Las oportunidades de inversión no aparecerán con buenas frecuencias

Las oportunidades de inversión no aparecerán con buenas frecuencias

No hay ni un solo día en que la prensa salmón a este y al otro lado del charco resalten las bondades de ciertos valores en sus primeras páginas: chollos, gangas, pelotazos y demás formas de hacerse rico. Desconfía de todos y de todos. Incluso de los insiders. Los chivatazos, el sé de buena tinta, te pueden ocasionar la ruina. En los últimos meses, uno de los mejores bancos de inversión que he conocido en mi trayectoria profesional me ha recomendado tres valores, que, según ellos, contaban, siguen contando, con buenos fundamentos. Oh mar, auténticos chollos. Tres valores, que, en efecto, han rendido a sus accionistas buenas cuentas y buenas noticias. Tres valores, no obstante, que se han pegado tres batacazos importantes, con caídas promedio del 35% en un abrir y cerrar de ojos. La experiencia me dictó poner pocos huevos en estas cestas, pero los puse llevados por la codicia. Y los huevos se han roto. Para eso sirven los soplos, los chivatazos, lo que llaman gangas que decimos en nuestro argot. Huye de los rumores, de los soplos de buena tinta. Las buenas noticias no se cotizan y si lo hacen su efecto apenas dura un par de horas. Hay un fenómeno contra el que no se puede luchar: contra el sentimiento de mercado», me dice un viejo lobo de la Bolsa española, ya jubilado, que aconseja los siguientes pensamientos al respecto.

B&H@BuyAndHold2015 señala que «si en los últimos 10 años hubieras esperado caídas de más de un 15% para invertir hubieras cometido un grave error. Invertir cuando tengas el dinero y de golpe impidiendo hacer DCA, normalmente ser la decisión acertada, pero pocos podemos hacerlo.El tiempo en los mercados supera al cronometraje del mercado

1

«Las buenas oportunidades de inversión no aparecerán con demasiada frecuencia y no durarán demasiado. Por lo tanto, debe estar listo para actuar». —Charlie Munger Pero para actuar, también necesitas polvo seco (opcional). Eso viene de la paciencia y de no perseguir la tendencia de valoración siempre creciente anterior, recuerda Tiho Brkan@TihoBrkan

«En cuaquier caso ponle precio a tu tranquilidad. La próxima vez que te sientas perturbado, solo pregúntate: «¿Esto significa tanto para mí que debería perder la paz en mi mente por eso?» Suena bastante simple, pero funciona, señala The Irrational Inversor@posicion_comerciante

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas

¿Puedes oler el FOMO? | Invertir.com

La semana pasada, el FOMO se convirtió en la narrativa predominante del mercado. Como los datos parecían validar aún más la narrativa del aterrizaje suave