Técnica para eliminar las lesiones precancerosas del cérvix

Técnica para eliminar las lesiones precancerosas del cérvix


Cuando se detectan ciertas lesiones precancerosas en el cérvix o cuello del útero, la conización cervical o biopsia en cono es uno de los tratamientos más utilizados para extirparlas de forma mínimamente invasiva. En este sentido, la doctora Natalia Siegert, ginecóloga de los hospitales Quirónsalud Torrevieja y Alicante, nos explica que «la mayoría de las lesiones precancerosas aparecen como consecuencia de una infección persistente por el virus del papiloma humano o VPH, que se adquiere mayormente por contacto sexual».

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre este tipo de biopsia en el cérvix y su posible efecto en futuros embarazos.

Conización cervical o biopsia en cono: cómo se realiza

Este tratamiento quirúrgico permite eliminar las lesiones precancerosas que se localizan en el cuello del útero con el objetivo de prevenir el cáncer de cérvix. Además, esta biopsia en forma de cono ayuda a diagnosticar con mayor precisión el tejido extraído e incluso, en casos excepcionales, facilita la detección muy precoz del cáncer.

Conización cervical: cómo se realiza

En más detalle, nuestra ginecóloga nos indica que «la conización consiste en la extirpación en forma ‘cónica’ de la parte externa del cuello del útero o exocérvix, que es la base del cono, así como una parte interna que corresponde al canal o endocérvix, que es el vértice del cono».

Aunque existen diferentes técnicas para llevarla a cabo, la más habitual es la conización con asa de diatermia. En ella se accede al cuello del útero para extraer el tejido deteriorado con ayuda de un alambre muy fino con forma de asa, que además está unido a un generador de corriente eléctrica de alta frecuencia.

La principal ventaja de esta técnica con asa de diatermia es que causa un daño mínimo en los tejidos que se encuentran próximos a la zona afectada, gracias a su mayor precisión y al pequeño diámetro del asa. A su vez, esto provoca un menor sangrado, tal como indica nuestra doctora: «Los vasos sanguíneos se coagulan simultáneamente, reduciendo o evitándose así el sangrado producido por el procedimiento».

Otras características de esta biopsia del cérvix

  • Es mínimamente invasiva.
  • No causa dolor. Lo que sí puede ser molesto es el uso del separador vaginal, que ayuda a visualizar todo el cuello del útero durante la intervención.
  • Se utiliza anestesia. Dependiendo de cada caso, nuestros especialistas pueden recomendar el uso de anestesia local en el cuello uterino o anestesia general, entre otras opciones disponibles.
  • No requiere ingreso hospitalario. La conización cervical es una técnica ambulatoria, así que se puede regresar a casa en cuanto desaparecen los efectos de la anestesia, en un par de horas, aproximadamente.

¿Es posible quedarse embarazada tras la conización?

En general, esta intervención no impide quedarse embarazada. De hecho, según recientes estudios, no existen evidencias científicas de que este tratamiento afecte a la fertilidad. Tampoco influye en la vida sexual de la mujer, que podrá seguir manteniendo relaciones sexuales después de la conización cervical, una vez transcurrido el tiempo de recuperación.

Cabe añadir que se han observado casos con efectos secundarios posteriores a la intervención como el estrechamiento del canal del útero. Esto puede ocurrir de forma muy excepcional a consecuencia de la cicatrización de la herida, lo que puede dificultar la menstruación y la posibilidad de quedarse embarazada.

En cuanto al riesgo de aborto o parto prematuro, hay que tener en cuenta que estas complicaciones pueden surgir por diversas causas en las mujeres en general. Por eso, nuestra doctora nos apunta que se trata de un efecto controvertido, señalando que «el debilitamiento del cuello uterino después de conizaciones amplias o varias conizaciones por reaparición de la lesión explicaría que, en algunos casos, se produzcan abortos en el segundo trimestre o partos prematuros».

Nuevas lesiones precancerosas tras la conización cervical

El 90% de las mujeres tratadas mediante la conización quedan completamente curadas. Sin embargo, existen casos en los que aparecen nuevas lesiones a causa de:

  • Lesiones residuales, que suelen estar asociadas a extirpaciones incompletas.
  • Infecciones persistentes del papiloma humano. «Se observa en el 10-30% de los casos a los 6 meses del tratamiento e implica un mayor riesgo de reaparición de la lesión», matiza nuestra doctora.
  • Nuevas infecciones causadas por el mismo tipo de papiloma humano o por otros.

Por eso, es recomendable seguir con los controles médicos. Así lo subraya nuestra doctora: «las mujeres tratadas de una lesión cervical premaligna presentan una mayor probabilidad de tener nuevas lesiones o cáncer, por lo que se aconseja realizar revisiones y controles más estrictos».

Cómo evitar la reaparición de lesiones en el cuello del útero

Técnica para eliminar las lesiones precancerosas del cérvix

  1. Utilizar preservativo durante los seis meses siguientes al tratamiento, o hasta recibir indicaciones de los profesionales.
  2. Realizar revisiones periódicas, así como las citologías, test de VPH y colposcopia para descartar la presencia de este virus.
  3. Evitar las pastillas anticonceptivas. Es preferible utilizar preservativo hasta que desaparezca el papiloma humano, puesto que las mujeres que usan este método anticonceptivo tienen más riesgo de que persista el VPH.
  4. Dejar de fumar, ya que el tabaco también puede motivar la persistencia de la infección. Al respecto, nuestra doctora nos especifica que «se ha demostrado que el consumo de tabaco interfiere con la capacidad del sistema inmune para defenderse frente al VPH, predisponiendo a la infección persistente y, por tanto, a la aparición de nuevas lesiones».
  5. Administrar la vacuna del VPH. Es el único tratamiento preventivo a día de hoy. Por eso, nuestra doctora remarca que «tener la dosis completa de esta vacuna puede reducir entre el 60-80% el riesgo de nuevas lesiones en mujeres previamente tratadas mediante conización cervical».



Source link

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas