dos víctimas, inacción policial y un asesino prófugo

dos víctimas, inacción policial y un asesino prófugo

Fueron siete años de maltrato. Incontables distanciamientos, separaciones, viajes y dos hijos. El círculo de violencia se repitió de manera incesante. Cuando Pamela Noemí Gorosito (22) juntaba fuerzas y se decidióa a dejarlo, él la encerraba en su casa hasta que se borraran los moretones o la perseguía para jurar perdón.

Cuando Javier Reinaldo Broi (24) le dio la última golpiza, Pamela dijo basta. Hizo la denuncia, consiguió una restricción de acercamiento y escapó a Salta con sus dos hijos, de 3 y 2 años.

Hace más de siete meses se fue a Coronel Moldes, una localidad de La Viña, a 70 kilómetros de la capital provincial, junto a su hermana Ramona Isabel Gorosito (30).

Pamela Gorosito (23) y Javier Broi (24) tenían dos hijos de 3 y 2 años.

Pamela Gorosito (23) y Javier Broi (24) tenían dos hijos de 3 y 2 años.

Consiguió trabajo en un club y limpiando casas para mantener a su familia. Ramona la recibió en la casa que montó ladrillo por ladrillo, con ayuda de su papá, que a la distancia le enseñó cómo construirla.

Ramona tenía tres hijos, de 13, 11 y 9 años, quienes por los feriados de Semana Santa las acompañaron de regreso a Yuto, una ciudad del departamento de Ledesma, en Jujuy, a 157 kilómetros de San Salvador.

Las hermanas y sus hijos viajaron a visitar a su mamá ya su hermano, que también volvía a Yuto pero desde Rosario, Santa Fe. La excusa eran las pascuas para un gran almuerzo familiar que termino en velorio.

«Yo no quería que volviera. Estaba preocupada. Pero ella quería visitar a su mamá. No pensé que iba a ser así», le cuenta Luis Gorosito (51) a Claríninternado en un hospital de Rosario.

Pamela Gorosito (23) había denunciado a su ex, Javier Reinaldo Broi (24), horas antes de que la matara.

Pamela Gorosito (23) había denunciado a su ex, Javier Reinaldo Broi (24), horas antes de que la matara.

Ramona y Pamela llegaron el jueves y la violencia empezaron con los chicos. «Se los llevó a la rastra porque no se querían ir con él. Y el viernes, de nuevo, se los volvio a llevar llorando. Y cuando los fue a devolver ya aparecieron con un machete y una escopeta», relata Luis, todavía incrédulo.

Fue alrededor de las 19 que las hermanas corrieron a hacer la denuncia en la seccional 22 de Yuto, asustadas de lo que pudiera llegar a hacer.

Habían renunciado el almuerzo familiar y cargaron la camioneta para volver a irse de Jujuy, pero no lograron escapar a tiempo.

La ayudante fiscal Claudia Moreno imputó a Broi por el delito de “violación de domicilio en contexto de violencia de género” y posiblemente su detención. También, disponer una consigna policial en el domicilio para proteger a las víctimas.

Pamela y Ramona Gorosito vivían juntas en Salta.  Estaban en Yuto por los feriados de Semana Santa.

Pamela y Ramona Gorosito vivían juntas en Salta. Estaban en Yuto por los feriados de Semana Santa.

inacción policial

Los policias no cumplieron con la orden. «Llegaron a la casa de Graciela, la mamá de las chicas, y ya no estaba. Le dijeron que se había ido a lo de la madre oa lo de la hermana, pero como -supuestamente- no lo encontraron, no hicieron nada», se indigna el papa de las jovenes.

«Surge de la investigación que los efectivos no fueron a verificar tal situación, no dispusieron la consigna, y resultaron asesinadas ambas mujeres», informó el Ministerio Público de la Acusación de Jujuy en un comunicado. «Por ello, el agente fiscal imputó a dos efectivos policiales del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario publico«, agregó.

Ante la inacción policial, Broi volvió todavía más violento. Esperó escondido hasta que Graciela Segundo (49) saliera para acompañar a Ramona a la casa de su abuela y se metió en la habitación. Habían pasado algunos minutos después de las 22.

Javier Reinaldo Broi (24) tenía una restricción de acercamiento y tenía que haber estado detenido al momento del crimen.

Javier Reinaldo Broi (24) tenía una restricción de acercamiento y tenía que haber estado detenido al momento del crimen.

Pamela estaba con sus hijos cuando empezó la golpiza. «Tenía Botines con la punta de acero» y la pateó hasta desvanecerla, contaron a Clarín. La hija de la mujer se escondió, aterrada, debajo de la cama. Al bebé «lo tiró afuera». El llanto, los gritos y los golpes alertaron a los vecinos.

A Pamela la degolló.

Cuando llamaron a Graciela para avisarle que estaba pasando en su casa, la mujer volvió corriendo. Broi encontró primero a Ramona, que llegó más rápido que su mamá: la mató de un escopetazo en la cara.

Después la cruzó a Graciela, pero no tenía más cartuchos: le pegó un culatazo y la pateó en el suelo.

Todo ese camino hizo Broi, que tuvo que haber estado detenido por orden judicial mientras un patrullero debía proteger a Pamela y sus hijos. Ni antes ni durante todo el episodio aparecieron los agentes para detenerlo.

Broi se escondió en el monte.

«Lejos no está porque lo vieron meterse en lo de la hermana, pero cuando lo fueron a buscar se había vuelto a meter en el monte. Yo quiero que lo agarren y que pague por lo que hizo. Mis hijas eran personas que no se merecían ni que les golpeen una uña. lo dejaban que hiciera lo que quisiera y nadie lo detenía«, se lamenta Luis, que por problemas de salud no podrá ir al velorio de sus hijas.

«Cuando llamé a la comisaría se burlaron de mí, me trataron mal y hasta me cortaron el teléfono. Si ellos hubieran ido a proteger a mi hija, estaría viva. Ella hacía la denuncia pero no lo buscaban, lo cubrían así hizo lo que siempre quiso y nadie lo paró», insiste el hombre.

Javier Broi es intensamente buscado en Jujuy por el femicidio de Pamela y Ramona Gorosito.

Javier Broi es intensamente buscado en Jujuy por el femicidio de Pamela y Ramona Gorosito.

La investigación quedó en manos de la fiscalía especializada en Violencia de Género, a cargo de Fernando Lobos. Pidió la detención de Broi y lo acusó de «homicidio agravado, homicidio simple y lesiones en concurso real«.

Personal de la Brigada de Investigaciones de la Policía de la Provincia, Caballería y la División Canes lo buscaron este domingo en un monte cercano al barrio Sur de Yuto, sin éxito. La autopsia debió realizarse este domingo.

«No lo puedo creer mis negras. Siempre la llevaré en mi corazón, nunca las voy a olvidar. Hoy se fueron para el cielo, dennos fuerza mis ángeles. Que en paz descansen«, las despidió Santino, uno de los tres hermanos de las víctimas.

Violencia de genero

Entre el primero de enero al 31 de marzo de 202, hubo 81 femicidios, 3 trans/travesticidios y 5 femicidios vinculados de varones, según el informe del Observatorio de Femicidios en Argentina “Adriana Marisel Zambrano” de la Casa del Encuentro.

Son 83 hijas e hijos que se quedaron sin madre, el 65 % son menores de edad. Según los datos, como en el femicidio de Pamela Gorosito, el 62 % de los agresores eran parejas o exparejas de las víctimas y el 25 % de las mujeres tenían entre 19 y 30 años.

EMJ

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas

le dieron 20 años de cárcel

Otra Agustina, otra estudiante universitaria de 19 años, otro crimen. La angustia y el dolor que se viven en estos días en Cipolletti (Río Negro)