan al mes de marzo de 2018. La víctima de esta estafa, vecina de Sabadell, regentaba una farmacia. Fue allí donde intimó con un cliente -cuya identidad respondió a las iniciales FCG- y le explicó su situación.

La mujer, sumida en aquella época en una profunda depresión, supo que ese cliente tenía conocimientos en la manipulación de calderas.

En esas conversaciones entre víctima y acusado surgió una idea, a la que el hombre se sumó, conocedor del grave trastorno depresivo por el que pasó esa farmacéutica. Él iba a ayudarla a dejar este mundo.

Sin alma

El fiscal afirma que el acusado se aprovechó de la vulnerabilidad de la víctima, sumida en una fuerte depresión

Ambos acordaron, recogen el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, que el cliente de esa farmacia manipularía la caldera de gas de la vecina de Sabadell para causarle la muerte mientras durmiera.

Pero eso, claro, tenía un precio. El acusado, que se enfrenta a una petición de 6 años de prisión por un delito de estafa, pidió a la mujer 100.000 euros para conseguir su propósito.

Ha quedado probado, recoge el mismo escrito de la Fiscalía, que FCG visitó en al menos dos ocasiones a su propicia víctima, “con un claro ánimo de obtener un enriquecimiento ilícito”.

En uno de esos encuentros la mujer le entregó 25.000 euros; en la segunda visita le dio otros 75.000 euros.

Cerrado el trato, el inculpado prometió a la mujer que iba a manipular la caldera de su casa para provocar una fuga de gas. La idea era que la mujer tuviera una muerte dulce, mientras dormía.

Peticion de carcel

El acusado se enfrenta a una petición de seis años de prisión y se reclama que devuelva el dinero por un «trabajo» que nunca realizó

El fiscal consideró, igualmente, probado que el acusado realizó una visita a la vivienda de esta tercera vecina de Sabadell “y fingió que realizó una manipulación de la caldera, a sabiendas de que no era eficaz para producir el resultado querido por la mujer”.

Cuando la vecina de Sabadell se percató de que había sido víctima de una estafa y entendió que ese hombre solo se había aprovechado de la profunda depresión por la que pasada, denunció los hechos.

Ahora ese supuesto estafador deberá devolver, si es condenado, los 100.000 euros que le quitó a esta mujer.



Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas