Si tardas en volver, justificame tu ausencia

Si tardas en volver, justificame tu ausencia

Reflexionamos a principios de mes sobre las esperas cada vez mas eternas de las series de television. Quiza Sucesión y Euforia superaron con nota la prueba de dejar al espectador más de dos años sin nuevas temporadas. Sirvió de ejemplo de la tesis de Mar Guerrero, profesora de Comunicación en la UPF, que pensó que las series con nichos muy fieles pueden salvarse porque su público está muy comprometido. Pero ella misma planteó que las rutinas entre el público y la obra son «muy frágiles» y pudo haber tenido consecuencias al no cultivar esta cuestión más emocional. ¿Y a qué viene este recordatorio sobre un reportaje pasado? Pues a la circunstancia que, ahora que han vuelto series como Sube, matando a Eva o muñeca rusano me quito de la cabeza que esta relación se (me) ha roto.

La predisposicion era amar Subir. De seguir haciéndolo. La serie sobre Nathan (Robbie Amell), un joven al que suben su conciencia en un servidor virtual antes de morir, tenía muchos elementos interesantes. Estaba la comedia romántica con Andy (Nora Antony), la trabajadora viva responsable de satisfacer sus necesidades. Teníamos una reflexión sobre un capitalismo, que estaría dispuesto a hipotecar nuestras vidas y las de nuestros familiares posmórtem. Y el universo era estrafalario, divertido, original.

Horizontal

Robbie Amell, en un cielo virtual en ‘Upload’.

Terceros

Así que, cuando desembarcaron los nuevos episodios a Amazon Prime Video tras 22 meses después de ver los primeros, la primera reacción fue desconcertante. Podía haber sido una sorpresa en 2020 pero no era lo suficientemente memorable para mantener vivo ese apego emocional o incluso recordar los detalles de las tramas clave que se retoman. Y, al ver que encima tenía poco nuevo que decir del universo de ciencia ficción creado por Greg Daniels, el instinto fue directamente dejarla tras unos pocos episodios.

Es irónico: si hubiera vuelto ocho meses después de la primera temporada, ni de broma hubiera abandonado Subir. No me hubiera importado por la familiaridad con los personajes, por la simpatía hacia ellos, pero el tiempo no había remado a favor de la percepción que tenía de ella. Para que nos entendamos: si tienes tanto tiempo para escribir los guiones, incluso porque la covid truncó los plazos de producción previstos, necesito que se me justifique creativamente. Es lo que sucedio con Euforia en HBO Max: Podía haber desaparecido de la faz de la tierra en 2020 y 2021 pero, joder, qué buena, reposada y rodada que se había presentado tras la ausencia. Y también superó la prueba La unidad de Movistar+: sólo necesita una escena del arranque de la segunda temporada para dejarte con la boca abierta.

Si ‘Upload’ no hubiera tardado en volver, posiblemente no me hubiera importado el bajón por la familiaridad con el universo y los personajes

En el saco de las esperas fallidas se encuentra matando a eva: ni un episodio nuevo entre la primavera de 2020 y hasta finales de febrero de 2022 (en España a través de HBO Max), tiempo de sobras para programar los ocho episodios finales de la serie, y vuelve sin inspiración, perdiendo cualquier atisbo de verosimilitud y con Sandra Oh y Jodie Comer teniendo que obrar milagros con personajes que habían sido la envidia de la industria audiovisual.

Y ahora se le ha sumado Muñeca rusa, que ni está entre las 10 series más populares de Netflix en Estados Unidos a los pocos días de estrenarse. Se coló entre las nominadas al Emmy a la mejor comedia en 2019 y se llevó tres premios técnicos para estrenar la segunda temporada en 2022, sin interés por parte del público, perdido en el catálogo de la plataforma y con una crítica que parece haber puesto de acuerdo en reconocer que se ha vuelto más caótica y menos sólida en su continuación.

Lee también

Es imposible no preguntarse si, más allá de la opinión de la crítica, hubiera tenido una mejor recepción por parte de los espectadores si no hubiera dejado escapar cualquier atisbo de cotidianidad con su dilatado proceso de desarrollo y producción. Otro caso de, si tienes tanto tiempo para escribir guiones, tienes que justificarlo a nivel creativo, de calidad, de conducir bien las nuevas ideas. ¿Próxima parada? Cosas extrañas a finales de mayo.

Si tienes tanto tiempo para planificar la temporada y escribir los guiones, tienes que justificar la ausencia a nivel creativo, de calidad, de conducir bien las ideas



Source link

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas