Perro. Un viaje salvaje – Película – 2022 – Crítica | Reparto | Estreno | Duración | Sinopsis | premios

Perro. Un viaje salvaje – Película – 2022 – Crítica | Reparto | Estreno | Duración | Sinopsis | premios

Una relacion inesperada

Una relacion inesperada

Jackson Briggs es un ex ranger del ejército que se vio obligado a dejar el servicio activo debido a una lesión cerebral. Aunque aún tiene secuelas, él no cesa en el empeño de volver al ejército, algo que le ha costado a cualquier relación afectiva, incluida la de su mujer y su hijita. Pero encontrará una oportunidad de volver a ser guardabosques cuando reciba el encargo de llevar hasta el funeral de un compañero a la perra militar que le acompañó durante su servicio, con la que estaba muy unido. Lulú es una preciosa pastora belga pero su carácter agresivo es difícil de domeñar. Jackson deberá viajar por carretera con el animal a lo largo de cinco días, hasta llegar a su destino.

El productor Carolina Reid tu el actor Channing Tatum debutan juntos como directores, después de haber coincidido en la decepcionante saga de Mike magico. Se acan esta vez con exito y ofrecen una pelicula entretenida y optimista, que siempre se ve con gusto y que incide en el socorrido tema de los beneficiosa amistad con los animales. El guión del propio Carolin en colaboración con Brett Rodriguez es ingenioso a la hora de ofrecer la evolución en la relación del protagonista con el can, que, si bien se desarrolla de un modo bastante previsible –agresividad, pasotismo, complicidad, cariño– resuelve los diferentes niveles de empatía con momentos muy logrados, todos ellos bastante definidos gracias a las etapas sucesivas del itinerario geográfico que ambos llevan a cabo. Aun cuando hay pasajes más sosos (el giro final a las puertas del cuartel demandaba alguna idea mejor elaborada), el conjunto da lo que se espera, arranca risas y es en ciertos momentos razonablemente emotivos. Quizá destacarán especialmente las secuencias de la casa del bosque y sus “colgados” habitantes, la del hotel (con ese tronchante “¡Puedo ver!”) o la de la comisaría.

Perro. Un viaje salvaje habla de la capacidad terapéutica de los animales, en este caso del bien que puede causarnos la relación estrecha con un perro. Con Lulú la protagonista quizás pueda encontrar un motivo para salir de sí mismo y poder superar su estresante situación. Aunque hombre y animal interactúan continuamente, todo el peso de la trama estriba en Channing Tatumpues en este caso la perra en cuestión no es un prodigio de actuación (recordemos que hay canes memorables como por ejemplo, Uggie, que nos deleitó en El artista), pero como es habitual, el fornido actor de Alabama consigue él solito mantener alto el listón, esta vez apoyó en numerosos diálogos-monólogos con una sorna que hace bien al resultado.

Source link

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Publicaciones Relacionadas