Red de museos del Valle

Red de museos del Valle

Es temporada de museos en el Valle. Son más de medio centenar, muchos más de lo que la mayoría de la población imaginaría. Están vinculados por una red con objetivos claros: ser su vocera como conjunto. Es un ejemplo admirable de reconocimiento de espacios para trabajar unidos en lo pertinente, sin que las entidades que lo conforman pierdan su independencia y sin perjudicar a nadie como consecuencia de la vinculación.

La orientación a intercambio de información y experiencias en diversos tópicos entre sus miembros y con otras entidades afines en el país y el mundo es modelo para los diversos estamentos institucionales de la región. Su dimensión le permite participar de manera visible en la formulación de políticas públicas para la promoción de actividades culturales, protección del patrimonio, impulso a la educación, el turismo y construcción de conciencia de región.

Museo es el lugar donde habitan las musas, nueve seres mitológicos de naturaleza femenina que inspiran las artes y las ciencias. Los griegos sostenían que habitaban en el monte Parnaso, pero su papel como promotoras de inspiración trascendental las ha acercado a las comunidades con el curso de los siglos y la invocación de músicos, poetas y científicos.

Hoy los museos son instituciones que preservan el producto de las culturas y los elementos perceptibles sobre el entorno en el que vive la humanidad. En muchos casos el contenido de un museo no tiene igual en otras partes, sobre todo en materia de artes plásticas, pero con el paso de los años y las transformaciones del mundo desde la revolución industrial hasta nuestros días han aflorado nuevos dilemas: hoy se considera improcedente que un museo contenga objetos culturales de territorios foráneos sin haber tenido la autorización debida para traerlos. Ni las bibliotecas, cuyo contenido puede ser muy similar en todo el globo, ni los zoológicos, cuya relación con animales en cautiverio es discutida, son museos.

Es de importancia trascendental el acceso de los menores en instituciones de educación básica y media a museos de diversa índole, como parte integral de su formación: el conocimiento directo de contexto y producto cultural alimenta criterios certificados para construir vidas con la necesaria independencia.

El florecimiento de los museos en la comarca, producto de esfuerzos de mucha gente, merece reconocimiento. En añadir los aportes económicos necesarios es preciso apoyar su gestión para aumentar la probabilidad de logro de los resultados esperados. El asunto es parte del cultivo de mentalidad abierta, dispuesto a valorar las raíces, pero también promover el sentido crítico e impulsar el cambio.

Esta es una época de decisiones trascendentales en el mundo: los desafíos ambientales desbordan la institucionalidad existente, las nuevas formas de ordenamiento social invitan a revisar valores de manera permanente, la integración del mundo obliga a replantear elementos de la educación pública y privada en forma sistemática. Paso esencial en la construcción de comunidad para tener mejor futuro es conocer el pasado y el presente desde diversas perspectivas; museos, bibliotecas y jardines botánicos son clave para que el devenir de la naturaleza desde el origen del universo y la historia de la especie humana y su acervo cultural tengan el papel apropiado en la formación de juicios. Así las cosas, su red de museos es tesoro del Valle.

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Publicaciones Relacionadas