Si se confirma la vela alcista de hoy, la moneda comunitaria encadenará tres sesiones en verde en un rally que la ha llevado a remontar un 1,7% desde los mínimos de casi dos años del 14 de abril, en 1,0757 dólares, después de los comentarios de la presidenta del BCE, Lagarde, precisamente alejando que este incremento de tasas se produzca tan pronto como a inicios de verano.

El ánimo de los analistas ha cambiado en cuestión de días y ahora esperan que el euro mantenga el tono positivo al calor de un BCE más agresivo de lo que se piensa tras la última reunión de política monetaria del supervisor monetario. El euro también rebota a medida que disminuye el riesgo político de las elecciones francesas, ya que el presidente Macron, ha sido declarado vencedor del debate televisado.