Ganaderos queretanos prevén nueva alza en costos de producción

Ganaderos queretanos prevén nueva alza en costos de producción

Querétaro, Qro. Productores pecuarios vaticinan un nuevo repunte en sus costos de producción al cierre del año; derivado del encarecimiento de materias primas como el maiz y el sorgose prevén alzas de entre 50 y 70% en este tipo de insumos, estimó el presidente de la Unión Ganadera Regional de Querétaro (UGRQ), Alejandro Ugalde Tinoco.

Este encarecimiento derivará de diversos factores, entre ellos, proyectan que se adelante la temporada de estiaje, de marzo del 2023 a finales de este 2022, lo que podría elevar los precios de los forrajes; explicó que en esta situación sigue impactando las condiciones de sequía que prevalecen en diversas regiones.

“Todo el sector ganaderoprincipalmente el semidesierto y la parte del norte (del estado), siempre nos vamos preparando para la adquisición de forrajes, para el estiaje, pero la época de estiaje siempre la esperamos en marzo, pero este año lo más seguro es que empieza en diciembre , entonces el producto se va a encarecer, eso ya lo estamos comenzando a ver y eso sí nos está provocando un punto de alerta (…) podrían subir (los costos) casi hasta 50 a 70% de lo que tenemos hoy”, puntualizó.

Tan sólo el precio del sorgo, refirió, se elevó casi un 50% en los últimos dos años, pero podría aumentar más ante la demanda que se generará en los próximos meses.

Alejandro Ugalde explicó que los aumentos en los costos de produccion los han absorbido en gran medida los productores; no obstante, aún cuando no han elevado con gran los precios del ganado en pie, sí se observa un alza en los precios al consumidor final.

“Ese incremento no se ha reflejado en el precio de venta (del ganado) en pie, a lo mejor precios vemos muy alto en el consumo para humano, pero el precio en pie se ha reflejado un aumento de 17 a 18% en casi todas las especies, todos los productores han tenido que absorber esas pérdidas por eso me preocupa, me preocupa mucho”, abundó.

A este escenario se suma que los productores agrícolas desfasaron la siembra de temporal, debido a los efectos de la sequía, lo que actualmente significa un riesgo, pues al registrarse una baja precipitación pluvial –en la actual temporada de lluvias– podrían suscitarse heladas que afectarían esta producción.

“Cuando no llueve mucho en el año, las heladas se vienen muy temprano y esto significa que a la gente que sembró tarde, le puede venir una helada y se puede perder la cosecha; lamentablemente eso repercutiría más, no al consumidor, que somos los pecuarios, sino al productor”, expuso.

Para atender esta problemática, la UGRQ ha lanzado líneas de créditos a las asociaciones pecuarias que integran, con la finalidad de adelantarse a la compra de forrajes y hacer frente al próximo estiaje.

En años anteriores, han adquirido entre 60,000 y 70,000 pacas, principalmente en la región Bajío, para garantizar las necesidades de los productores.

Para este año, previó, podrían adquirir cerca de 100,000 pacas, para reducir el estiaje que podría presentarse entre finales del 2022 e inicios del 2023.

“Lo he platicado con los productores de la región y les estamos promoviendo líneas de crédito en la UGRQ para que podamos ir a comparar esos forrajes, ahora que viene la cosecha en estados aledaños, principalmente Guanajuato y Jalisco, podemos traer producto y reducir un poquito los costos, porque yo sí veo un foco muy fuerte de alerta porque se nos van a incrementar los costos”, destacó.

Con esta compra se estimar casi el 70% de los productores del año, principalmente de las abarcas regiones del Semidesierto y de la Sierra Gorda de Querétaro, donde se concentran 12,000 productores pecuarios.

En cuanto a la persistencia de la sequía, las siete principales presas del estado registraron 20.3% de almacenamiento, al 17 de septiembre, el nivel más bajo reportado en el país, detallan informes de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

estados@eleconomista.mx



Fuente

¿Te gustó el artículo? Compartelo

Publicaciones Relacionadas