Parto insólito: nacieron gemelos concebidos con tres semanas de diferencia

Parto insólito: nacieron gemelos concebidos con tres semanas de diferencia

Nacieron el mismo día, pero fueron concebidos con tres semanas de diferencia. Hay sólo 14 casos en el mundo.

Rebecca Roberts estaba decidida a quedar embarazada. Por más de un año luchó contra la infertilidad, sometiéndose a distintos tratamientos médicos. La buena noticia llegó a través de una prueba casera de embarazo, pero la sorpresa y la alegría se duplicaron cinco semanas después cuando se sometió a la primera ecografía justo en la semana 12 de gestación.

Algo sorprendente había ocurrido: dos pequeños corazones latían en su vientre. Roberts iba a tener dos bebés. Su embarazo fue diagnosticado como superfetación, una rara condición médica por la que es posible que una mujer quede embarazada ya está esperando otro bebé.

«Me impactó que me dijeran que había dos bebés en lugar de uno. Luego me dijeron que había una diferencia de tamaño de tres semanas entre los dos y que los médicos no podían entender», cuenta Roberts, quien compartió su experiencia y el crecimiento de sus bebés a través de una cuenta en Instagram: @roberts.supertwins.

La ecografía, con los dos bebés.

La ecografía, con los dos bebés.

Noah y Rosalie nacieron el mismo día, el 17 de septiembre de 2020, pero fueron concebidos con tres semanas de diferencia. A la mujer de 39 años que vive en Inglaterra le tuvieron que practicar una cesárea a las 33 semanas de embarazo, debido a que la bebé tuvo un problema con el cordón umbilical que le impidió crecer adecuadamente.

Noah pesó dos kilos y Rosalie algo más de uno. Ambos estuvieron en la unidad de cuidados intensivos neonatales debido a la condición prematura en que nacieron. El varón llegó a casa tres semanas después y la niña permaneció 96 días internada. 

La madre con Noah y Rosalie, quien nacieron el 17 de septiembre de 2020.

La madre con Noah y Rosalie, quien nacieron el 17 de septiembre de 2020.

“Son un milagro”, escribió Roberts en su Instagram. “Son realmente especiales y me siento tan feliz de ser su madre y de poder compartir este increíble viaje con ellos», agregó la orgullosa mamá que asegura ser la mujer número 14 en todo el mundo en haber concebido tras una superfetación.

“Son muy pocos los casos de superfetación registrados en el mundo. Son embarazos que no deberían ocurrir porque la naturaleza lo impide”, explicó a la cadena Telemundo el ginecólogo y obstetra Carlos Szajnert Poler.

Noah y Rosalie, un caso muy extraño. Sólo hay 14 en todo el mundo.

Noah y Rosalie, un caso muy extraño. Sólo hay 14 en todo el mundo.

“El organismo tiene mecanismos para que estos embarazos no ocurran, pero se dieron casos, aunque muy pocos”, agregó.

Se desconoce con exactitud el número exacto de casos de este tipo de embarazos, sin embargo, The Washington Post contó que hasta 2018 se había registrado menos de 10 casos en todo el mundo, según un informe publicado en el European Journal of Obstetrics & Gynecology and Reproductive Biology.

Los hermanos nacieron hace seis meses.

Los hermanos nacieron hace seis meses.

Qué es la superfetación

El doctor Szajnert, quien ejerce la medicina en el sur de Florida, señaló que para que una mujer tenga una superfetación deben ocurrir tres cosas: ovular estando embarazada, que un embrión se implante en un útero gestante y que se desarrolle ese embarazo en el útero.

“Cuando una mujer queda embarazada hay una interrupción de la ovulación. Por un mecanismo de mensajes hormonales, los ovarios ya no están ovulando», explicó.

«Ese es uno de los factores naturales que evita que ocurra un embarazo estando embarazada. Otra cosa que tiene que ocurrir es que ese segundo embarazo se llegue a implantar en el útero, que es extremadamente raro, porque cuando un útero ya está alojando un embarazo, prácticamente no existe la posibilidad, el lugar, ni las condiciones adecuadas para que otro feto se implante”, abundó.

Para el obstetra, estos casos de superfetación están ocurriendo con un poco más de frecuencia debido al número importante de personas que se someten a tratamientos de fertilidad.

“Supongamos que una mujer tiene problemas de infertilidad, pero queda embarazada espontáneamente porque ovuló y quedó embarazada, y encima le hacen una fecundación in vitro. O le hacen el in vitro y a los días queda embarazada de manera espontánea. Es por eso que en los últimos 20 años se han reportado algunos casos más de lo que se había visto anteriormente”, dijo el doctor.

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Publicaciones Relacionadas

¿Por qué existe el beso?

Otros antropólogos y expertos en comportamiento animal han propuesto que besar puede haber evolucionado del husmeo habitual entre los animales y, por qué no decirlo,