Entra en prision el agresor sexual de cuidadoras domiciliarias a las que contactaba por internet

Entra en prision el agresor sexual de cuidadoras domiciliarias a las que contactaba por internet



Un hombre de 68 años ha ingresado a prisión por presuntamente agredir sexualmente a cuidadoras domiciliarias a las que contactaba a través de portal de anuncios de Internet, según comunicado de los Mossos d’Esquadra este sábado.

El presunto agresor buscaba mujeres que se ofrecieran como cuidadoras domiciliarias para atender a su madre, y cuando las candidatas estaban en el domicilio las agredías física y sexualmente.

El detenido vecino del Prat de Llobregat (Barcelona) y se le atribuyen dos delitos de agresión sexual, detención ilegal y lesiones.

Al detenido se le atribuyen dos delitos de agresión sexual, detención ilegal y lesiones

La investigación se inició a principios de año, cuando una mujer denunció que en abril de 2021 había sufrido una agresión sexual y no había denunciado porque el agresor la había amenazado con «expulsarla del país».

Según la víctima, un hombre la había retenido contra su voluntad en un piso de la misma localidad y, además, le había agredido sexual y físicamente convirtiendo patadas en la barriga.

A través de esta víctima los investigadores contactaron con una segunda, quien relató el mismo modus operandi empleado por el presunto agresor.

El hombre citaba a las mujeres en su casa para cuidar a su madre y cuando estaban en el domicilio las agredía sexualmente

Durante la investigación, la policía catalana averiguó que el detenido había contactado, en sólo una semana, con cinco mujeres que obtuvieron servicios de cuidadoras en internet.

Ahora la investigación sigue abierta para averiguar si el detenido ha producido más hechos similares, y no se descartan nuevas detenciones.





Source link

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas

le dieron 20 años de cárcel

Otra Agustina, otra estudiante universitaria de 19 años, otro crimen. La angustia y el dolor que se viven en estos días en Cipolletti (Río Negro)