El espectáculo del libro vivo

El espectáculo del libro vivo

Feria del libro 2019. Charla “Paren de matarnos.  Literatura denuncia y feminismo”.  Foto: Fernando De La Orden

Feria del libro 2019. Charla “Paren de matarnos. Literatura denuncia y feminismo”. Foto: Fernando De La Orden

Volver. Esa palabra se repite en toda escritura que intenta contar la épica de este tiempo. No sabemos si el COVID-19 se terminó, pero todos queremos retornar allí donde pertenecimos, donde fuimos felices, donde dejamos algo inconcluso. En abril de 2019 se realizó la 45° Feria del Libro Buenos Aires; dos años seguidos quizás suspenderse por la pandemia; 2022 es el número de la revancha, de la recuperación de ese espacio en el que los libros se vuelven protagonistas. La convocatoria es a jugar con los sentidos que generan los colores, texturas y aromas que el libro, en todos sus formatos, sigue produciendo en los lectores. Los libros tienen pielpor lo menos los de papel.

El escritor Guillermo Saccomanno será el encargado de inaugurar la Feria.

El escritor Guillermo Saccomanno será el encargado de inaugurar la Feria.

Durante casi tres semanas (del 28 de abril al 16 de mayo), en un espacio de 16.472 m2 de la Rural que contiene 351 stands donde habrá 591 expositores, se desarrollará el más popular y masivo de los eventos culturales del país. Esta vez, la ciudad invitada será La Habana y Guillermo Saccomano el escritor encargado de dar el discurso de apertura. Claro, por supuesto que habrá política, debates y espacios para las hipótesis ideológicas en un momento en el que el país vuelve a redactar un plan de supervivencia.

La probabilidad y la estadística no fallan cuando se trata de establecer cuántos visitantes tendrán la feria: alrededor de un millón. Por supuesto, están los detractores y pesimistas que sostienen que pagar nadieá la entrada (de $300 a $450) a una feria de libros carísimos cuando la pobreza no hace más que subir y parece ser el único colectivo inclusivo, pero no hay dudas de que es un fenómeno de convocatoria pluriclasista. Y por eso la noche del primer sábado, de entrada libre, es un fenómeno masivo en sí. Lo son las compras con descuentos de los bibliotecarios de todo el país que revolucionan todo un fin de semana de la feria.

Caroline Fourest, francesa, autora de Generación ofendida.  Estará en la feria.

Caroline Fourest, francesa, autora de Generación ofendida. Estará en la feria.

La feria tendrá sus estrellas. Se espera la de mario vargas llosa (de quien sabemos que contrajo covid y se esta recuperando en Madrid), Javier CercasJohn Katzenbach, diamela eltitPaulina Flores, del joven rumano Miguel Gane, poeta surgido de Tik Tok. Habrá actividades conjuntas entre la Fundación El Libro y la Cátedra del Nobel peruano; talleres de la Fundación Gabriel García Márquez que posiblementen un ciclo de clases magistrales con el español Jorge Carrión. También la francesa Carolina Fourestel uruguayo roberto appratto y el chileno Álvaro Bisama, la española Irene Solà. Además, la Feria se sumará a los homenajes internacionales por el centenario de José Saramago, con una muestra, actividades y una maratón de lectura. Y por supuesto participarán los escritores argentinos: Gabriela Massuh, Isol, Mariana Enriquez, Florencia Bonelli, Claudia Piñeiro, Paulina Cocina, Tamara Tenenbaum, Guillermo Martínez, Gabriel Rolón, Miguel Rep, Eduardo Sacheri, Camila Sosa Villada, Diego Golombek, Florencia Canale, Luis Pescetti, Jorge Fernández Díaz, Liniers, Cristian Alarcón , Federico Lorenz o Facundo Arana. En el stand de Ñ-Clarín habrá diversas presentaciones de libros y diálogos de actualidad.

Mariana Enriquez, premiada y reconocida en Europa y Estados Unidos, estará presente en la feria.  Foto: Ariel Grinberg

Mariana Enriquez, premiada y reconocida en Europa y Estados Unidos, estará presente en la feria. Foto: Ariel Grinberg

Respecto a la pluralidad ideológica de la Feria, Ezequiel Martínez, flamante director general de la Fundación El Libro, aseguró a Clarín que “todos los autores convocados están invitados a expresarse con absoluta libertad: no se trata de direccionar nada, sino de promover la libertad de expresión, ya todo nivel. La Feria es un reflejo de nuestra sociedad y todos deben estar representados”.

Ezequiel Martínez, director general de la Fundación El Libro.  Foto: Guillermo Rodríguez Adami

Ezequiel Martínez, director general de la Fundación El Libro. Foto: Guillermo Rodríguez Adami

Hoy, la industria editorial afronta desafíos diversos. La pandemia golpeó duro al sector de las industrias y de las librerías. Por su parte, la Camara Argentina del Libro expresó en un comunicado su “inquietud” ante el “injustificado endurecimiento” del coeficiente que mide la capacidad financiera de las empresas, mecanismo empleado para definir si las compañías están en condiciones de importar o realizar pagos al extranjero. Llamó a cuidar la “bibliodiversidad” de las librerias argentinas con obras extranjeras que complementan y enriquecen la “diversidad cultural” del país. Esta Feria, aseguran desde la CALIFORNIAcontará con la menor presencia de libros extranjeros desde 1982. Durante los últimos años, las importaciones de libros han disminuido de forma constante en Argentina: en 2020 totalizaron 39,4 millones de dólares, un 62,2 % menos que el año anterior y otro 77,5 menos que en 2018, según los últimos datos publicados por la CAL.

Como ocurre desde 2013 (cuando se invita a Ámsterdam), en esta ocasión llegará una delegación de La Habana, como ciudad invitada. Justo cuando Cuba celebra la trigésima Feria Internacional del Libro (FIL) de su ciudad capital –entre el 20 y el 30 de abril. Todavía no sabemos quiénes la integrarán, pero sí que la Fundación Nicolás Guillén, por ejemplo, celebrar en la Feria los 120 años de su nacimiento, que se cumplen este 10 de julio. También sabemos que además de literatura habrá música y baile en su stand. Un dato que cuenta cuando se piensa en la coyuntura internacional que estamos viviendo es que en la feria se podra visitar el stand de ucraniapero no asi el de rusia que estará ausente en este encuentro cultural.

Entre cajas, bolsas y carritos desbordados de libros se suelen ver a los voluntarios de bibliotecas populares de todo el país invitados por la Conabip.  Foto: Daniel Dabove/Télam

Entre cajas, bolsas y carritos desbordados de libros se suelen ver a los voluntarios de bibliotecas populares de todo el país invitados por la Conabip. Foto: Daniel Dabove/Télam

Una algarabía local y tradicional de esta fiesta de libros ocurrirá el 6, 7 y 8 de mayo cuando los bibliotecarios lleguen desde todos los puntos cardinales del país hagan sus compras al 50% de descuento en todos los stands. Es un clásico de la feria organizada con la Conabip (Comisión Nacional de Bibliotecas Populares). En definitiva, de eso se trata, de lograr que los libros lleguen a quienes los necesiten y los quieran leer. Ese pasamanos fraternal vuelve a ponerse en marcha.

Mirá también

Mirá también

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Publicaciones Relacionadas