“Hay tantas maneras de ejercer la maternidad como mujeres”

“Hay tantas maneras de ejercer la maternidad como mujeres”

Adriana Ugarte (Madrid, 1985) alcanzó popularidad cuando protagonizó hace ya 15 años la serie la señora . Desde entonces ha ido intercalando cine y televisión con éxitos como la adaptación televisiva de El tiempo entre costuras de María Dueñas, o durante la tormenta , dirigida por Oriol Paulo. Este domingo, Atresplayer Premium estrena Heridas una serie basada en la serie japonesa Madre (Madre) y su posterior rehacer turco de gran éxito internacional. Un drama que aborda el tema del abandono infantil y la búsqueda de la propia identidad a través de las vivencias presentes y pasadas de sus dos protagonistas: Manuela, una joven que vive sola en una cabaña donde estudia los humedales andaluces, y Alba, una niña de siete años que no recibe los cuidados que merece por parte de su madre y el novio de ésta. Cuando Manuela conoce a Alba deciden intervenir y juntas emprenden una huida a una nueva vida.

¿Por qué esta historia ha calado tan fuerte en todo el mundo?

Porque apela a algo que es universal que es la necesidad de crear vínculos los unos con los otros: de madres a hijos, de madres a madres… También habla de pseudomaternidades. La serie reúne unos personajes que al final todos cobran un sentido cuando sienten en primera persona e íntimamente el vínculo. Creo que Heridas trata de eso, de la relación emocional; somos animales sociales y necesitamos estar en vinculación con otros seres.

¿La serie también aborda las diversas maneras de vivir o sentir la maternidad?

Tiene algo que me parece muy positivo que es intentar conciliar la idea que una tiene de la madre que le gustaría ser y de la madre que una es capaz de ser porque es de determinada manera. La serie rompe mitos acerca de como tiene que ser una maternidad para ser reconocida como tal. Hay tantas maneras diferentes de ejercer la maternidad como mujeres. Heridas es una oportunidad de explorar esta propuesta.

¿Hasta dónde está dispuesto a llegar su personaje por Alba? ¿Adriana Ugarte también lo haría?

Yo soy muy impulsiva ante las injusticias y puedo reaccionar, digamos, de manera poco razonable, pero creo que nunca llegaría a secuestrar a nadie. Creo que intentaría buscar el cobijo de alguna entidad que protegiera al menor pero no me lanzaría a la fuga. El personaje de Manuela no solo se va a mover por la necesidad de paliar los malos tratos que sufre la niña sino que hay algo también que ella no controla cuando está con ella; Hay una cosa de arrebatamiento y de enamoramiento. Su vida cobra sentido y ella empieza a tener valor ya ser feliz por primera vez. Es como que la niña le pone otras gafas para mirar el mundo y Manuela no se las quiere quitar. Puede ser que a través de la protección que ejerza sobre Alba, quiera sanar su propia vida a través de regalarle a la niña una nueva vida, aquella infancia que ella no pudo tener y qué veremos más adelante en la serie.

¿Tener un hijo y ejercer de madre pueden ser cosas diferentes?

Lo positivo de los personajes de Heridas es que no son blancos ni negros sino que estan llenos de sombras. A lo mejor Manuela se le ven menos las sombras pero es un personaje inquietante y poco transparente. Muchas veces es como mira a la niña, como la acaricia… Hay algo extraño en ella. Me gustaría remarcar que Manuela no es la luz que viene a salvar a Alba de una situación penosa para ofrecer algo mucho mejor, sino que es un personaje lleno de aristas, y que muchas de ellas no son todo lo correcto que nos gustaría. Dicho esto, la serie no realiza juicios sobre ningún personaje. La maternidad no implica, no obstante, consanguinidad. Yo creo que es una cuestión de voluntad, de darse cuenta, de acompañar y de estar incondicionalmente.

¿Le gustaría que Heridas sirviera para que algunas familias que no estén pasando por un buen momento reflexionaran un poco?

Claro. Al final, el sueño de nuestro trabajo, aparte de entretener, es que sirve para crear debate y reflexión. Cuando un producto te hace plantearte que algo tuyo no está funcionando o que algo podría ir de otra manera o que te parece más de lo que quisieras a un personaje que estás criticando en la serie, es decir, cuando la ficción funciona como un espejo y te genera incomodidad y preguntas, es maravilloso.



Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas