Entre ceja y ceja: el triunfo de las “cejas tupidas”

Entre ceja y ceja: el triunfo de las “cejas tupidas”

Carla Delevigne, Chiara Ferragni, Lilly Collins, Penélope Cruz, Elsa Pataky, Jennifer López… Son nombres de algunas de las famosas que las lucieron antes o las evidencian ahora.

A Cara Delevigne no le gustaban sus cejas: “sentía que parecían dos babosas”, dijo en una entrevista con InStyle. Ahora ese rasgo que la hizo resaltar se ha puesto de moda.

“Las cejas más populares este año serán las naturales y las laminadas, que han sido estilos que han llegado en los últimos años para quedarse”, dice Carol Rancel, de la firma Benefit Cosmetics.

Laminado de cejas, micropigmentación, “microshading”, “microblanding”… Son algunas de las técnicas y tratamientos para reforzar las cejas.

Leer más: Renueva tu imagen: Tendencias de color 2022 para teñir el cabello

Cejas: una parte clave del rostro para la moda de esta temporada. Quizás han sido los dos largos años de pandemia y mascarillas o, simplemente, que el “body positive” (cuerpo en positivo) y la ruptura de los cánones de belleza es cada vez más poderosa, pero hoy por hoy las miradas están, nunca mejor dicho, en el punto de mira.

A Cara Delevigne no le gustaban sus cejas: “sentía que parecían dos babosas”, dijo en una entrevista con InStyle. Ahora ese rasgo que la hizo resaltar se ha puesto de moda. Foto Prensa Libre: EFE/Sáshenko Gutiérrez

Sí, las miradas son protagonistas del rostro y, además, enmarcadas por cejas que se alejan de las finas líneas depiladas o tatuadas de hace tiempo: naturales, incluso gruesas, son las que dominan el escenario. Conocidas también como “cejas tupidas”, son varias las famosas que las lucen.

DE INSEGURIDAD A RASGO ESTRELLA.

Una de las primeras personas en reivindicar las cejas gruesas como algo válido y bonito fue Cara Delevigne. En 2012, cuando todavía se llevan tendencias finas, depilaciones o cejas despejadas, la mirada de la supermodelo británica la hizo destacar entre el resto.

Así, la actriz de “Valerian” (2017) y autora del libro “Mirror, Mirror” (2017) sobresalió, como tantas otras antes y después, que los cánones de belleza están para romperlos. Esas cejas, que incluso para ella han sido motivos de inseguridad, se dispararon en un distintivo.

Te puede interesar: Prendas básicas en las que debes invertir en este 2022

“Se ven como babosas gigantes en mi cara”, le decía la modelo a su madre cuando esta comentaba que las cejas de Cara eran su mejor rasgo. Así lo relató en una entrevista con InStyle. “Quería cejas pequeñas así que intentó depilármelas con pinzas”, confesó Delevigne: “no comencé a apreciarlas hasta que el resto del mundo lo hizo”. Y vaya que sí lo hicieron, y no de forma precisamente pasajera.

Porque ahora son varias las famosas que han prescindido de la depilación en las cejas o la han moderado, luciéndolas naturales e incluso espesas. La última de ellas es la modelo italiana Chiara Ferragni.

Chiara Ferragni luce cejas pobladas. Foto Prensa Libre: EFE/EPA/SEBASTIEN NOGIER

Pero hay otras como la actriz Lilly Collins (que, como Delevigne, siempre las lució así), Jennifer López o Elsa Pataky que en sus posados ​​y selfis más recientes han mostrado esta tendencia.

NATURALES O LAMINADAS.

Y es que “las cejas más populares este año serán las naturales y las laminadas, que han sido estilos que han llegado en los últimos años para quedarse”, dice Carol Rancel, de la firma Benefit Cosmetics, a Telva.

¿Qué es eso del laminado de cejas? Un tratamiento estético semipermanente, apto para muchos tipos de cejas, pero que favorece principalmente a las más gruesas: las cejas quedan ligeramente hacia arriba, como si estuvieran peinadas. Dura en torno a dos meses.

Sobre esto, Minervis Suárez, experta en diseño de cejas de The Beauty Concept, afirmó a Cosmopolitan que “durante 2022 el laminado de cejas será el tratamiento más top”. Pero que las “bushy brows” han pasado de ser motivo de inseguridad en mujeres como Cara a un rasgo en tendencia, no hace que todas las personas tengan este tipo de cejas de manera natural.

La actriz británica Lily Collins es otra de las famosas que presume de cejas tupidas. Foto Prensa Libre: EFE/ Facundo Arrizabalaga

Y, aunque en general, ahora esté de moda aceptar los rasgos propios, lucirlos y resaltarlos; lo cierto es que hay varias técnicas que permiten dar una sensación de cejas más gruesas en caso de no tenerlas así.

POR NATURALEZA O POR TÉCNICA.

Por ejemplo, con la micropigmentación, una técnica semipermanente que en el caso de las cejas puede hacerlas parecer más llenas. El resultado puede durar entre 6 y 18 meses, aunque los especialistas aconsejan una revisión al año.

Otra de las alternativas es el “microblading” que dura entre 9 y 12 meses: “mientras que en la micropigmentación se utiliza un aparato eléctrico, en el ‘microblading’ se usa una pluma de metal o ‘pen’ desechable, dibujando líneas muy finas que simulan muy bien los pelitos de la ceja”, explica a Cosmopolitan la maquilladora Cristina Lobato.

La última de las técnicas es el “microshading”, que según Lobato “consiste en ‘sombrear’ las cejas y dejarlas con un aspecto como el de maquillaje. Se hace una especie de ‘pixelado’ para crear un efecto empolvado”. Dura entre 10 y 12 meses.

Con cualquiera de estas técnicas o completamente al natural, las cejas son protagonistas de las miradas.

la entrada Entre ceja y ceja: el triunfo de las “cejas tupidas” aparece primero en Revista Amiga.

Fuente

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas