Seis estancias con pileta para disfrutar de una escapada de verano

Seis estancias con pileta para disfrutar de una escapada de verano

Arboledas, aire puro y piscinas. Con esa fórmula imbatible, las estancias de la provincia de Buenos Aires abren sus tranqueras al turismo para ofrecerle a los huéspedes opciones de alojamiento y/o día de campo con buena gastronomía y múltiples actividades al aire libre.

Estas propuestas de escapadas tienen el gran valor agregado de encontrarse en medio de bosques, amplios jardines o junto a extensas lagunas, con mucha flora y fauna autóctona, permitiendo conocer cascos centenarios y pueblos cercanos con historia.

Durante el verano, el plan de relax en contacto con la naturaleza les termina de cerrar a los visitantes cuando les confirman que el lugar tiene pileta. Por eso, a continuación, seis estancias con piscina para disfrutar dentro la provincia de Buenos Aires.

1) La Alameda, Chascomús

La pileta, gran protagonista de los veranos en La Alameda de Chascomú.


La pileta, gran protagonista de los veranos en La Alameda de Chascomú.

A orillas de la Laguna de Chascomús, que tiene uno de los atardeceres más bellos del país, la estancia La Alameda ofrece los servicios de un hotel boutique, el restaurante La Matera y el Glamping La Reserva -inaugurado hace unos meses-, a pocos metros de una reserva natural de casi 20 hectáreas.

Construido en el siglo XIX -con años de auge y decadencia- el casco de la estancia comenzó a ser reacondicionado luego de que en 2003 surgiera un proyecto turístico en este lugar.

El casco antiguo remozado fue convertido en un hotel con nueve suites, donde las habitaciones fueron ambientadas con muebles de época, manteniendo sus salas y galerías originales con vistas a la Laguna de Chascomús.

La Alameda, una estancia junto a la Laguna de Chascomús.


La Alameda, una estancia junto a la Laguna de Chascomús.

El patio del aljibe es el corazón del hotel porque conecta las habitaciones y el restaurante La Matera, que está abierto al público los sábados, domingos y feriados al mediodía.

Pero en verano tiene un lugar destacado la pileta, que está cerca del gran espejo de agua y del muelle. Un lugar ideal para descansar y desconectarse de los problemas.

Además de la pileta exterior, están incluidas durante la estadía los paseos a caballo, pesca, paseo por la reserva ecológica en tractor, acceso directo a la laguna, kayaks, canchas (fútbol, fútbol- tenis y volley) y juegos de plaza para niños.

No se aceptan mascotas y está prohibido el ingreso con alimentos y/o bebidas.

Dos días y una noche con desayuno cuesta $ 20.000; 2 días y 2 noches con desayuno, $ 36.000. Los precios son por persona en base doble. Los menores de 2 a 8 años abonan el 50%.

En cuanto al glamping con desayuno (ofrece las mismas actividades que el hotel boutique), una noche en un domo para 2 personas cuesta $ 40.000 y 2 noches, $ 60.000.

Informes: www.estancialaalameda.com

2) Puesto Viejo, Cañuelas

En Cañuelas, la piscina de Puesto Viejo. Foto Puesto Viejo


En Cañuelas, la piscina de Puesto Viejo. Foto Puesto Viejo

En Cañuelas, a solo una hora de Buenos Aires, la estancia Puesto Viejo cuenta con servicios de un hotel de campo, un club de polo, un gran laberinto vegetal y una zona de glamping con domos.

Se trata de un predio de 220 hectáreas ubicado en el km 82 de la ruta provincial 6, y ofrece alojamiento en 10 habitaciones en suite, además de un programa de glamping que fue renovado hace pocos meses. Donde había carpas africanas ahora hay 21 domos dobles o triples, con baño privado.

Los huéspedes pueden descansar en la piscina exterior, hacer una cabalgata de 30 minutos o divertirse en el famoso laberinto. Inspirado en el que se encuentra en el Castillo de Leeds de Inglaterra, cuenta con más de 1200 cipreses y 1300 metros de senderos con paredes de más de 2 metros de altura, en una superficie de 2500 m2.

El gran laberinto vegetal, uno de los atractivos de Puesto Viejo en Cañuelas. Foto Puesto Viejo


El gran laberinto vegetal, uno de los atractivos de Puesto Viejo en Cañuelas. Foto Puesto Viejo

El alojamiento, tanto en la parte del hotel como del glamping, cuesta $ 32.000 para los adultos y $ 16.000 para los menores. Incluye desayuno, almuerzo, merienda y cena, cabalgatas, uso de piscina exterior, bicicletas y acceso al laberinto.

El día de campo cuesta $ 15.000 y los menores pagan $ 7.500, con check in a las 11 y check out a las 18. Incluye almuerzo y merienda, cabalgata, piscina y laberinto.

Informes: puestoviejo.com

3) La Bandada, San Miguel del Monte

La piscina de la estancia La Bandada. Foto Florian von der Fecht


La piscina de la estancia La Bandada. Foto Florian von der Fecht

El casco es centenario y formaba parte de una estancia más grande, ya que a lo largo de las generaciones se fue dividiendo y pasando de familia en familia.

Ubicada a 10 km de San Miguel del Monte y 120 km de Buenos Aires, la actual estancia La Bandada tiene árboles añejos y una casa de estilo colonial que fue construida posteriormente para uso familiar, con espacios amplios y con la intimidad de no tener habitaciones vecinas. Con el tiempo, la casa se abrió al turismo.

La Bandada propone disfrutar del campo argentino con la puesta en valor de sus usos y costumbres. Al cruzar la tranquera uno ya comienza a respirar el aire de campo.

Se observan las bandadas de patos que cruzan el cielo en sus características formaciones en forma de V, yendo de laguna en laguna. Y se atraviesan los potreros agrícolas y las pasturas hasta llegar a la casa principal enmarcada por una magnífica arboleda, donde se destacan inmensos plátanos, álamos, pinos y hasta ginkgo-bilobas.

La variedad de aves en la zona le dio el actual nombre a la estancia y las habitaciones, mientras que las anchas galerías mantienen la casa fresca: es ideal para ver pasar la tarde con un libro o participar en juegos criollos como el sapo.

La Estancia La Bandada.


La Estancia La Bandada.

En el extenso parque se destaca una gran pileta, de 16 por 8 metros. Desde allí se observa todo el entorno, la casa, la arboleda centenaria, el gran parque. Y alrededor de la piscina hay reposeras y sombrillas, además de un área de descanso techada donde están los baños y duchas.

Allí hay una construcción que imita el estilo colonial de la casa principal y resulta muy agradable para pasar la tarde sin necesidad de volver al casco. En este lugar se ofrecen masajes.

Luego del chapuzón y de las horas de más calor se puede salir a andar a caballo. También hay huerta y clínicas de polo.

La tarifa por persona con pensión completa en la habitación standard y actividades (cabalgatas, bicicletas y pileta) cuesta $ 43.400 de lunes a jueves y $ 51.100 los fines de semana y feriados.

Informes: labandada.com.ar

4) La Oriental, Junín

La piscina de la estancia La Oriental, en Junín.


La piscina de la estancia La Oriental, en Junín.

Se trata de una tradicional estancia argentina construida en 1889. En Junín, provincia de Buenos Aires, cuenta con un parque rodeado por un monte centenario de 30 hectáreas y un casco con siete habitaciones señoriales que ofrecen chimenea, grandes baños, living, comedor y sala de estar.

Es una propuesta ideal para descansar en la naturaleza con
servicio de pensión completa: las tarifas incluyen el alojamiento, las comidas (las bebidas se pagan aparte) y las actividades. 

El lugar tiene una pileta con solarium, sin rejas y sin guardavidas, por lo que «es responsabilidad de los adultos la supervisión de los niños», aclaran en la estancia. No se aceptan mascotas. 

Los huéspedes tienen la posibilidad de hacer paseos a caballo, bicicleta, avistaje de aves, pesca y stand up paddle en la Laguna del Carpincho, crocket, ping-pong, bochas, arquería, billar, badmington, fútbol, cartas y juegos de mesa.

Además, se puede participar en actividades agrícolo-ganaderas (averiguar, según la época del año) y se pueden contratar -con un costo adicional- masajes, babysitter, clases de equitación y golf en el Golf Club de Junín.

La Oriental, en Junín.


La Oriental, en Junín.

Por persona, la Suite Superior cuesta $ 32.500 más IVA y la Standard, $ 28.000. El paquete de 2 días y 1 noche (check-in a las 11.30 y check-out a las 18), $ 48.750 y $ 42.000, respectivamente.-Los menores de 3 a 10 años abonan el 70% de la tarifa compartiendo la habitación con los padres, y los menores de 2 años no pagan.

El día de campo, $ 9.000 más IVA por persona. El check in es a las 12 y el check-out es a las 18. Incluye el almuerzo, té y actividades, excepto paseos a caballo y SUP en la Laguna del Carpincho.

Informes: www.estancia-laoriental.com

5) La Sistina, Guaminí

La Sistina y su pileta, en Guaminí. Foto Juan Emilio Vitali


La Sistina y su pileta, en Guaminí. Foto Juan Emilio Vitali

La Estancia La Sistina se encuentra en la localidad de Guaminí, sobre la Laguna del Monte, a 480 km de Buenos Aires. Pero por tratarse de una isla, su principal acceso es por agua: bastan apenas unos minutos de navegación en lancha y se llega al lugar.

También se puede acceder por aire, ya que el predio cuenta con una pista de aterrizaje de 1200 mts de longitud. Y para los que lleguen en auto, el lugar ofrece estacionamiento sin costo en La Sistina Ribera, al lado del embarcadero donde los huéspedes pueden dejar sus vehículos durante su estadía.

Cuenta con 2 plantas, 8 habitaciones y un gran living comedor rodeado de ventanales que brindan una hermosa vista de la laguna, la piscina y el parque.

Estancia La Sistina, en Guaminí. Foto Juan Emilio Vitali


Estancia La Sistina, en Guaminí. Foto Juan Emilio Vitali

En la planta baja hay 2 suites dobles con baño y una suite cuádruple con un baño, mientras que en la planta alta, hay 2 habitaciones dobles y 2 simples que comparten 2 baños completos y alternan vistas de la laguna y el jardín.

Por persona y por día, la tarifa es de $ 29.490. Los menores (entre 4 y 12 años) pagan $ 18.900 y los chicos de hasta 3 entran gratis.

El precio incluye el cruce en lancha hasta el casco de la estancia, pensión completa, room service, wifi, TV satelital, actividades y pernocte. A su vez, la pensión completa consiste en un desayuno tipo continental, una merienda que incluye tortas y masas caseras, con infusiones (te, café, mate), y gaseosas; y tanto en el almuerzo como en la cena se sirven entrada, plato principal y postre con agua, gaseosas, vino y cerveza.

Durante el verano se puede disfrutar de la piscina y de los deportes náuticos como esquí acuático, wakeboard ($ 5000 la hora) y kitesurf ($ 10.000 por hora, con equipo incluido).

Entre las múltiples actividades en la estancia figuran safari fotográfico, pesca desde la costa, kayaks, bicicletas, paseos y recorridas.

Si se quiere contratar una degustación de 4 pasos maridados con distintos tipos de vino, la experiencia cuesta $ 4.500 por persona, con un mínimo de 4 personas.

El check-in es a las 12 y el check-out es a las 10. Se puede hacer Late check-out a las 15 con almuerzo por $ 5800 extra por persona, o a las 18 con almuerzo y merienda por $ 6800 extra por persona.

Informes: estancialasistina.com

6) La Candelaria, Lobos

La pileta de la estancia La Candelaria, en Lobos.


La pileta de la estancia La Candelaria, en Lobos.

Una opción cercana, a 115 km de Buenos Aires. En Lobos, la estancia La Candelaria tiene varias opciones de alojamiento: desde el famoso Castillo, hasta la zona Colonial con 10 habitaciones, dos bungalows y una suite para dos con jacuzzi y cama matrimonial en la planta alta del Molino holandés.

Por supuesto, el Castillo domina el paisaje y es el protagonista absoluto en todas las fotos, con estilo normando, mobiliario de época y 8 habitaciones y 2 grandes suites. 

Además del gran comedor, se destacan el restaurante 5° Chukker, la Pulpería, las canchas de polo, las caballerizas y capilla.

Entre las actividades, los huéspedes van alternando entre las cabalgatas, los paseos en camión y las charlas históricas, además de las caminatas, las canchas deportivas, las bicicletas, las opciones de polo, las bicicletas y los juegos de mesa.

Según los días de la semana, se organizan clases de yoga, meditación en la naturaleza, tour botánico, relajación con cuencos, clases de empanadas, show folclórico y happy hour de tragos en La Caballeriza Bar.

Durante el verano, la mayoría descansa bajo las árboles en las reposeras en torno a la piscina y disfrutan de un buen chapuzón para refrescarse.

Vista aérea del Castillo de La Candelaria. Foto Lucrecia Grande


Vista aérea del Castillo de La Candelaria. Foto Lucrecia Grande

Para alojarse en el Castillo o en el Molino, la habitación doble clásica cuesta $ 41.400 de domingo a jueves y $ 69.300 viernes, sábados y feriados. El precio incluye tres comidas y todas las actividades de la estancia.

Las habitaciones coloniales y bungalows cuestan $ 35.100 de domingo a jueves, y $ 54.000 viernes, sábados y feriados, con tres comidas y actividades.

El check in es a las 15 (se puede ingresar a la estancia a las 11) y el check out es a las 11, pudiendo sumar un día de campo para extender la estadía hasta las 19. Es decir, almuerzo, té y actividades pero con check out de las habitaciones a las 11.

De lunes a viernes, el Día de campo cuesta $ 15.300 y los menores de 3 a 10 pagan $ 7.650. Los fines de semana, $ 20.700, y los chicos, $ 10.350.

Informes: www.estanciacandelaria.com

Mirá también

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas