36 horas en Ciudad de México

36 horas en Ciudad de México

Pocos lugares conjuran la mezcla del estilo vibrante que posee la Ciudad de México, con gastronomía sobresaliente, una historia rica y una vida callejera muy activa.

Después de la pandemia, esa mezcla se ha puesto a toda marcha, con nuevos museos que presentan el arte mexicano, una cantidad de restaurantes y bares y un escenario de moda creciente que abraza la artesanía tradicional. Se pueden comprar bolsos de cuero y ponchos, probar cervezas artesanales locales, y unirse a los fanáticos del jazz para un concierto en algún club acogedor.

En medio del ruido, también vale la pena adentrarse en los secretos del Centro Histórico, donde los viajeros pueden descubrir murales escondidos, explorar el mercado antiguo y sumergirse en las capas e incongruencias de la ciudad.

El Ángel de la Independencia en Ciudad de México. EFE/ Madla Hartz


El Ángel de la Independencia en Ciudad de México. EFE/ Madla Hartz

Viernes

15 hs / Vuelta en el tiempo

Guillermo Tovar de Teresa fue un historiador autodidacta y excéntrico que escribió prodigiosamente sobre el arte mexicano del período colonial y del siglo XIX. Hoy su casa, una mansión de 1911 en Colonia Roma, que restauró meticulosamente, se ha convertido en un museo, que exhibe piezas de su colección de arte, muebles, libros y cerámicas.

Varias de las habitaciones permanecen como tal como él las decoró antes de su muerte en 2013, cargadas de retratos de la burguesía emergente del México independiente moderno, pinturas piadosas que ilustran la religiosidad exuberante de Nueva España y muebles de marquetería.

Un espejo magnífico de cristal refleja el hall de entrada, herrajes antiguos adornan la habitación y paisajes mexicanos del pintor británico del siglo XIX, Daniel Thomas Egerton, se alinean en el pasillo del patio. La entrada es gratuita.

Vista panorámica de Zócalo y Catedral. Foto Shutterstock


Vista panorámica de Zócalo y Catedral. Foto Shutterstock

16:30 hs / Compras en tiendas locales

Los diseñadores emergentes establecidos en México están dibujando su inspiración proveniente de las formas arquitectónicas y de las imágenes del país, mientras se enfatiza en la sustentabilidad y en los precios razonables para las artesanías. Boutiques que exhiben moda local están agrupados en Colonia Juárez junto a las silenciosas calles de Marsella y Havre.

Dos diseñadores, Francisco Cancino y Cynthia Buttenklepper, comparten una tienda y adaptan las siluetas tradicionales y textiles en los colores profundos mexicanos (los vestidos de la línea de Cancino cuestan unos 4.300 pesos mexicanos, o alrededor de US$ 222, los ponchos de cuero de Buttenklepper desde 11.000 pesos).

Mr Fox vende bolsos de cuero elegantes (totes grandes- bolsas de tela rígida y resistente- 3.700 pesos mexicanos) y accesorios. En Vera, las técnicas clásicas de tejido mexicano y broderie están actualizadas en una divertida colección de tops, vestidos y bolsos. Nada es sagrado en los diseños irreverentes de JPEG, ni siquiera la Virgen de Guadalupe, de quien su imagen está estampada en las remeras.

Palacio de Bellas Artes. Foto Shutterstock


Palacio de Bellas Artes. Foto Shutterstock

19 hs / Pruebe cerveza artesanal y luego cene al estilo de Roma

Las cervezas artesanales han despegado en México. Una cervecería local, Monstruo de Agua, abrió un salón de tapas nuevo lleno de plantas en Colonia Condesa.

Ordene una pequeña copa de degustación (desde 45 pesos mexicanos) de fuerte sabor con higo y azúcar de caña, o tal vez una IPA blanca, producida con jarabe de agave. Acompañe su cerveza con esquite criollo (100 pesos mexicanos), un snack sofisticado clásico de maíz, para consumir al paso.

Cercano a Colonia Roma, el salón íntimo para cenar Meroma ofrece ingredientes locales acentuados con toques inesperados. Como codorniz marinada con harissa (cena para dos, sin vino, alrededor de 2.000 pesos).

Y para probar algo de la nueva escena del vino de la ciudad, pruebe Vigneron, un bar y restaurante en Roma que destaca a pequeños productores en Francia, España, México e Italia (copas desde 185 pesos)

22 hs / Pasos hacia un ritmo de salsa

Mama Rumba es un modesto club de salsa en Roma que existe desde hace tres décadas y permaneció leal a su fórmula ganadora. Los bailarines expertos y los aprendices son bienvenidos para menear y girar al ritmo de la banda de la casa cubana, Charanga One.

Un DJ deja que el ritmo fluya antes de que los músicos tomen su lugar en el escenario a las 11 p.m. Llegue temprano para practicar sus movimientos, reserve una mesa donde pueda dejar su mojito o margarita (110 pesos mexicanos) entre baile y baile. Si es tímido, siéntese arriba y mire a los músicos y bailarines desde el balcón. El cargo de cobertura es de 120 pesos mexicanos.

Sábado

9:30 hs / Visite el mercado más antiguo de México

Pase el día en el Centro Histórico y sus alrededores, comenzando con La Merced, el mercado que data del período azteca. Es intimidante, tanto por su tamaño como por su insularidad.

Visitantes del mercado La Merced prueban saltamontes. Foto Sam Youkilis/The New York Times


Visitantes del mercado La Merced prueban saltamontes. Foto Sam Youkilis/The New York Times

El delito callejero es un problema, así que acérquese con un guía que conozca los caminos y los pasillos callejeros.

Eat Mexico ofrece un tour de comida de 3 horas y media en inglés ($99). En la parada de Señora Edith pruebe las delicias prehispánicas de saltamontes tostados (chapulines) y hormigas (chicatanas), junto con pescado de agua dulce y camarones.

Eat México ofrece muchos tours culinarios.


Eat México ofrece muchos tours culinarios.

Señora Balbina ofrece su sofisticado mole poblado y pipián, en un tamal de matiz azul. El tour finaliza en Roldán 37, un restaurante mexicano tradicional convertido de un antiguo almacén de secado de chile.

14 hs / Busque murales escondidos

Los murales en el mercado Abelardo L. Rodríguez, a unos 5 minutos de caminata al noreste del gigante Zócalo, la plaza principal, fueron pintados por estudiantes de Diego Rivera, entre ellos Marion y Grace Greenwood, hermanas oriundas de Nueva York.

Infundado con pasión por la justicia social, los murales de las hermanas, que representan la explotación de los granjeros y mineros, se encuentran junto a la escalera y primer piso de llegada en el rincón noreste del mercado.

En el mismo lugar está el mural de cemento de 72 pies de largo de Isamu Noguchi, La Historia vista desde México en 1936.

En el vecino Antiguo Colegio de San Ildefonso, hay ejemplos tempranos del movimiento muralista mexicano de un siglo de antigüedad. Los frescos de José Clemente Orozco cubren tres historias del patio principal del lado norte y captura la angustia y esperanza post Revolucionaria de México (entrada 50 pesos).

16 hs / Explore el arte mexicano

Dos puntos de referencia más del siglo XVIII, abrieron recientemente con colección de arte mexicana en el Centro Histórico y a su alrededor.

Los trabajos en el Foro Museo Valparaíso, un ex palacio hoy propiedad de un banco, que abarca retratos coloniales, incluyendo uno de la escritora Sor Juana Inés de la Cruz que fue pintado luego de su muerte en 1695, en el siglo XIX, imágenes y paisajes de las icónicas figuras mexicanas.

Las galerías del siglo XX presentan la “Calla Lily Vendor” de Diego Rivera, del año 1942, y pinturas de las surrealistas Remedios Varo y Leonora Carrington (entrada gratuita).

A un viaje corto en auto está el museo Kaluz, que muestra una colección privada dentro del renovado Antiguo Hospicio de Tomas de Villanueva. Organizado temáticamente, el monitor establece un diálogo entre las pinturas tempranas mexicanas y las interpretaciones del siglo XX. (Entrada 60 pesos para mexicanos, 90 pesos para extranjeros).

Parque central de Alameda, Palacio de Bellas Artes y Torre Latinoamericana. Foto Shutterstock


Parque central de Alameda, Palacio de Bellas Artes y Torre Latinoamericana. Foto Shutterstock

18 hs / Muestra de pulque o mezcal

Explore un trío de los bares vecinos en el sur del parque Alameda.

En Pulquería Las Duelistas, los turistas y los locales se juntan para tomar pulque, el agave de savia fermentado prehispánico (cuidado con su consistencia viscosa); éste se ha convertido en un gusto adquirido por la multitud inconformista (pulque blanco sencillo, 15 pesos mexicanos la copa, curado es sazonado con avena, apio de guada, 30 pesos la copa).

A poca distancia de Tío Pepe, una cantina de aspecto antiguo en el borde de Chinatown, donde las cabinas rojas de vinilo, murmullos de conversación y antiguas fotografías lo llaman a quedarse y revisar la voluminosa lista de tragos.

Tazas preparadas con pulque Foto Shutterstock


Tazas preparadas con pulque Foto Shutterstock

Bósforo es una mezcalería escondida detrás de las cortinas rojas y de las puertas de acero que no se advierte- pero que todos parecieran encontrar de todos modos, luego de las 7 p.m., en su horario de apertura.

20:30  / Diríjase hacia Juárez

Luego de las conmociones del Centro Histórico, vaya hacia Juárez para una cena tranquila en Amaya. A diferencia de algunos de los incondicionales bulliciosos de la escena para cenar, en la ciudad en Roma, Amaya es donde los locales se quedan para tomar un vino y conversar.

Es el segundo restaurante de la ciudad del chef Jair Téllez (su primero está en Merotoro), y su idiosincrasia basada en la cocina de Baja-Med es siempre excelente. El menú variado con estilo compartido, que enfatiza los ingredientes locales y de estación, incluye una tostada del pescado ceviche cubierta con ñoqui de calamar frito, con bife de ragú y cordero braseado con vegetales rotizados.

El comedor, de techo alto, está acentuado con un mural de colores y losas de piso vívidas. El restaurante sirve vinos naturales, que el mismo Tellez importa. La cena para dos sin vino cuesta alrededor de 1.700 pesos mexicanos, 10:30 p.m. Escuche jazz en vivo En una ciudad que parece resonar al ritmo de la música latina, el jazz en vivo fue en algún momento difícil de encontrar.

Ya no más. En el espacioso bar Parker & Lenox en Juárez, con luz tenue, los asientos del salón y los cócteles originales (desde 170 a 240 pesos mexicanos), lo sumergen en la música delante suyo o simplemente apreciar las vibraciones desde más atrás (cubre cargos por encima de 200 pesos, se recomienda reservar).

El espacio más pequeño en el Jazzatlán Capital, en Roma, atrae a una multitud dedicada para una noche en la cual todo se trata de música en un espacio íntimo (400 pesos mexicanos, con reservación incluida).

Domingo

10 hs / Disfrute el desayuno con Barragán

Diríjase hacia el sur para desayunar en el centro cultural Tetetlán en el barrio de Pedregal. Abrió hace cinco años para complementar la restauración de una casa privada, Casa Pedregal, diseñada por el genial arquitecto mexicano Luis Barragán a fines de los años ’40.

Construido alrededor de los muros de piedra volcánica de los establos originales de la casa, Tetetlán es una biblioteca de libros de arte y arquitectura, un espacio de exhibición, una tienda y un restaurante. Las opciones de desayuno incluyen chilaquiles (tortillas de maíz frito en salsa) y huevos revueltos con escamoles, o larvas de hormigas crocantes (295 pesos mexicanos).

La mayor parte del producto proviene de jardines flotantes junto a los vestigios de los canales aztecas en el lejano barrio al sur, Xochimilco. Tours en inglés de Casa Pedregal, deben ser reservados con antelación por mail (500 pesos mexicanos, 800 pesos para extranjeros)

Museo Universitario de Arte Contemporáneo, MUAC. Foto Shutterstock


Museo Universitario de Arte Contemporáneo, MUAC. Foto Shutterstock

Mediodía/ Visite un museo que desafíe los límites artísticos

A una distancia corta en auto, el museo universitario de arte contemporáneo, conocido como MUAC, alberga exhibiciones de todo el mundo, cura sus propios espectáculos y colecciona el trabajo de artistas contemporáneos mexicanos.

Trabajos del artista francés vanguardista, Ben Vautier, están en abril y una encuesta de activistas de arte latinoamericanos e intervenciones abre el 26 de noviembre y se extenderá hasta mayo de 2023 (entrada 40 pesos).

Una de las salas del Museo Universitario de Arte Contemporáneo. Foto Shutterstock


Una de las salas del Museo Universitario de Arte Contemporáneo. Foto Shutterstock

El museo está situado en un edificio de vidrio llamativo con una fachada inclinada diseñada por el arquitecto mexicano Teodoro González de León, quien falleció en 2016, en el campus de la Universidad Autónoma Nacional de México. El gigante complejo universitario es en sí mismo patrimonio internacional de la UNESCO y una iconografía del período prehispánico, particularmente su biblioteca central.

Paradas clave

  • El Mercado de La Mercedes es el más antiguo de la ciudad y representa una introducción a las comidas tradicionales, incluidos los insectos tostados.
  • Mamba Rumba es un club de salsa para expertos y novatos a los que les guste bailar hasta tarde en la noche.
  • Museo Foro Valparaíso es un palacio magnífico del siglo XVIII con colección de arte mexicano.
  • Tetetlán, un centro cultural que incluye un restaurante, espacio de exhibición, una biblioteca de arte y tienda; es un espacio donde puede pasar horas.

Dónde comer

  • Almacén Monstruo de Agua es un bar de tapas de cerveza artesanal en la ciudad de México, que hace un uso creativo de los ingredientes locales.
  • Meroma es un restaurante pequeño en Roma que ofrece ingredientes mexicanos frescos con una vuelta de tuerca.
  • Vigneron ofrece una selección de vinos curados desde los viñedos de Francia, España, México e Italia.
  • Tío Pepe es una cantina de 150 años de antigüedad, donde el ritmo se ralentiza a paso de tortuga.
  • Amaya sirve cocina Baja-Med y vinos naturales.

Dónde alojarse

  • Casa Goliana es un bed and breakfast boutique de 8 habitaciones en una mansión elegante y restaurada en Roma Norte. Cada habitación esta amueblada con diseños locales. Los fines de semana las tarifas por una habitación doble parten de $333, 50 pesos mexicanos).
  • Casa de la Luz Hotel Boutique es un palacio colonial restaurado en una plaza en el corazón del Centro Histórico. Las 18 habitaciones presentan suelo de baldosas y remanentes de la estructura de los antiguos murales. Habitaciones dobles desde 2.590 pesos mexicanos.
  • Hotel Casa González, en una ex casa frente a la embajada Británica, en Colonia Cuauhtémoc, posee habitaciones alrededor de patios frondosos. Habitaciones dobles desde 1.300 pesos mexicanos aproximadamente.
  • Busque alquileres temporarios en la Colonia Roma. Aunque es el barrio de moda en la ciudad, su calles traseras aun evocan el mundo de los años ´70 capturado por la película ganadora de un Oscar, Roma, particularmente en Roma Sur.

Elisabeth Malkin

Traducción Patricia Sar

Mirá también

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas