Las formas que tiene el arte para despabilarnos

Las formas que tiene el arte para despabilarnos

Se acaba de inaugurar una muestra excepcional en la Fundación Proa, en La Boca: «Antropoceno« reúne bellas fotos de gran tamaño, videos y propuestas realidad aumentada para dar cuenta de la devastación que el hombre causa a la Tierra. Si, belleza en semejante horror.

Las obras son del gran fotógrafo canadiense Eduardo Burtynsky y de los cineastas jennifer baichwall y Nicolás de Pencier, de la misma nacionalidad. Y se basan en sus viajes por algunos de los espacios más dañados del mundo (en todos los continentes, salvo la Antártida) y la teoría del antropoceno, que postula que entramos en una nueva era geológica que se define por los resultados apocalípticos de las acciones humanas sobre la Tierra, desastres con huellas tan perdurables que se las denominan «tecnofosiles». De hecho, los artistas armaron un grupo para investigar, crear y educar: «The Antrhopocene Project».

De Pensier, Baichwall y Burtynsky, en la previa de la apertura de su muestra en Proa.  Foto: Germán García Adrasti


De Pensier, Baichwall y Burtynsky, en la previa de la apertura de su muestra en Proa. Foto: Germán García Adrasti

El camino poético hacia la toma de conciencia sobre estos desastres fue blanco de críticas, por «suave«. Es un enorme error.

El ojo de la cámara de Burtynsky es único. Desde un avión o con un dron, crea imanes para el espectador. De lejos, un basural de Kenia parece un cuadro abstracto, con notas de colores pop. De cerca, se definitivamente del todo las siluetas. Y uno quiere saber qué es, dónde, cómo pasó.

Mina Morenci en Arizona, Estados Unidos, en 2012. ©Edward Burtynsky en Proa.


Mina Morenci en Arizona, Estados Unidos, en 2012. ©Edward Burtynsky en Proa.

Hay que bajarse al celular la aplicacion para «jugar» con las obras. Nada se parece a quedar cara a cara con el rinoceronte blanco «Sudán» -que murió tras las fotos que dan lugar a la pieza, en 2018-, el último macho de una subespecie extinta.

En la entrevista que Clarín publicó en la previa de la inauguración, Burtynsky lo resumió: «Las obras son reveladoras no acusatorias«. El arte tiene formas únicas de despabilarnos. También por eso, vayan a ver la exhibición.

JS

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Publicaciones Relacionadas