Pésimos servicios públicos y el Dracufest mermaron actividad turística en Ocumare de la Costa

Pésimos servicios públicos y el Dracufest mermaron actividad turística en Ocumare de la Costa

Ocumare
Foto cortesía Crónica Uno.

Ocumare de la Costa, en el estado Aragua, siempre ha sido un destino turístico obligado para propios y visitantes, especialmente en temporadas vacacionales. Para la recién finalizada Semana Santa, comerciantes y hosteleros aspiraban y esperaban una ocupación mayor o similar a la registrada en enero pasado, la cual rondó el 90%.

Normalia Dávila, presidenta de la Cámara de Comercio de Costa de Oro, explicó que «solo hubo una ocupación entre 30 y 40% hasta el viernes santo».

Durante el fin de semana, se esperaba un incremento de temporadistas en Ocumare de la Costa, pero el día sábado, luego de las lluvias caídas en la entidad, el servicio electrico quedo interrumpido hasta el pasado lunes.

Vacacionistas, sobre todo los que decidieron no pernoctar en Ocumare, se decantaron por devolverse ante las fallas de los principales servicios públicos, como el suministro de agua potable.

«No fue lo esperado en esta Semana Santa», admite Dávila.

Temporadistas señalaron que, en Ocumare de la Costa, ahora se ha establecido el cobro de 1 dolar para el ingreso y disfrute de las playas, mientras no exista ningún tipo de retribución, tal como la recolección de basura, duchas en buen estado y la imprescindible presencia de salvavidas.

En Cata- contó un funcionario- tan sólo en un día, fueron atendidos más de 30 conatos de ahogamiento solo por tres bomberos.

Los vacacionistas también residen en los precios excesivos de la comida a la orilla de la playa. Un pescado frito, que al llamado bandejero le cuesta 5 o 7 dólares en el restaurante, se vende hasta en 15 $ el plato.

Eso es inaudito- contó a Crónica.Uno una asidua visitante- Para ir a la Ciénega, por ejemplo, cobran 10 y 15 $ por persona.

Para los comerciantes debidamente establecidos, esta situación representa una gran pérdida, no solo económica, sino también de clientela. Dávila sostiene que ese compendio de deficiencias aleja al turista.

El Dracufest espantó temporadistas

Además de las añejas y reiterativas deficiencias en los servicios públicos en Ocumare de la Costa, la realización de un festival de música en Puerto Cabello, estado Carabobo, conocido como Dracufest, resultó mucho más atractivo para los temporadistas.

Mucha gente viajó hasta Puerto Cabello y no a Ocumare, reconoce Dávila.

Este festival fue organizado por el gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, y el mismo, además de la presentación de cantantes nacionales e internacionales, ofreció competencias de deportes extremos y zonas gastronómicas, entre otras atracciones.

La distancia entre Maracay y Puerto Cabello, es de aproximadamente 100 kilómetros que pueden recorrerse en hora y media. Un tiempo similar que tarda un turista en llegar a Ocumare de la Costa desde Maracay.

Costa de Oro es un municipio netamente turístico y todas las actividades están relacionadas. No se puede impulsar el turismo local si no hay políticas públicas que fortalezcan la principal actividad económica de la zona, refiere Dávila.

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Publicaciones Relacionadas