La delincuencia aprovecha la desbandada de Semana Santa

La delincuencia aprovecha la desbandada de Semana Santa

A la espera de contabilizar las denuncias que se van presentando por la actividad delictiva en Catalunya la última Semana Santa, queda claro que en materia criminal hemos vuelto a la normalidad que en cuestiones de robos sufrimos antes de la pandemia. Que mejor que la desbandada generalizada de la semana pasada para reactivar una delincuencia que poco a poco vuelve a las andadas con brio.

A falta de cifras oficiales y estadísticas comparando unos años con otros, lo mejor para ilustrar lo que ha pasado estos últimos días es recuperando algunos casos concretos. Durante la pandemia los trasteros particulares, así como los vehículos de los parkings públicos y privados se incrementaron en un objetivo recurrente de bandas que en su mayoría hicieron daño en el transporte público y se readaptaron. El domingo pasado, los vecinos de un inmueble de la avenida Josep Tarradellas de l’Hospitalet de Llobregat se alarmaron como aprovechando que parte de la comunidad estaba de escapada, les reventaron 23 trasteros. Forzaron las cerraduras, que no fueron en general muy acostumbradas en estos habitáculos, y los saquearon.

Dos hoteles, uno en Montcada y otro en Barcelona, ​​sufrieron atracos para llevarse el dinero de la recepción

En cuanto se reabrió poco a poco la movilidad y comenzó a regresar determinado turismo de alto standing a Barcelona, ​​se reactivaron las mafias especializadas en el robo de relojes de lujo. Aunque hay grupos habituales de robos con violencia que se aficionado también a arrancar esas piezas de valor de las muñecas de las víctimas.

Los Mossos d’Esquadra disponen de los fura , policías de paisano especializados en determinados delincuentes a los que frecuentemente huelen y siguen hasta que los detenidos en el momento de actuar. Es lo que ocurrió el domingo, a primera hora de la tarde, en la calle Princesa de Ciutat Vella. Los fura Siguieron cuatro sospechosos habituales a los que arrestaron tras arrebatar un Patek Philippe valorado en 124.000 euros que recuperaron y devolvieron a su propietario.

El día anterior y no muy lejos, en la calle Petrixol, otro turista denunció el robo de su Patek Philippe, este un modelo más modesto valorado en 50.000 euros, que le arrebataron con violencia tres individuos, según denunció después en comisaría.

Son frecuentes las reuniones entre los responsables de seguridad de los hoteles y los Mossos para poner al día las medidas de seguridad y de prevención. Esta Semana Santa al menos dos establecimientos denunciaron robos con violencia. El sábado los responsables de un hotel de Montcada i Reixach relataron como a las siete de la tarde, a plena luz, un hombre amenazó con un arma blanca al recepcionista, saltó el mostrador y exigió que abrieran la caja fuerte, de donde se llevaron unos 1.800 euros.

El jueves por la noche, el objetivo fue un hotel de la calle Aragó de Barcelona. Dos hombres con cascos asaltaron la recepción, amenazaron a la trabajadora y se llevaron 800 euros.

En cuanto a los robos en vivienda, que no han faltado en Semana Sana, el más destacado sucedió en Piera, donde los ladrones accedieron a una casa del núcleo urbano aprovechando que los inquilinos se habían ausentado. Los dueños denunciaron la desaparición de más de 100.000 euros.



Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas

le dieron 20 años de cárcel

Otra Agustina, otra estudiante universitaria de 19 años, otro crimen. La angustia y el dolor que se viven en estos días en Cipolletti (Río Negro)