El Caribe erótico en clave literaria – Prodavinci

El Caribe erótico en clave literaria – Prodavinci

Leo Felipe Campos fotografiado por Andreína Mujica

[Nota de prensa]

Sudaquia Editores, una editorial con sede en Nueva York que posee un amplio catálogo de autores latinoamericanos, relanza sexo en mi pueblouna serie de relatos pornográficos del escritor Leo Felipe Campos, venezolano radicado en España que actualmente trabaja como editor en el sello Planeta.

Este libro había sido publicado en 2009 como una de las apuestas de lanzamiento de Ediciones Puntocero y agotó su primera tirada. Ahora, como elemento atractivo para esta reedición, llega con un nuevo cuento.

Atrevido, plagado de gemidos y recomendado solo para mayores de edad, sexo en mi pueblo puede adquirirse a través de Amazon en cualquiera de sus territorios desde el 21 de abril, en el marco de la celebración del Día del Libro.

Sobre la obra

sexo en mi pueblo es un libro de ficción breve y sin miedo al riesgo; sus relatos están cargados de humor, picardía y erotismo. Las historias están conectadas, son herederas contemporáneas del costumbrismo y transcurren en zonas rurales o ciudades pequeñas de una Venezuela que bien podría ser cualquier país de América Latina. O incluso España.

El protagonista es un machito típico de pueblo criado por su abuela y su tío, que va creciendo y descubre su sexualidad a través de encuentros de todo tipo. En el libro hay voyerismo, bisexualidad, tríos, orgías…, pero, sobre todo, hay una mirada luminosa y divertida alrededor de la inocencia, la seducción y el aprendizaje.

sexo en mi pueblo funciona como una especie de novela de iniciación, fragmentada y con gran ritmo, y hace gala de un lenguaje prodigioso al alcance de lectores que buscan entretenimiento y placer. En especial, placer.

El sexo y el pueblo

No es lo mismo la forma de descubrir el sexo en las grandes metrópolis que en los pueblos de la periferia. Eso parece decirnos el autor con estos encuentros apasionantes, donde la música, la familia, las risas y los amigos del barrio también son una constante.

El clima, en este caso el persistente calor del Caribe, la atmósfera fluvial del estado Bolívar y sus pequeñas ciudades tropicales bendecidas por la naturaleza, los códigos machirulos y las dinámicas rurales de la infancia y la juventud…, todo se junta como telón de fondo para poder alcanzar el clímax. O, cuando menos, algunas carcajadas.

Lo que han opinado otros autores

No son pocos los que han tenido palabras de elogio para este libro corto y contundente, tan entretenido como excitante. Estos son algunos de ellos:

Leonardo Padrón, poeta y guionista venezolano: «Más que un libro de relatos, este es un divertidísimo artefacto erótico, una feliz impudicia literaria, un gozoso inventario de los gemidos y sudores de nuestro mapa más íntimo. Posee una prosa lúbrica, insolente, impecable, que juega y construye de forma admirable el imaginario erótico de todo pueblo latinoamericano».

Margarita Posada, escritora y periodista colombiana: «Una verdadera reivindicación de la palabra porno. Lo que en una película porno aparecería descafeinado y microfiltrado, cobra todas sus dimensiones en este libro. Campos logra poner el sexo en palabras tal como es: animal, transgresor y apasionado. Sin tapujos ni moralismos. Sus relatos generan un deleite cercano al orgasmo».

Alberto Barrera Tyszka, novelista, poeta y guionista venezolano, Premio Tusquets de Novela y Premio Herralde: «En estos relatos, Leo Felipe Campos desnuda también su propia escritura y la despoja de artificios, ese es su arte: lograr que la irreverencia sea una forma de naturalidad».

Marc Caellas, narrador y dramaturgo español: «¿Qué es entonces sexo en mi pueblo? buena literatura. Erótica, sí, pero también romántica, utópica y evocadora de un espacio tanto físico como mental».

Juan Luis Landaeta, poeta y artista plástico venezolano: «El placer de este libro es el de quien nos sorprende comiendo con las manos, pletóricos. La bitácora del autor arrimó el código postal de estos fornicadores hacia el campo del suroriente de Venezuela, una región cercana a donde se supuso El Dorado. Pues bien, los personajes de estos cuentos buscan oro y oro se encuentran».

Marcel Rasquin, guionista y director de cine venezolano, ganador del Oso de Berlín: «Este libro da nostalgia. Da ternura. Da miedo. Y da queso».

El autor

Leo Felipe Campos vive en Barcelona y es editor de Ficción en Planeta, donde ha trabajado con autores como Manuel Vilas, David Jiménez, Rosario Raro, David Orange o Pablo Tébar, entre otros. También ha sido editor del libro del reconocido músico latinoamericano Wilfrido Vargas, el rey del merengue.

Además de sexo en mi pueblo ha publicado la novela El famoso caso de las cartas de Lucas Menesesel libro de relatos Gancho al hígadocon el sello Tusquets en Colombia, y la antología de crónicas periodísticas Concierto para delinquir.

Ha sido coguionista de la teleserie La Negociadora, transmitida en América Latina y Estados Unidos, ha estado nominado a los premios Latin Grammy y ha dictado talleres de narrativa de ficción y no ficción.

Entre los años 2013 y 2015 ha sido corresponsal desde São Paulo y Caracas para el diario el espectador, de Colombia. Y en su país, Venezuela, ha trabajado como editor y como periodista deportivo y de investigación en medios digitales e impresos, además de haber fundado revistas culturales y literarias.

Sus redes: @leofelipecampos



Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Publicaciones Relacionadas