Jack Ryan (2ª temporada) – Serie – 2019 – Amazon Prime Video | Actores | premios

Jack Ryan (2ª temporada) – Serie – 2019 – Amazon Prime Video | Actores | premios

Vuelven las andanzas del analista de la CIA Jack Ryan, el personaje ideado por tom clancy e interpretado en esta serie por Juan Krasinski, quien rechazó un puesto de campo en Moscú ofrecido por uno de sus amigos y mentores, James Greer, para seguir en Washington con tareas más tranquilas, sentado ante la pantalla del ordenador en un escritorio. Pero en una de estas detecta el envío ilegal a Venezuela de un cargamento, que llega hasta la jungla. Y con su amigo el senador Moreno viaja al país sudamericano, que preside despóticamente Nicolás Reyes. A su pesar, Ryan se verá envuelto en la acción tras sufrir un atentado que reclama venganza. Y le toca asociarse a una mujer misteriosa, Harriet Baumann, con la tiene una noche de sexo casual, y que resulta tener vínculos con los servicios secretos alemanes.

carlton cuse y graham roland no conservan gran cosa del original de Clancy, simplemente, por así decir, «la marca Ryan», y siguen fieles a la idea de tramas imaginarias pegadas a la actualidad. De modo que tras abordar el terrorismo yihadista en la temporada anterior, ahora le toca el turno al corrupto régimen venezolano, donde en un “hábil” gesto diplomático el presidente no se llama Nicolás Maduro, sino Nicolás Reyes, y tiene el rostro del actor español Jordi Mollà, que además de trabajarse el acento concede al personaje un aire burlón. Elementos de minerales, empresas pantalla y marines de operaciones especiales, junto a la líder de la oposición, con marido desaparecido y que podría ganar las elecciones inminentes, además de la motivación vengadora de Ryan, vertebran la narración.

Y hay que decir que el resultado resulta un tanto decepcionante. Jack Ryan es menos heroico de lo que nos gustaría, que le mueva sólo y simplemente la venganza, más una vaga idea de justicia, puede dejar insatisfecho al espectador. Además de que el desarrollo argumental no está excesivamente trabajado, los trazos son un tanto simplones, ya sea en la carrera política de Gloria Bonalde aclamada por el pueblo, como en las motivaciones de la agente Harriet, vinculado a un asesino con hija estudiante en Oxford , elementos que francamente, importan un bledo, al igual que la implicación del enlace de la CIA en Caracas, que resulta que es el ex de la embajadora, pero vamos, que este dato nada aporta la narración, y así, suma y sigue.

Es una lástima, porque los valores de producción están ahí, y hay algunas escenas de acción muy trepidantes, sobre todo la persecución en los tejados de Londres, o el salto en paracaídas al océano.

Source link

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas