Rooney Mara, la estrella enigmática que antepuso su carrera a su fortuna

Rooney Mara, la estrella enigmática que antepuso su carrera a su fortuna

La primera audición que hizo Rooney Mara fue en el instituto, con motivo de un montaje de romeo y julieta. Se plantó ante los allí presentes, leyó un monólogo y se marchó sin decir una palabra más. La profesora encargada del casting salió tras ella, cariacontecida después de lo que aquel adolescente “oscura, melancólica y miserable” –como la propia Mara se definía– acababa de hacer. “Ni siquiera sabía que eras capaz de hablar. ¿Qué ha sido eso?”, le preguntó a la joven, que siempre había estado a la sombra de su hermana Kate (Castillo de naipes) en lo que a la exhibición de inclinaciones artísticas se refería.

Por supuesto que el papel de la cortejada Capuleto terminó siendo para ella, inaugurando así la que se ha levantado como una de las carreras interpretativas más sugestivas y cautivadoras del Hollywood reciente. una rara ave que celebra ahora su 37 cumpleaños habiendo conservado ese halo de puzle sin resolver pese a sus dos nominaciones a los Oscar, su protagonismo en taquillazos como Los hombres que no amaban a las mujeres y su relacion sentimental con uno de los actores mas conocidos del globo, Joaquin Phoenix. También nosotros nos hacemos hoy la misma pregunta que aquella maestra desconcertada: “¿Qué ha sido eso?”.

Rooney Mara es la heredera de dos de las familias más poderosas del deporte estadounidense. Foto: Getty

“No tengo ningún plan maestro para parecer enigmática… ¡Soy misterioso hasta para mí!”, exclamaba Patricia Rooney Mara en una entrevista con Moda S en octubre del año pasado. Imagen de Givenchy desde 2018, su apuesta por el negro y los tonos empolvados ha cimentado esa imagen de heroína gótico-romántica de tez de porcelana, labios rojos, pelo negro y pómulos marcados, siempre extendida, que tan bien marida con su impenetrable proyección pública . Califica de “pesadilla” el tener que caminar por la alfombra roja y su timidez congénita la hace ruborizarse incluso en el aplauso general con el que el equipo técnico de una película da por concluido un rodaje. Tanto es así que, durante la grabación de Ella, Joaquin Phoenix esperaba que ella le “detestaba” y solo consiguió cultivar una relación íntima tras meses de correspondencia digital. “Me gusta estar sola y necesito tiempo para poder estarlo”, admite.

Tras escenas compartidas posteriormente en el filme maría magdalena, en 2017 consolidaron la relación más opaca y excéntrica de entre cuantas pueblan las colinas de Los Ángeles. Ajenos a cualquier tipo de exhibicionismo sentimental, el ganador del Oscar por bufón dejó para la posteridad una insólita excepción al dedicar su premio al mejor actor del festival de Toronto al “sucio dragón” de su compañera de vida, un seudónimo que referenciaba su papel cinematográfico como la hacker nórdica Lisbeth Salander. Siendo una completa desconocida para el espectador medio, se impuso a estrellas de la talla de Scarlett Johansson, Natalie Portman y Jennifer Lawrence para hacerse con su rol más conocido. Musa de cineastas del prestigio de Spike Jonze o David Fincher, acaba de poner fin a tres años de retiro de la industria para necesitar en la crianza de su primer hijo, River, bautizado así en homenaje al célebre hermano fallecido de Phoenix.

Junto a Joaquin Phoenix forma una de las parejas más ‘cool’ de todo Hollywood. Foto: getty

Pese a lo misterioso de su perfil, su historial familiar podría calificarse de todo menos de enigmática. Nacida en el seno de la unión entre dos de los clanes más poderosos y multimillonarios del deporte estadounidense, los Mara y los Rooney, propietarios de sendas franquicias de fútbol americano en Nueva York y en Pittsburgh, la joven podría haber optado por seguir el camino de baldosas amarillas –doradas serían más adecuadas– que pisaron otras herederas de la opulencia como Paris Hilton o Nicole Richie. Según la web especializada Patrimonio neto de celebridadesla fortuna estimada de su familia ronda los 3.000 millones de dólares.

Su hermana Kate Mara se hizo conocida por su trabajo en la serie ‘House of Cards’. Foto: getty

Criada en la comunidad neoyorquina de Bedford, una de las más ricas de todo el país y que cuenta entre sus ilustres vecinos con estrellas como Michael Douglas, Blake Lively o Ralph Lauren, la joven acudió a un colegio público y terminó la carrera de psicología y organizaciones no gubernamentales –hoy es una activista pluriempleada en varias instituciones de ámbito animalista y medioambiental– antes de dedicarse por completo a la interpretación. Aunque confirma que disfrutó de una infancia “privilegiada”, se revuelve ante la etiqueta de niña rica y asegura que ni siquiera contaban con mayordomo o asistente en su casa. Su interés por la moda se materializó en 2018 con el lanzamiento de Colectivo Hiraethuna firma de ropa y accesorios que, cuatro años después, no se ha logrado un hueco en la industria.

Ella sí lo consiguió en Hollywood. Apenas necesitó un lustro para conquistar una crítica y público con esa mirada distante y atrayente, ilegible y juguetona; alcanzando el estatus de estrella gracias a filmes como La red social, Villancico o la mencionada adaptación de la saga Milenio. Tras poner fin al periodo de reconocimiento maternal con la recién estrenada El callejon de las almas perdidas de Guillermo del Toro, tiene pendiente de lanzamiento mujeres hablando (con Frances McDormand y Claire Foy) y su mediático nuevo proyecto seguro que reactivará el interés de todos aquellos que creían dar por amortizado su impacto en la meca del cine.

La neoyorquina volvió a imponerse en el proceso de casting de uno de los papeles más ambicionados del Hollywood reciente. Próximamente la veremos metida en la piel de la inolvidable Audrey Hepburn, en un película biográfica que dirigirá el cineasta Luca Guadagnino (Llámame por tu nombre) para Apple. El hijo de la legendaria estrella, Mel Ferrer, compartió su entusiasmo por la noticia: “Rooney es una delicia, estoy convencido de que habrá mucho amor ahí”. Lo de desayunar con diamantes seguro que le suena de algo a la actriz.

‘El callejón de las almas perdidas’, que supuso su regreso a la gran pantalla de la mano de Guillermo del Toro, cosechó cuatro nominaciones en los Premios Oscar. Foto: Disney

sigue leyendo


Rooney Mara: «Todo es distinto ahora que tengo un hijo, no puedo hacer las cosas como las hacía antes»

Rooney Mara: «Todo es distinto ahora que tengo un hijo, no puedo hacer las cosas como las hacía antes»



Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas