Las 5 claves para ser feliz con tu pareja (y cómo potenciarlas)

Son muchos los momentos capaces de crear un mal ambiente en casa. Habiendo vivido muchas cosas juntos como pareja con los hijos de por medio, y por distintas razones que se han ido haciendo bola de nieve, las situaciones capaces de ir creando una tensión latente son variadas.

Quizás han sido problemas con la familia de él o ella, algunos roces del día a día, asuntos económicos, etc. ¿Qué hacer?

5 claves para potenciar la felicidad en la vida en pareja

Lo primero que hay que tener claro es que en una pareja sana hay una serie de emociones o principios que siempre están ahí, estos son:

  • Respeto: cero insultos y desprecios.
  • Cariño: la calidez es importante.
  • Empatía: reconocer los sentimientos de nuestra pareja.
  • Comunicación fluida: crear un buen clima de cordialidad, lo que nos llevará a intimidad.

Eso os dará a ambos un bienestar tanto físico como mental que nos hará ser felices y, sobre todo, os permitirá alcanzar una clara estabilidad mutua que os ayudará a ser más plenos.

Llegados aquí nos hacemos una pregunta: ¿qué es lo que funciona cuando la relación es estable y le gusta a los dos miembros de la pareja? Vamos a ver los pilares a tener en cuenta para dar una respuesta a esa cuestión, cómo potenciarlos, y cómo hacer que perduren.

1. El compromiso

Si te cuesta comprometerte con tu pareja o notas que a él o ella también, está claro que algo va mal. El compromiso surge solo, y siempre es con lo que mejor nos sentimos, cuando vemos que la otra parte quiere pasar su tiempo con nosotros y decide regalarnos parte de su tiempo para disfrutarlo.

Cuando nos comprometemos a llevar una vida en común, ello significa que haremos todo lo posible para que esa vida en común funcione. Vivir juntos no es el objetivo, sino el ser felices viviendo juntos. Lo vamos a potenciar:

  • Valorando las cualidades positivas: ya que así iremos fijándonos más en lo positivo y acabará resaltando sobre lo negativo.
  • Agradeciendo lo que tienes en común con tu pareja respecto a su forma de ser o sus sentimientos mostrados ante malas experiencias vividas en pareja.

2. La intimidad

Esto se traduce en buenas conversaciones (comunicación fluida). Es importante que podáis hablar a diario sobre cosas vuestras, para así conoceros más e ir estableciendo conversaciones que os lleven a conoceros en profundidad, comprendiendo así sentimientos y perspectivas sobre la vida que ayuden a comprender al otro. De este modo evitaremos ser simplemente compañeros de piso y tener ese sentimiento de soledad. Para lograrlo hay que tener en cuenta estas ideas clave:

  • Reconocer el momento: el tener entre manos una buena bebida, una buena cena acompañada de un momento de intimidad junto a la persona que más queremos hará que nos sintamos más cómodos para expresar lo que sentimos.
  • No confundir contar cosas íntimas con no tener filtro: por supuesto, pido que tengas empatía. Seguramente sepas de qué temas no le gusta saber a tu pareja, sé consciente. El objetivo es que puedas hablar de tus sentimientos o formas de pensar e incluso proyectos futuros que te gustaría empezar a su lado.

3. Reaccionar igual ante las situaciones de conflicto

Cada uno tiene un estilo muy personal, quizás uno más combativos que el otro, pero lo importante es que siempre se llegue a una conclusión positiva entre ambos. Para lograrlo hay que fijarse como metas:

  • Establecer unas normas para discutir: como por ejemplo no perseguirse, cuando uno note que va a decir algo malsonante no hacerlo, etc.
  • Establecer una serie de normas a las que nos comprometamos para no caer en discusiones que llevamos tiempo arrastrando: si por ejemplo se dan por problemas de orden, establecer una serie de normas respecto a ellos.

4. Conexión emocional y corporal

Esto es importante para poder ir fijando unos puntos de unión con los que podamos sentirnos escuchados por la otra parte, y sobre todo sentir un sentimiento mutuo por el que poder disfrutar.

  • Una buena forma de conexión emocional es el hecho de poder hacer meditaciones guiadas juntos e ir sintiendo la energía de ambos. Un buen ejercicio por ejemplo es seguir estas meditaciones dados de la mano para así ir sintiendo la energía de la otra persona, oír su respiración, sentir el calor de su cuerpo, etc.

5. Vida sexual satisfactoria

Quinto punto y no por ello menos importante; esto es algo vital en lo que tenemos que fijarnos. Muchas veces creemos que el tener una conexión de pareja no tiene nada que ver con el sexo, o que quizás este se puede relegar a un segundo punto por no tener tiempo. Esto es una mala decisión que solo nos hará ir a peor. Por esto tenemos que tener claros recursos para poder potenciarlo e ir consiguiendo mejores sensaciones.

  • No olvidéis hacer uso de juegos sexuales o recurrir a bibliografía que os haga entender mejor todo este juego.

Con información de: https://psicologiaymente.com/

¿Te gusto el artículo? Compártelo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Publicaciones Relacionadas

Infidelidad: causas y consecuencias

La infidelidad es una de las situaciones que mayor daño puede ocasionar a una persona. Tanto si la sufrimos como si la cometemos puede generarnos