‘El juego del calamar’ y otras series que te dejarán pensando durante semanas

‘El juego del calamar’ y otras series que te dejarán pensando durante semanas

La serie surcoreana de Netflix no solo es un fenómeno en todo el mundo, sino que está siendo objeto de un sinfín de conjeturas, teorias y especulaciones por parte de los fans.

Desde que ver series es uno de los pasatiempos más extendidos entre las distintas generaciones y la proliferación de nuevos títulos en las distintas cadenas y plataformas están en plena explosión, los fenómenos televisivos pueden contarse a puñados cada año. Sin embargo, aunque cada vez hay más series que saborean el éxito, no todas consiguen dejar esa huella en los espectadores que los tiene pensando, especulando e incluso desarrollando teorías durante semanas e incluso, cuando se trata de varias temporadas, también durante meses. 

El ejemplo más reciente lo encontramos en la serie surcoreana El juego del calamar, una ficción sobre una sangrienta competición de supervivencia desarrollada por Dong-hyuk Hwang que va camino de desbancar a Los Bridgerton y convertirse en la serie más vista de la plataforma de ‘streaming’ en toda su trayectoria.  No solo millones de seguidores en todo el mundo la están devorando sin piedad y haciendo crecer el fenómeno de la mano del boca-oreja, sino que también se ha producido una auténtica explosión de teorías y especulaciones que pasan por descubrir desde por qué su protagonista se tiñe el pelo de rojo, qué significan los símbolos o desentrañar de qué forma podrían ganarse cada uno de los juegos. 

No todas las series de televisión que se convierten en éxito nos dejan pensando, pero El juego del calamar no es la primera ni será la única que logre hacerlo. A continuación, recordamos algunas de las ficciones que lograron hacer clic en nuestras cabezas y que nos tuvieron dándole vueltas a su posible significado, a detalles que nos pasaron inadvertidos y también a sus posibles giros y futuro durante un tiempo.

Todo, absolutamente todo lo que sucede en El juego del calamar ha sido sujeto de debate y especulación. El tinte de pelo del protagonista, su relación con el anciano, las formas que utilizan para distinguirse, las pruebas que tienen que superar… La serie de Corea del Sur incluye muchos elementos, a cual más inquietante, para no dejar de pensar en ellos después de devorar los 9 episodios que componen la primera temporada -y única, por el momento.

El juego del calamar es la serie de la que todo el mundo habla, pero si todavía no la has visto, la resumimos. Se centra en un extraño lugar donde se lleva a cabo un juego multitudinario. Quienes superen las seis pruebas, conseguirán un increíble premio de 45.600 millones de wones -unos 33 millones de euros-, pero hay gato encerrado. El precio que deben pagar por sus derrotas es la muerte. Los 456 jugadores han terminado ahí para saldar sus deudas, pero deberán decidir si prefieren volver a su triste vida o luchar por cambiarla, aunque sea con su propia sangre.

Perdió un poco de fuelle tras su primera temporada, pero logró recuperarlo en la tercera y ahora afronta su cuarta entrega en HBO. Versión televisiva de la famosa película Almas de metal (1973), Westworld nos presentó un curioso parque temático del Oeste en su estreno 2016 que puso en marcha una auténtica máquina de generar teorías. En el curioso lugar, un lugar habitado por androides en el que sus adinerados visitantes podían poner en práctica todos sus deseos, era difícil determinar qué era y qué no era cierto, cuáles eran las implicaciones de lo que en el ocurría y quién o qué eran realmente cada uno de sus personajes. Desde la aparentemente inocente e inofensiva dolores hasta el misterioso Hombre de negro. 

Tras una primera entrega en la que se resolvieron algunos interrogantes pero se plantearon mil más, la existencia de otros parques y la oscuridad en torno a la empresa encargada de ponerlos en funcionamiento provocó que las teorías crecieran exponencialmente, así que sí, definitivamente la desarrollada por Jonathan Nolan y Lisa Joy es una de esas series que nos hicieron pensar mucho más allá de su premisa inicial. 

Los de Marvel saben muy bien cómo mantener la atención de los espectadores. Antes del estreno de Loki ya habían jugado con nuestras mentes con Bruja Escarlata y Visión, una serie romántica, con mucha acción, guiños a otros personajes del universo cinematográfico y, cómo no, secretos escondidos que van desenvolviendo poco a poco.

Elizabeth Olsen y Paul Bettany son los protagonistas y vecinos de Westview, una pequeña ciudad a la que se mudan para llevar una vida idílica en pareja. Pero enseguida notan que la mujer que vive en la casa de al lado tiene un comportamiento extraño o que, muchas veces, no recuerdan qué hacen en un lugar concreto. Además, en un episodio forman parte de una ficción de los 50, pero en el siguiente están rodeados del ambiente de los 70. Y al otro disfrutan de todo el color y la alegría de los 80. ¿Qué está pasando en las vidas de los superhéroes?

La famosa serie británica creada por Charlie Brooker primero para Channel 4 y posteriormente para Netflix posee una cualidad muy particular, que es la de ser percibida de forma muy diferente por parte de los espectadores. Al tratarse de episodios antológicos e independientes entre sí que plantean escenarios muy distintos aunque todos relacionados con las nuevas tecnologías y nuestro desarrollo como sociedad, las historias narradas en Black Mirror siempre daban lugar a conversaciones e incluso debates, al ponernos, en algunas ocasiones ante dilemas universales de los que nos sentíamos partícipes.

Asimismo, el hecho de que muchos de ellos dejasen en manos del espectador el verdadero significado de su desenlace o las conclusiones que debían extraerse también dio lugar a teorías y especulaciones constantes. En definitiva, que levante la mano aquel que, viendo Black Mirror, no se haya preguntado nunca: «¿Qué hubiera hecho yo?»

Cualquier ficción que tenga viajes en el tiempo dentro de su trama es una genial candidata a convertirse en una de esas series ‘mindfuck’ que llaman los anglosajones. Es decir, una historia que te jode la mente, hablando mal y pronto. Pero lo de Dark ya está en otro nivel, llegando a juntar cinco líneas temporales con sus decenas de personajes y tramas diferentes. Ahí es nada.

Todo se centra en Winden, una ciudad donde han tenido lugar muchas desapariciones de niños. Y no solo eso. Sus vecinos han pasado por relaciones truculentas y esconden grandes secretos que han marcado sus vidas para siempre. Parte desde la actualidad -en este caso, 2019- y se bifurca hacia diferentes años para dar una solución a todos los misterios que han afectado a los vecinos de esta localidad alemana, ya sea en el pasado o en el futuro.

Se estrenó por sorpresa y nos dejó de una pieza. Y podemos decirlo un poco así, en general, puesto que The OA fue uno de esos primeros fenómenos locos de Netflix que, como ocurre ahora con El juego del calamar, de repente estaba en boca de todos y tenía a medio mundo pensando sobre su extraña premisa. 

Lo que estuvo claro desde el primer momento es que la serie desarrollada por Britt Marling no era una serie como cualquier otra y que, tras su punto de partida de la reaparición de una joven desaparecida durante años, yacía una historia mucho más profunda y sensorial relacionada con las experiencias cercanas a la muerte e incluso otras dimensiones. 

Como recordarás, The OA nos hizo pensar, pero también bailar, y muchos son los que, aún a día de hoy y habiendo sido cancelada por la plataforma, algún día una tercera temporada aparecerá por sorpresa en los carruseles de Netflix para volver a poner en marcha el hemisferio menos racional de nuestro cerebro. 

Si antes hablábamos de los viajes en el tiempo de Dark, otra serie que se centra en esa temática es Loki, aunque de una manera mucho menos caótica y algo más heroica. Aquí el protagonista es el Dios del engaño, ni más ni menos, lo que ya es una señal de que la trama es apta para hablar largo y tendido. Empezarás a verla por Tom Hiddleston y te quedarás porque en cada episodio nuevo estarás más pillado.

Comienza en un lugar que, ya de por sí, resulta extraño y misterioso, la Agencia de Variación Temporal. Ellos son los encargados de que ocurra todo lo que tiene que ocurrir en la línea temporal y que no haya ninguna desviación extraña, los llamados Variantes. Pero también es una organización que no muestra su verdadera cara. Ahí es donde empiezan todos los problemas.

Otro megafenómeno de esos que dejó huella en la historia de la televisión fue Juego de Tronos. Y también con un final decepcionante para muchos, curiosamente. Aunque ese sería otro tema a analizar. La cuestión es que la adaptación televisiva de la saga de novelas ‘Canción de hielo y fuego’ de George R.R. Martin se convirtió en una de las series más vistas en todo el mundo tras cautivar con su primera temporada y, desde el primer momento, nos estableció una meta: Descubrir quién se acabaría sentando en el codiciado Trono de Hierro. 

Pero no sería la única. De hecho, entre los interrogantes más básicos -¿Lograría Daenerys llegar a Poniente y restaurar el reinado Targaryen? ¿Tienen los Stark alguna posibilidad? ¿Qué esperar de los otros legítimos herederos de Robert Baratheon? ¿Quién es la madre de Jon Nieve? ¿Qué son los Caminantes Blancos que acechan al otro lado del Muro?- nos encontrábamos con elementos propios de la fantasía y la ciencia ficción que nos explotaban la cabeza. La serie marcó ciertos interrogantes desde el principio, puesto que, al tratarse de una obra literaria inacabada, ni siquiera George R.R. Martin había llegado a darles respuesta. De hecho, como ya sabrás, David Benioff y D.B. Weiss, los creadores de la serie, se vieron obligados a hacerlo primero una vez que la ficción alcanzó el ritmo de las novelas del autor estadounidense.

Resumir la intrincada trama de Utopia no es una tarea sencilla, pero vamos a intentarlo. La serie se centra en un grupo de amantes de los cómics que creen que la novela gráfica The Utopia Experiments es capaz de predecir pandemias globales y tragedias del mundo actual. Se cree que hay una secuela que nunca llegó a ser publicada, pero no se ha confirmado… Hasta que una persona se hace con el manuscrito. Cinco personas se reúnen para leerlo, pero se ponen en el punto de mira de una peligrosa organización llamada ‘La Red’, que también quiere hacerse con él. Solo saben que tienen que ponerse a salvo y encontrar a una tal Jessica Hyde.

Es una serie británica estrenada en Channel 4 en 2013. Sus dos temporadas cuentan con millones de seguidores en todo el mundo y su repercusión ha sido tal que Amazon hizo un ‘remake’ en 2020, con un resultado mucho más mediocre.

Puede que el desenlace no fuese satisfactorio para una gran parte de sus seguidores en todo el mundo, pero no podía faltar en esta lista Perdidos, una de las series que cambió la historia de la televisión y que resultó ser la primera gran adicción de numerosos seriéfilos. Incluso el propio final, con todas las críticas recibidas, fue analizado hasta la saciedad y, todavía a día de hoy, se mantiene cierto debate sobre su significado y sobre si la isla era un purgatorio, o si estaban todos muertos. 

¿Qué es la isla? fue la pregunta que todos nos hicimos alguna vez y, más de 15 años después, se mantiene el interrogante, pero, como recordarás, durante sus seis temporadas al completo no se dejaron de elaborar todo tipo de teorías sobre cada nuevo detalle que introdujeron sus creadores: por qué la isla cambiaba de sitio, quién era y qué intereses tenía realmente Charles Widmore, el significado de los números y un largo etcétera que protagonizó las conversaciones de grupos de amigos en todo el mundo durante años.

Con información de: https://www.sensacine.com/

¿Te gustó el artículo? Compartelo

Publicaciones Relacionadas