Efectos secundarios negativos de la masturbación

Efectos secundarios negativos de la masturbación



Es perfectamente saludable masturbarse, pero ¿es posible exagerar?

¿Cómo llamas a un comportamiento completamente normal en el que la mayoría de los hombres adultos participan regularmente, pero que a la sociedad a menudo le gusta hacerte sentir culpable? Es posible que te hayas referido eufemísticamente a esta actividad como «atragantar al pollo» o «jugar al billar» a una edad más temprana, creyendo que la palabra en sí es demasiado tabú para tocarla, pero sabes de lo que estamos hablando aquí es de masturbación.

Si te has masturbado en el último mes, la última semana, incluso las últimas 24 horas, date una palmadita en la espalda para felicitarte. Tú, querido amigo, eres parte de un grupo súper no exclusivo compuesto por la gran mayoría de hombres adultos que viven en los EE. UU. Según uno estudio, más del 70 por ciento de los niños se han masturbado al menos una vez antes de cumplir los 17 años. ¿Al llegar a la edad adulta? Bueno, para entonces se ve como un comportamiento universal.

No hay nada intrínsecamente malo en masturbarse regularmente (lo que sea que eso signifique a nivel individual). De hecho, es visto como una parte integral de desarrollo sexual normaly puede conducir a una serie de beneficios.

RELACIONADA: Ya es hora de que cambies las cosas cuando se trata de cómo te masturbas

«Muchas personas encuentran que la masturbación hasta el orgasmo es un calmante para el estrés y un estado de ánimo debido a la respuesta química que provoca, así como a la tensión y luego a la relajación de los músculos después del hecho», dice. Dra. Vanessa Valentinoun psicólogo y terapeuta sexual con sede en la ciudad de Nueva York.

“[Masturbation] a menudo ayuda a las personas a conocer su cuerpo y experimentar más placer en los encuentros sexuales con otros”, agrega.

Quizás se pregunte cuál es el problema aquí. ¿Hay un lado oscuro de la masturbación que deberías conocer? En resumen, como con todas las cosas buenas, demasiado, al menos demasiada confianza en él, en términos de su bienestar físico y mental, puede volverse problemático.

Esto es lo que necesita saber sobre los efectos secundarios potencialmente negativos de masturbarse demasiado.


Impacto psicológico


La razón por la que nos masturbamos es bastante sencilla: nos hace sentir bien, aunque solo sea temporalmente. Pero hay un inconveniente cuando vuelves al pozo demasiadas veces.

“Cuando te masturbas, experimentas una liberación del neurotransmisor dopamina”, explica Michele Day, terapeuta de adicción al sexo, entrenadora, consultora y directora de la Centro de Chicago para el Sexo y el Bienestar. “La dopamina golpea los centros de recompensa del cerebro y es el mismo neurotransmisor que se libera cuando las personas abusan de las drogas: cocaína, heroína, alcohol, etcétera. Las personas que se masturban compulsivamente reciben ‘golpes de dopamina’, lo que los deja saciados temporalmente, pero cuando eso no dura, regresan por más”.

Ahí, como señala Day, es cuando el comportamiento compulsivo puede entrar en juego, que es donde las cosas pueden ir mal.

“La masturbación compulsiva o adictiva puede hacer que te sientas deprimido y avergonzado debido al agotamiento de los neurotransmisores y tu incapacidad para detener el comportamiento”, dice ella.

También es motivo de preocupación, según Valentino, el uso de la masturbación como mecanismo de supervivencia.

“No se debe confiar en él para controlar el estado de ánimo”, dice ella. “Si te estás volviendo dependiente de la masturbación para funcionar o sentirte feliz, es hora de ver a un psicólogo que se especialice en terapia sexual”.


Su impacto en tu vida sexual


La masturbación es un comportamiento igualmente normal ya sea que estés montando solo o abucheado (en cuyo caso masturbacion mutua puede entrar en juego). Dicho esto, su(s) método(s) de masturbación a veces pueden generar problemas en el dormitorio con su pareja.

“La forma en que te masturbas, tanto la técnica física, la duración y la pornografía que ves o tus fantasías, pueden tener efectos secundarios negativos si no son similares a lo que es tu experiencia durante el sexo real con tu pareja”, dice el Dr. Valentino. “Muchos de mis pacientes tienen un problema debido a un patrón de larga data de fantasía intransferible con la masturbación, lo que resulta en problemas de rendimiento sexual”.

Además de no poder actuar de la manera que le gustaría, esto también puede llevar a su pareja a pensar que está haciendo o ha hecho algo malo, o algo peor. “La pareja a menudo siente que ‘algo anda mal con ellos’ cuando su amante no está excitado”, explica Day. “Los masturbadores compulsivos con frecuencia dejarán que sus parejas crean esto como una forma de escapar de la vergüenza que sienten”.


Su impacto en otros aspectos de la vida


No hay más o menos en la cantidad de veces que se considera apropiado masturbarse dentro de un período de tiempo determinado, ya sea que hablemos de un día, una semana o un mes. Todo el mundo se masturba con una frecuencia diferente y solo se vuelve problemático cuando comienza a interferir con otros aspectos de tu vida que merecen tu atención.

Estas son las preguntas que debes enfrentar, según Day, si sientes que el comportamiento se ha vuelto compulsivo: “¿Te estás masturbando y/o mirando pornografía en el trabajo? ¿Te estás aislando de los demás para poder quedarte en casa y masturbarte? ¿Ha tenido un accidente automovilístico porque estaba mirando pornografía y/o masturbándose? ¿Ocultas tu masturbación a tu pareja? ¿Estás cansado por la mañana porque te quedaste despierto hasta tarde viendo pornografía y/o masturbándote?”.

Si alguna de estas situaciones te suena familiar, buscar ayuda profesional podría ser tremendamente beneficioso.

“Si estás descuidando a tu pareja, tu trabajo, tu vida social, etcétera, puede ser el momento de controlarlo y buscar la ayuda de un psicólogo especialista en terapia sexual”, aconseja Valentino. “Probablemente no podrá deshacer esto por su cuenta, pero una terapia breve puede ser muy útil”.


Desarrollar sentimientos de culpa o vergüenza


Un aspecto final de demasiada masturbación a considerar es el factor de culpa/vergüenza. Es decir, te gusta masturbarte pero no puedes evitar sentirte culpable después de haberlo hecho, como si hubieras hecho algo malo o fueras una mala persona por tener ese tipo de comportamiento.

Como dice Day: «A muchas personas se les planteó que sus cuerpos y su sexo son algo de lo que avergonzarse, especialmente en la cultura estadounidense, pero no lo son».

La culpa y la vergüenza que rodean a la masturbación provienen de diferentes lugares, explica Valentino. El primero significa que tienes una percepción negativa de la masturbación, probablemente internalizada por influencias sociales, mientras que el segundo sugiere que piensas que la sociedad te juzgaría por participar en el acto.

“Estos tienen sus raíces en diferentes causas y se tratan de manera algo diferente en la terapia”, dice Valentino. “La psicoterapia centrada en problemas sexuales que aplica técnicas cognitivas conductuales ayudaría a resolver este problema y los problemas de confianza subyacentes en su propia toma de decisiones”.

La masturbación es un comportamiento normal en el que se involucra una abrumadora mayoría de hombres. Ya sea que participes o no, lo más importante es que tu decisión provenga de un lugar positivo (en lugar de, por ejemplo, sentirte tan avergonzado por la actividad que no puede participar en ella).

También puede cavar:



Source link

¿Te gustó el artículo? Compartelo

Publicaciones Relacionadas

El nuevo movimiento de la menopausia

“¿Por qué es tan difícil encontrar información sobre esto?”, me preguntan mis pacientes en la perimenopausia o la menopausia con desesperación. ¿Mi respuesta habitual? “Bueno,

Cómo afrontar la temporada de esposas

Por Nathan Shurts (él)17, redactor 9 de febrero de 2024 Con el día de San Valentín acercándose rápidamente y el invierno prolongándose, estamos en medio