Los 7 sitios favoritos de un gato para dormir

Los 7 sitios favoritos de un gato para dormir

3. Encima de ti

A pesar de no ser una de los lugares más cómodos para nosotros, nuestro gato se tumba encima de nosotros y nos amasa con sus patas. Este comportamiento demuestra que está tan seguro con nosotros que quiere estar encima y el que tiene un vínculo con nosotros es muy estrecho. Generalmente, preferirá nuestro pecho, ya que solemos mover las piernas y los brazos y es más incómodo para ellos.

Pero, no todos los gatos van a querer tener un contacto tan estrecho con las personas. Incluso algunos probablemente estarán cerca, por ejemplo pegados a nuestras piernas cuando estemos sentados en el sofá, rechazando nuestras caricias.

Es imprescindible que respetemos sus prioridades y evitemos ir más allá de lo que el gato nos está demandando. Es decir, si nuestro gato es feliz únicamente sentado al lado nuestro, debemos sentirnos halagados de que sea asi y no forzarle a mas. Él mismo, si quiere, en un futuro se irá acercando.

Esta es la mejor forma de crear un vínculo con nuestro gato. De otro modo, podemos generar el efecto contrario y que empezar a evitarnos.

4. Al sol

Cuando entra un rayo de sol por la ventana podemos ver a nuestro gato tumbado a lo largo. Da igual que sea en la cama, en el suelo o en la ventana, previamente preparada con redes para evitar caídas y sustos necesarios.

Y es que da lo mismo que estemos a 35ºC, que ellos disfrutan del sol.

5. En superficies mullidas

Como hemos dicho al inicio, los gatos Buscan zonas mullidas y calientes, por lo que nuestra cama, el sofá, un sillón, serán sitios en los que podremos ver a nuestro gato disfrutar a lo largo del día. Incluso, si nuestro sofá tiene una tela que lo cubre, podremos encontrar a nuestro gato debajo de ella, escondido.

6. En un árbol rascador

Los rascadores son imprescindibles para el enriquecimiento ambiental de nuestro gato. Le permitimos afilar las uñas, marcar su territorio y al usar evitamos que arañe y marque en lugares que no queremos, como puede ser el sofá.

Los rascadores verticales o árboles, son ideales en este sentido. proporción sitios altos desde donde observar, postes verticales para poder arañar y muchos de ellos tienen casitas donde esconderse o hamacas para poder dormir.

Es importante que estos rascadores, si son muy altos, se puedan fijar de alguna manera a la pared o al techo para evitar que se caigan, asusten a nuestro gato, y nunca más vuelvan a utilizarlo.

7. En una caja

Por último las cajas. Nos llega un pedido a casa, abrimos la caja en el que viene el pedido, sacamos su contenido y antes de que nos demos cuenta, nuestro gato se ha metido dentro y está feliz.

El motivo de su adoración por las cajas, es debido a que son lugares acotados, cerrados y que aíslan del frío. Por eso, en muchas ocasiones nuestro gato preferirá una caja con un cojín mullido dentro, que la cama más cara del mercado.

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas