la historia de jackie coogan

la historia de jackie coogan

¿A qué edad te enteraste que Jackie Cooganel actor de El Pibela película de Carlitos Chaplin, fue el Tío Lucas? Ahora que Merlinala nueva serie sensación de Netflix, nos (retro)trae al blanco y negro de Los Locos Addamspensamos en Largoen la inclasificable hermosura de morticiaes Dedos y, sobre todo, en el Tío Lucas.

Imposible pasar por alto el personaje de Jackie Coogan. El Tío Lucas, de niño, con un metro y seis añitos, fue El Pibe Delaware Chaplin, el primer niño estrella de la historia del cine. Estrella al margen de la edad: un nene que obligaba a pensar, por primera vez, en guiones escritos exclusivamente para niños actores. Los grandes estudios desesperaban por un Coogan.

Pensemos en su trascendencia, en los 100 años que se cumplieron de ese icono cinematográfico que es El Pibe. Pensamos por un momento en la importancia del pelado entrando al set de filmación de Los Locos Addams.

Jackie Coogan tenía en su CV un privilegio único: haber protagonizado con el ególatra de Chaplin un filme que seguramente estará entre las mejores películas jamás realizadas.

El Tío Lucas, el papel que Jackie Coogan interpretó en "Los locos Addams".


El Tío Lucas, el papel que Jackie Coogan interpretó en «Los locos Addams».

Pensemos por un minuto, entonces, en ese señor de sonrisa parecido a la de Pato Bullrich, entrando al Platón Delaware Los Locos Addams y en lo que imaginaba, por ejemplo, el actor que hacia de homero addams (muy anterior al Homero padre de los simpson). El tipo deberia decir: “Faaaa… ¡estoy trabajando con esta bestia, con este mito viviente…!”

Alguna enseñanza, cierta intimidación, ocasional timidez. Algo debía provocar el experimentado Coogan, en ese entonces de casi 50 años.

Lo que decían de él

“Jack fue una de las personas más interesantes que he conocido”, dijo John Astin, que hacia el padre de los Addams. “Un actor con mucho talento e increíble. Podía quedarse dormido en cualquier lugar en cualquier momento, despertarse de arrepentirse e interpretar su papel de manera brillante”.

Es el ancho de espadas: el Tío Lucas de Los Locos Addams era ni mas ni menos que El Pibe de Chaplin (1925). Sí, era él. Más o menos como recordar que Nicholas Hoult, el compañero de Hugh Grant en Sobre un chico (2002) de grande hace del fulano que le hinchan las pelotas a Tom Hardy en Camino de furia de Mad Max (2015).

El 26 de octubre de 1914 nació. Tenía seis años en El Pibe. Murió lejísimo de la fama, en 1984. Un solo libro se escribió sobre él.

La supuesta explotación por parte de sus padres desembocó en la Ley Coogan que protege a los niños-prodigio para que no sean explotados. En su caso, luego de que sus progenitores malgastaran casi toda su fortuna.

El 6 de febrero de 1921 se estrenó El Pibe en los cines de los Estados Unidos. Cuarenta y tres años más tardela cadena A B C comenzaría a transmitir una comedia de enredo irrepetible: Los locos Addams.

La foto de clasica "El Pibe".  Jackie Coogan se durmió en el estreno y recién la vio a los 21 años.


La foto clásica de «El Pibe». Jackie Coogan se durmió en el estreno y recién la vio a los 21 años.

La picadora de Hollywood convirtió el dato en un hallazgo: ni el más sagaz de los mortales podía imaginar que aquel sujeto grotescoel Tío Lucas, provenía de la ternura consagrada tantos años antes por Chaplin.

Una ley solo por el

Coogan tenía cuatro extrovertidos añitos cuando Chaplin lo vio actuar en un vodevil regenteado por el padre. “Jackie era encantador y el público disfrutó lo indecible”escribió el genio en Mi autobiografía.

Al año siguiente de su fulgurante irrupción, Coogan hizo Oliver Twist. A la gente le importó un pito el huérfano de Dickens. Quería su cara, la cara que aparecía en publicidades de maní, en tapas de revista, en diarios.

Con los años sería sólo el actor de Chaplin y el descubrimiento en Los Locos Addams. También un hábil declarante: “Lo que más me enorgullece es que nunca me han derrotado en el Scrabble”, declaraba.

Antes de cumplir los 18 años ya había filmado 20 películas. A esa altura de su carrera su madre le «custodiaba» alrededor de cinco millones de dólares. Se la patinaron toda. El (no tan) pibe intuía que algo andaba mal si sus mayores cambiaban el auto a cada rato, compraban joyas y cenaban únicamente en restaurantes cinco estrellas.

El tema salio a la luz cuando Coogan se exigió demandar judicialmente a su mamá. Ganó, pero a sus bolsillos llegaron apenas 126.000 dólares.

El Tío Lucas y Largo, o Jackie Coogan y Carel Struycken, en "Los locos Addams".


El Tío Lucas y Largo, o Jackie Coogan y Carel Struycken, en «Los locos Addams».

La Ley Coogan desde 1939 se establece que cualquier empleado de un niño actor debe depositar el 15% de sus ganancias en un fondo que nadie puede tocar ni manejar hasta que el actor cumpla la mayoria de edad.

es Jackie Coogan: El niño rey del mundo, un libro de 2003, se describe lo alejado que el pibe estaba de los juegos y aprendizajes típicos de la infancia.

Una eminencia

Mucho antes de la BeatlemaníaJackie hizo una gira mundial donde recibió trato de eminencia. “El alcalde de Boston le dio la llave de la ciudad”, en 1924. En Roma fue recibido por el papa Pío XI. En Nueva York lo esperaban 100 mil chicos… y Coogan hizo 100 mil autógrafos.

Su fama fue reemplazada por los rizos rubios de Shirley Temple. Nunca ganó un premio y aún así tiene su Estrella de la Fama en Hollywood.

“El Sr. Chaplin me llevó a ver el circo de Barnum & Bailey justo después de que terminamos El Pibe. No lo vi mucho después de eso», contó Coogan.

«Una vez me detuve en su estudio, cuando tenía 21 años. Cuando le mencioné que nunca había visto El Pibe, dejó el rodaje en el que estaba, me llevó a almorzar y luego a una sala de proyección donde él mismo tocó el órgano para acompañar las imágenes. Nunca había visto la película. Fui a la premiere, pero me quedé dormido”.

También fue soldado

Y sí, como un macaulay culkin cualquiera, Jackie, ex niño prodigio, tuvo su etapa de encontrar refugio en el alcohol. También combatió en la Segunda Guerra Mundial.

Volvio a su primer amor en peliculas Clase B y sólo fue noticia por “abuso de estupefacientes” hasta que la televisión, una nueva industria pujante, le seguramente –tras apariciones menores- el segundo papel más importante de su vida: interpretar al Tío Lucas, rol que desempeñó entre 1964 y 1966, anterior fundición (!!).

Carlitos Chaplin y Jackie Coogan, en una escena de "El Pibe".


Carlitos Chaplin y Jackie Coogan, en una escena de «El Pibe».

“Solía ​​ser el niño más hermoso del mundo y ahora soy un monstruo espantoso”.

Murió el 1º de marzo de 1984 a los 69 años, luego de varios derrames cerebrales.

WD

Mirá también

Source link

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas