El auge de los talleres de cerámica se consolida en València

El auge de los talleres de cerámica se consolida en València


Dos regletas de madera, de cinco centímetros de grosor, esperan en la mesa de trabajo en la que también hay un rodillo, una puncheta, una pequeña esponja y un cuenco -artesanal, como no- repleto de agua. Son los primeros instrumentos que un principiante en el arte de la cerámica se encuentra en uno de los talleres que Elena López imparte en Estudio PLUUen el corazón de Valencia.

“Algunos vienen con el miedo del ‘no voy a saber’, ‘no va a funcionar’ o ‘seguro que lo mal’, se auto-boicotean un poco, pero todos son ejercicios asumibles, de iniciación”, cuentan esta artista poliédrica y profesora que se “enganchó totalmente” de la cerámica hace cuatro años.

“Algunos vienen con el miedo del ‘no voy a saber’, ‘no va a funcionar’ o ‘seguro que lo hago mal’, se auto-boicotean un poco”, dice Elena López, de PLOU Estudi

Hace cuatro meses abrió en el barrio del Carmen, justo enfrente del Museo de la Beneficencia ya pocos pasos del IVAM, un estudio que hace las veces de taller para sus creaciones, de espacio expositivo para otros artistas valencianos y de escuela de iniciación. Y tiene lista de espera para los talleres de sets de desayuno o de vermut, entre otros, que ha ido ideando estos meses.

Elena López en el taller de Plou Estudi

Elena López en el taller de PLOU Estudi.

Una mesa camilla

El auge de los talleres de cerámica en València es una realidad, lo constata la oferta creciente, con otros espacios como El Taller de Nyàs en Ciutat Vella, El Bajito en Ruzafa, Elena Lliso en Campanar o María de Andrés en Abastos.

Allí está también CUIT Espai ceràmic, que empezó en 2018. Ellas abrieron en 2018 y son un referente para quienes empiezan. Patricia Soriano y Celia Collado se conocieron en la Escuela de Arte y Superior de Cerámica de Manises cuando preparaban, mano a mano, una propuesta de vajilla para el chef valenciano ricard camarena. Pasaron dos cribas, aunque al final no consiguieron el reto, pero en aquella aventura creativa se consolidaron como equipo.

Las creadoras de CUIT se conocieron mientras diseñaban una vajilla para el cocinero Ricard Camarena

“En aquel momento estaba latente, pero tanto como ahora”, explica Collado. Dice que la salida profesional para los ceramistas son pocas, “si te ha dedicado a la parte artística, lo más fácil es que acabes en Castellón diseñando azulejos, no hay mucha oferta de trabajo artístico, por eso nosotras deseó que íbamos con todas y que lo íbamos a montar. Nos motivaba”, añade la ceramista.

Un momento de trabajo en CUIT Espai Ceràmic

Un momento de trabajo en CUIT Espai Ceràmic

Raúl Pérez

Explica su compañera Patricia que “en los estudios de cerámica nos abrimos mucho a hacer muchas cosas diferentes, tocamos muchos palos… Entonces empezamos por el taller y también hacemos piezas nuestras. Luego marcamos un día para dar clase, vimos que funcionaba mucho, y ampliamos”.

También diseñan vajillas completas para restaurantes, pero nunca traspasan sus líneas rojas: “No hacemos encargos de cosas que no encajan con nuestra idea e intentamos que los precios estén controlados”.

Si te has dedicado a la parte artística, lo más fácil es que acabes en Castellón diseñando azulejos, no hay mucha oferta de trabajo artístico, por eso nosotras necesitábamos que íbamos con todas»



celia colladoCofundadora de CUIT

Las redes sociales, el escaparate imprescindible

Instagram es la gran red social en la que se apoya a los pequeños emprendedores pero también las grandes marcas y las ceramistas es un escaparate imprescindible. “A nosotras nos ha abierto un montón de puertas, ha sido nuestra gran ventana, nuestro gran escaparate”, explican las creadoras de CUIT.

Asiente Elena López a la misma pregunta, quien agrega que es su “modo de comunicación, de darme a conocer”, aunque explora redes nuevas como Tik Tok, donde hay públicos diferentes. En redes sociales está también @espigolceramicsla cuenta que trabaja también desde València Anna Sanz, con más de 16.500 seguidores.

Los talleres de cerámica de PLOU Estudi permiten hacer vajillas y sets de desayuno

Los talleres de cerámica de PLOU Estudi permiten hacer vajillas y sets de desayuno

Una mesa camilla

Con cuatro años de trabajo, CUIT explica que su proyecto está consolidado y ya les da beneficios. También el de Elena López es “sostenible” y crece más rápido “de lo que esperaban”.

Son dos ejemplos del auge que tienen ahora estas formaciones extracurriculares en un territorio con larga tradición alfarera: las dos únicas ciudades en las que se imparten estudios superiores en cerámica son Manises y L’Alcora; sin olvidar que València alberga el Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí, ubicado en la bombonera que es ya por si sola el Palacio del Marqués de Dos Aguas. Todo, en la ciudad que capitaliza el diseño este 2022.





Source link

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas