Tres cuartos perfil de Saramago

Tres cuartos perfil de Saramago

Con motivo del centenario del nacimiento de José Saramago, un libro acaba de ver la luz. Se trata de un álbum biográfico, editado por Alfaguara, acompañado de fotos e ilustraciones, y textos extraídos de libros, cartas y entrevistas al propio autor ya sus amigos y allegados.

Saramago. sus nombres, propone un recorrido por los lugares, las ciudades, las personas que impactaron en su vida y construyeron su cosmovisión y su literatura. Como su mujer, como Almodóvar, Bach o Cervantes. “No están aquí todos los nombres, pero todos los que fueron constitutivos de su identidad”, dicen en el prólogo los editores. Para los fans, seguramente será un auto-regalo obligado.

Para los que han pasado por su literatura en puntas de pies, fugazmente, o no han pasado en absoluto, este álbum tiene la virtud de poder leerse, precisamente, como se leen los álbumes. No necesita de un orden cronológico ni de una atención sistemática.

Podríamos decir que cada nombre es como recibir una postal (viejo hábito ya casi perdido), con un texto que invita a una reflexión. Y entre las reflexiones que estas postales permiten hacer, por ejemplo, esto: ¿cómo se construye un escritor? ¿en qué momento una persona que tiene una inclinación natural hacia las letras, decide que “eso” es “lo suyo”? Primero está la lectura, como es lógico.

Son muchos los autores citados, pero la literatura portuguesa (y la lengua portuguesa) tiene el lugar más importante. No caben dudas de que Saramago se sabía parte de una de una tradición literaria. Tanto que sobre el padre António Vieira, autor del 1600, dice que “es el verbo de Vieira el que resuena en mi propio cerebro cuando escribo”.

En estas páginas hay algunas dedicadas a Queiroz, Pessoa, Almada Negreiros, entre otros. También a João Cabral de Melo Neto, Machado de Assis, Drummond de Andrade. Luego, como todo escritor, reivindica para sí la literatura universal como patrimonio. Por eso Borges y Kafka, Flaubert y Proust tienen su lugar. Por último, como todo artista, todo hombre, el cine de Fellini, la pintura de Mantegna y Giotto, las esculturas de Maya Lin.

Después están los paisajes, que no pueden reivindicarse, que solo hablan de la tarea del hombre frente a la naturaleza, como cierto día relatado en los Cuadernos de Lanzarote (y en estas páginas) en que al escritor se le da por subir montañas. Desde que le concedieron el Nobel en 1998 los viajes se multiplicaron. Pero no es lo mismo siendo viajar José Saramagopremio Nobel, a la Feria de Frankfurt y pasar fugazmente por ciudades, cenas, charlas, obligaciones, que los recorridos que pueden requerir fundacionales, como la mudanza a la isla de Lanzarote, con su segunda mujer, Pilar, luego de la publicación de El evangelio segun Jesucristo en 1991. Mucho menos el viaje al Alentejo para escribir levantado del suelonovela que lo haría famoso y que trazaría el derrotero posterior de su estilo.

En este álbum hay dos fotos de la modesta casa que habitó en Lavre, donde dice que se dedicó a pasear con una sola preocupación: “preguntar y oír”. “Si yo no hubiera ido al Alentejo, no hubiera nacido mi modo de escribir actual, a partir de ese discurso oral, de esa conversación continua, de eso que no está escrito, pero que es la comunicación de unas personas con otras”.

levantado del suelo es de 1980. Diez años antes, Saramago había decidido abandonar sus trabajos burocráticos (empleado de la Seguridad Social, vendedor de seguros), para vivir de la escritura. Pero todo empezó de niño, porque toda vida, desde la vejez, y más desde un álbum póstumo, es un viaje a la semilla, como bien sabía Alejo Carpentier. Entonces, al principio que ahora es el final, recordado, está el lugar natal, Aizinhaga. El sitio donde experimentó Saramago el verdadero sentido del viaje. En sus palabras: “ir andando y descubriendo”.

Saramago. Sus nombres. Álbum biográfico. Alfaguara, 352 págs.

Programación de la Feria del Libro: www.el-libro.org.ar

Mirá también

Mirá también

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas