Los Mossos creen que el tiroteo de la Barceloneta fue un ajuste de cuentas

Los Mossos creen que el tiroteo de la Barceloneta fue un ajuste de cuentas


Los Mossos d’Esquadra siguen buscando a los dos ocupantes de una motocicleta que el viernes por la noche dispararon a plena luz del día contra un hombre que sufrió heridas en una pierna y que fruto del rebote de una bala perdida también dejó herido a un niño de 8 años que paseaba por la misma callejuela de la Barceloneta. Fuentes de la investigación aseguran que todo apunta a que se trata un ajuste de cuentas en un ataque dirigido contra un objetivo concreto.

El herido, de 34 años cuenta con numerosos antecedentes a sus espaldas por todo tipo de robos. Robos con fuerza, violentos y hurtos. Fuentes hospitalarias indicaron ayer que los dos heridos estaban fuera de peligro. El adulto permaneció ingresado en el Hospital del Mar mientras una patrulla de Mossos custodiaba el acceso al centro. El menor, por su parte, evolucionó favorablemente con una herida leve en el tobillo. Los hechos ocurrieron el viernes sobre las 20:20h. La Barceloneta estaba abarrotada de gente, muchos y muchos de ellos seguidores del Eintracht de Frankfurt que seguían disfrutando de Barcelona después de haber invadido el Camp Nou el día anterior. Una motocicleta Yamaha T-Max con dos ocupantes se internó en la calle Sevilla, una callejuela paralela al paseo Joan de Borbó y la altura de la calle Sant Carles abrió fuego contra un individuo que paseaba por aquella calle. Fueron tres disparos, según los vecinos. El hombre quedó tendido en el suelo malherido mientras que el menor que paseaba por allí gritaba despavorido quejándose del pie. Los comerciantes de la zona al escuchar el estruendo salieron rápidamente a auxiliar a los heridos.


Lee también

Agencias

LV_Dos heridos, uno de ellos menores, al ser tiroteados desde una moto en Barcelona

El menor fue asistido por una doctora que se encontró en la zona y que intentó tranquilizar al pequeño ya sus padres indicándoles que se trató de un corte profundo pero que revistía poca gravedad. “Había mucho revuelo”, recordaba ayer el propietario de una tienda de venta de móviles. Una de las personas que acudió al rescate del niño fue Dante, que hace dos semanas que trabaja en un establecimiento de venta de accesorios de marihuana. El joven tuvo clarísimo lo que acababa de escuchar en la calle de al lado. “Me lloró cerca de un campo militar en Argentina y sé distinguir perfectamente un petardo de un disparo. Desde el primer momento supe perfectamente que aquello que escuché fue un disparo”.

El herido, de 34 años, tiene numerosos antecedentes policiales por robos violentos y hurtos

Este suceso vuelve a poner de manifiesto la destrucción de las armas de fuego entre bandas para dirimir sus conflictos. El pasado mes de septiembre una mujer embarazada de siete meses perdió el hijo que esperaba cuando un pistolero abrió fuego contra un grupo de personas que hacían un botellón. En noviembre, Valentín Moreno, el asesino del Port Olímpic, tuvo que recibir un disparo en la nuca en Sant Adrià del Besòs.





Source link

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas

le dieron 20 años de cárcel

Otra Agustina, otra estudiante universitaria de 19 años, otro crimen. La angustia y el dolor que se viven en estos días en Cipolletti (Río Negro)